Los Fractales Frágiles

La Veranda de Rafa Rius

Cuando en 1975 el matemático Benoît Mandelbrot definió el concepto de fractal como un objeto geométrico cuya estructura básica, fragmentada o aparentemente irregular, se repite de manera similar en diferentes escalas de observación, abrió un nuevo campo de reflexión e investigación abierto a múltiples posibilidades.​

Quizá sería oportuno señalar que muchas estructuras naturales como las nubes, las montañas, el sistema circulatorio, las líneas costeras o los copos de nieve, se constituyen a través de lo que podríamos denominar fractales naturales. Por otra parte, la estructura de un fractal es autoreferencial, es decir, se parece a sí misma de manera exacta, aproximada o estadística y se define mediante un algoritmo ( número finito y ordenado de operaciones lógicas o matemáticas)

Aunque suele ser aventurado el extrapolar ideas del ámbito de las matemáticas o la geometría al de las llamadas ciencias sociales, en ocasiones el hacerlo nos puede proporcionar, dado el carácter recurrente de tantos escenarios y contextos, mecanismos de análisis que nos ayuden a comprender determinadas situaciones que de otra forma resultarían difícilmente explicables.

Si ya la plástica con, pongamos por caso, la action painting de Pollock (“los ritmos de la naturaleza son los que me importan”) o la música, con las fugas y cánones de Bach, piezas autosemejantes en las que los mismos motivos son repetidos una y otra vez con distintas variaciones de tono y tempo, ya venían utilizando desde hace tiempo los fractales, en otras disciplinas sociales es mas difícil rastrear su presencia.

Parecía quedar claro que la aproximación clásica desde las ciencias llamadas “duras”, a los fenómenos sociales no resultaba del todo satisfactoria, porque era preciso reconocer y aceptar en esos estudios sociales unas variables de tiempo y espacio, que no existen por lo general en las matemáticas o la física, al mismo tiempo que resultaba muy complicado el separar los fenómenos sociales a estudiar, en unidades homogéneas y constantes que permitieran rastrear en ellas sus repeticiones fractales. En cualquier caso los estudios históricos afrontan en estos momentos una seria revisión de sus objetivos y responsabilidades éticas, a través de una comprensión crítica de las trayectorias locales y globales en el estudio de los desarrollos socio-culturales.

En algunas disciplinas como la Antropología ya se han hecho intentos, algunos de ellos muy interesantes y reveladores, de la repetición de determinados elementos socioculturales en civilizaciones muy alejadas en el tiempo y el espacio; en cambio, en campos como la Historia, en lo que se refiere a los estudios desde un punto de vista fractal, aún queda mucho por hacer, teniendo en cuenta que esa perspectiva nos proporcionaría una visión de repeticiones en la secuencia diacrónica que seguramente nos ayudaría a comprender mejor el presente para no repetir viejos y reiterados errores.

Por poner un ejemplo cercano: en eso que llaman España, desde que el viejo dictador asesino muriera allá por el lejano 1975, ¿cuántas secuencias repetitivas se han desarrollado y siguen haciéndolo de manera fractal, sin que al parecer nadie caiga en la cuenta de la clonación de situaciones idénticas?

Tal vez la clave esté en su enmascaramiento, en la necesidad de venderlas como si cada vez fueran nuevas y diferentes cuando en realidad no son sino más de lo mismo. ¿Cuántas veces en estos años hemos tenido que soportar la repetición cansina de las proclamas aparentemente triviales y en cualquier caso espurias de nuestros políticos de carrera? ¿Cuántas veces hemos oído hablar de unidad, de libertad, de cambio, de honradez… en distintos tonos y contextos de secuencias fractales como mantras adormecedores…

Suponen lo que podríamos denominar fractales chungos. Muy alejados, tanto de la belleza de los que podemos observar en la naturaleza como de la de una fuga de Bach, de una obra de Juan Hidalgo o del expresionismo abstracto de Pollock. La repetición fractal puede ser inspiradora y hermosa o patética y despreciable.

De nosotras depende saber diferenciarlas.

Un comentario sobre “Los Fractales Frágiles

  • el 8 febrero 2019 a las 17:34
    Permalink

    Un ácrata en camiseta

    Jackson Pollock en primer lugar fue un mamón de tomo y lomo, en el sentido de que su expresionismo nada expresa y su abstracción, cuanto menos debe de ir acompañada de una idea racional. Sea se; la aritmética o la geométrica. Otra cosa bien distinta es salirse de la abstracción racional, eso ya es desbarrar, pero claro, ¡hay gente pá to! Si la libertad no es operativa para qué sirve y, con la memoria ocurre otro tanto; la memoria razonada evita males sin cuento. La libertad es y será siempre tener conciencia de una necesidad, e ir a por ella cueste lo que cueste pero desde la racionalidad. Todo lo contrario de lo que decía Lenin en su aserto “Libertad para qué”, pero klaro, hoy todo se compra y todo se vende, aunque sea a precio de saldo. En cuanto las civilizaciones todas ellas han sido asistidas por deidades que han repartido a conveniencia sus bondades y sus larguezas para unos pocos y cuando hubo algún atisbo de descontento la furia de los dioses cayó inmisericorde sobre las cabezas de los revoltosos. Así, que no sirve el hablar de civilizaciones en el sentido positivo y mucho menos con el argumento de que “cualquier tiempo pasado fue mejó” La unidad siempre estará por debajo de la diversidad, otra cosa muy distinta es la individualidad, que ni tirios ni troyanos son capaces de conjugar, el momento que este acertijo de la conjugación de la individualidad con la diversidad sea resuelto, se abrirá un nuevo espacio al margen de Fractales, ( dejemos a las fractales donde están, en la naturaleza y no las saquemos de quicio) de Jackson Pollock y otras hierbas…

    Emili Justicia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies