Póker

La Veranda de Rafa Rius

veranda252Una de las reglas básicas cuando vas de farol en el póker, es aguantar el envite hasta el final de la jugada. Si vas con todo y pierdes, te vas. Así de simple. Si aflojas y te retiras en mitad de la apuesta, no sólo demuestras tu debilidad sino que, a partir de ese momento, has descubierto tu juego y conviertes así tu partida en un largo suplicio sin futuro.

En las entrañas financieras de la Comisión Europea, el FMI y la CE, hay tahúres de reconocido prestigio y a su lado, el presidente griego Txipras representa el poco lucido papel de jugador novato. Si juega fuerte de farol y convoca un referéndum para ganarlo y así forzar a sus adversarios a aceptar sus condiciones en la negociación, no puede ceder y arrojar las cartas en mitad de la partida. Por muy mal que se las vea venir, no puede aflojar aunque ello suponga en último extremo dejar el Euro y la Comunidad, porque supone no sólo transigir con las denigrantes condiciones impuestas por la Troika y agravar así la miseria del pueblo griego sino sentar un precedente de debilidad frente a los tiburones de las finanzas que va a hipotecar sin remedio la vida de las futuras generaciones helenas.

Que en estos momentos Síriza se encuentre dividido entre “pragmáticos” decididos a aceptar las inicuas condiciones planteadas desde Bruselas y “consecuentes” que no están dispuestos a aceptar una infamia totalmente contraria a las propuestas con las que el partido ganó las elecciones, hasta el punto de que en el Parlamento van a votar en contra del acuerdo y éste va a tener que ser aprobado con los votos de la oposición, refleja que el horizonte griego dista de estar despejado.

Cuando a la hora de arbitrar una solución, la opción es elegir entre una mala y otra peor, el asunto se presenta difícil. Aquí debería entrar en la decisión final un elemento de juicio que no suele estar presente en este tipo de deliberaciones: el factor ético. Bien al contrario, siempre se suele presentar el dilema bajo el prisma macroeconómico. Se hacen números y se calculan en miles de millones de euros los “rescates” (por cierto, ¿Por qué se le llama rescate cuando en realidad es un nuevo secuestro?), los plazos de devolución de la deuda, los intereses devengados… ¿Y cuándo se habla en estos doctos foros de las personas? ¿Cuándo de la pobreza energética y la desnutrición infantil? ¿Cuándo de las múltiples precariedades que asolan a los griegos de a pie? Parece claro que la ética no forma parte de la ecuación que se discute y mientras esto siga siendo así, la idea de Europa seguirá siendo sólo una gran patraña para encandilar a los pocos ingenuos que van quedando. Si Síriza pretende seguir siendo un referente moral respecto a unas nuevas formas de entender la política parlamentaria, debería tomar esto en consideración y no dejarse arrastrar sólo por el lado financiero de la cuestión.

Es significativo que en España, sus ”amigüitos del alma” de Podemos, hayan pasado de los efusivos abrazos mediáticos a un prudente distanciamiento en sus declaraciones al respecto. Es una forma de curarse en salud y escarmentar en cabeza ajena. Y entre tanto, se dedican a verlas venir, que es lo suyo.

Un comentario en “Póker

  • el 15 julio 2015 a las 14:19
    Permalink

    Bueno, bueno. Grecia supone un problemilla para los grandes tiburones del dinero, del poder, para las mafias empresariales gigantescas. Es un problemilla en el sentido de las cifras de dinero que Grecia les debe o les adeuda; en cualquier caso, Grecia seguiría con la deuda, no por que se hubiera largado dando un portazo se le hubiera esfumado esa deuda.
    Contra Grecia, esos «demócratas», disponían de infinidad de ases en la manga y de cartas marcadas (por seguir con el símil, nada acertdo, de la partida de cartas); cuando los psicópatas lo han creído conveniente, han amenazado a Grecia con que se le cortaba el grifo de los euros, con lo que, imaginaos, el zipizape que ello causaría allí.
    En fin, ya digo, opinar y teorizar desde la distancia, desde una silla, es fácil y gratuito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies