La gran tómbola

La Veranda de Rafa Rius

Cada autonomía se ha convertido en una tómbola donde siempre toca, si no un pito, una pelota. Se ha entablado entre ellas una espuria partida de póquer en la que reinan los faroles:

Voy con una eliminación del impuesto sobre patrimonio
Pues yo lo veo y subo con una eliminación del impuesto de sucesiones.
Yo también lo veo y añado una rebaja del IRPF

Por si esto fuera poco, también el Gobierno Central ha querido sumarse a la fiesta y ha anunciado rebajas en el IRPF de las rentas más bajas y una subida fiscal a las grandes fortunas. ¡Ohhhh!

En este inefable país al que llaman España, las únicas personas que cumplen con sus obligaciones fiscales son las autónomas y asalariadas que tienen toda su documentación en poder de Hacienda, lo cual hace prácticamente imposible el escaqueo. Las grandes fortunas, los grandes empresarios y las empresas transnacionales, tienen sus equipos de abogados para que les diseñen complicados algoritmos de ingeniería fiscal y así poder defraudar todo lo defraudable.

Que ahora el Gobierno central y buena parte de los autonómicos, hayan abierto la veda de las rebajas de otoño, –en la mayoría de los casos sólo para las rentas más elevadas- no es sino el chocolate del loro en una situación de graves problemas de precariedad e injusticia social, mientras nos acercamos peligrosamente a un tercio de la población en situación de pobreza, mientras crecen exponencialmente los milmillonarios y mientras las colas en los bancos de alimentos y los comedores sociales aumentan sin cesar.

La ministra Montero ha destacado que el nuevo tributo aprobado por el Gobierno para los más ricos, afectará a 23.000 contribuyentes, un 0,1 % del total, y tendrá tres tramos: un tipo del 1,7 % para patrimonios de entre 3 y 5 millones; 2,1 % para patrimonios de entre 5 y 10 millones, y 3,5 % para patrimonios de más de 10 millones de euros. En total, augura una recaudación total de 1500 millones de euros, lo que supone un 1% de la deuda pública del Estado Español, una deuda que ya supera el Producto Interior Bruto, es decir, se gasta más de lo que se produce.

Y digo que augura, porque ahora los megaricos pondrán en juego sus mecanismos de ingeniería fiscal (evasión) y es de suponer que la cantidad augurada se verá notablemente reducida.

Por lo que se refiere al otro extremo de la pirámide social, se han diseñado las “ayudas”, por ejemplo:

una ayuda – limosna que consiste en un pago único de 200 euros, para las personas físicas de bajo nivel de ingresos y patrimonio, que sean asalariados, autónomos o desempleados.
Ayuda – limosna a la infancia: Por un hijo (menor de 18 y sin discapacidad): 341 euros al año (¡28 eurazos al mes!)

Y no olvidemos el ingreso mínimo vital que para un solo beneficiario supone la fastuosa cantidad de 565,37 euros al mes, (más que suficiente para pagar el alquiler, la luz y el agua, y si además se tiene el feo vicio de comer…)

Miseria y más miseria que remite al concepto cristiano de “labor asistencial” y la labor asistencial siempre ha tenido poco que ver con la justicia social. Tanto el Gobierno como las ONG que practican la caridad nunca serán la solución porque sólo sirven para tapar los agujeros del sistema y ocultar sus vergüenzas.

Si a ello le añadimos la progresiva desaparición de nuestros diccionarios de la palabra solidaridad, sólo nos queda la injusta y denigrante tómbola de las ayudas paupérrimas en la que nunca toca nada que valga la pena y lo único que consigue es perpetuar la era de la explotación y el sufrimiento de las personas más frágiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies