Foucault y la biopolítica

La Veranda de Rafa Rius

Ahora que estamos centrados de manera casi exclusiva en la crisis sanitaria en la que quizás los árboles no nos dejen ver el bosque, tal vez convendría ampliar el foco para analizar lo que está pasando en un ámbito más amplio que nos permita entender mejor el contexto en el que nos movemos.

La biopolítica es un concepto que, ya en la década de los 70 acuñó el filósofo Michel Foucault y que alude a la relación entre la política y la vida y describe las transformaciones en las formas de gestionar la vida individual y social en Occidente. La biopolítica intenta hacer comprender como se ha generado la organización y el gobierno de nuestras sociedades promoviendo unos modos de vida y no otros. Foucault sitúa el origen del tinglao en el siglo XVIII, cuando cambió el sistema de soberanía vigente desde la Edad Media en el que un soberano ejercía su autoridad mediante la gestión de un territorio, imponía leyes y castigos y tenía el poder sobre la vida y la muerte de sus súbditos. A partir del S. XVIII, con la entrada de las tecnologías liberales de gobierno, la vida dejó de estar sometida a las decisiones del soberano para incorporarse a la gestión política de una nueva autoridad: El Estado. En esta nueva forma de gestión, la intención es regular la vida, hacerla eficiente para los intereses de ese Estado, regulando las normas sobre la salud, la higiene, la sexualidad, la natalidad o incluso la raza. Opera de un lado, hacia la gestión y el adiestramiento de los cuerpos para maximizar su fuerza e integrarla en el modo de producción capitalista y de otro hacia la regulación de la relación entre el territorio y las personas que lo habitan, desplegando técnicas de gobierno que permitan que esas personas conduzcan por si mismas sus acciones de manera aparentemente voluntaria, hacia la conservación de las lógicas del Estado y el aumento de las riquezas de sus protegidos.

 A diferencia del régimen del soberano, donde se trataba de imponer las leyes, se trataría de que las mismas personas, siguiendo libremente su deseo, orienten sus decisiones y sus formas de vida hacia los intereses políticos y económicos del Estado.

Se trataría también de crear y desplegar una serie de estrategias de intervención y control hacia las formas de existencia colectiva que pudieran resultar peligrosas para el buen orden estatal y que pueden especificarse, como ahora mismo, en términos de emergencia biosocial.

En ese contexto, los individuos creen gobernarse a sí mismos en relación con discursos de “verdad” y en nombre de su salud o de la salud de la población. Foucault intentaba responder a cómo es que la vida se había convertido en un objeto político central en el gobierno y la gestión de las sociedades humanas. A partir de ello, el concepto de gubernamentalidad daría cuenta del conjunto de las instituciones, procedimientos, análisis, cálculos y tácticas que permiten ejercer una determinada forma de poder sobre una población específica.

Para que la economía capitalista funcione, no es suficiente con imponer la propiedad privada y crear la división del trabajo, es necesario desplegar todo un conjunto de tecnologías, prácticas y estrategias que no tienen otro objeto que el control y la explotación de nuestras vidas para convertirnos en simples unidades de producción y consumo y además, estando convencidas de que es precisamente eso lo que queremos.

La actual crisis sanitaria debería servirnos para que, como el niño de la fábula, seamos capaces de ver desnudo al rey del capitalismo, pongamos al descubierto todas sus vergüenzas y actuemos en consecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies