Sionismo y masacre

La Veranda de Rafa Rius

imgres-31A lo largo de una vida suelen existir para nuestra desgracia, sobrados motivos para sentirse avergonzado de pertenecer a la especie humana. Uno de los mas recurrentes en los últimos tiempos viene siendo el lento pero seguro genocidio del pueblo palestino por parte del ejército sionista. En estos aciagos días veraniegos de mojitos y caipiriñas, festivales de música y fútbol hasta en la sopa, en la otra punta de este mar nuestro los palestinos de la franja de Gaza están viviendo el Ramadán y viendo ensangrentadas sus calles con decenas de muertos ante la indiferencia generalizada del resto de habitantes del planeta.

Desde que en el ya lejano 1948 las potencias coloniales vencedoras de la 2ª Guerra Mundial decidieron compensar la barbarie nazi de la Shoah con la arbitraria concesión de un territorio sin Estado, ancestralmente habitado por palestinos, a un grupo de sionistas fanatizados, sólidamente vinculados a los lobbies de poder financiero internacional, para que crearan un Estado confesional que excluía de su Tierra Prometida a todo aquel que no hubiera sido elegido por su dios, el territorio se ha visto ensangrentado por multitud de conflictos a cual más absurdo y siempre con los mismos resultados.

Todas las religiones, como hijas del miedo, suponen una constante amenaza, pero sin duda las monoteístas, las que están convencidas de la existencia de un solo dios verdadero y que ese es el suyo, han demostrado ser las más peligrosas a lo largo de la Historia. Los seguidores integristas y sectarios de Yavéh, Cristo y Alá han llenado las páginas del pasado de auténticos mares de mierda y sangre. Hasta ahora mismo.

Cuando uno de los ejércitos más poderosos del mundo bombardea y asesina a la población civil de la franja de Gaza, perfectamente conscientes de lo que están haciendo, convencidos de que sólo acabará el conflicto cuando acaben con el último palestino, cuando el Gran Hermano Obama (qué más da blanco o negro, lo importante es que cace ratones) se lo mira todo desde la distancia y la indiferencia, cuando la UE es tan solo una entelequia inútil, sólo nos queda la indignación y la rabia en medio de la impotencia. Y cuando hablamos de los desmanes de Israel, no hablamos obviamente de antisemitismo sino de antisionismo, que no es lo mismo ser judío (en los que hay de todo como en botica) que ser sionista, como no es lo mismo ser español que españolista.

Si a ello le unimos la estupidez de los súbditos fanáticos de Alá en la zona, en este caso Hamás, disparando proyectiles falleros, provocando la reacción (como si necesitaran provocaciones) del ejército sionista, ignorando olímpicamente el sufrimiento que están desencadenando en su propio pueblo e instalándose en un fanatismo religioso de signo contrario pero igualmente nefasto, el horizonte inmediato para los habitantes de la Franja de Gaza se presenta cubierto de oscuros nubarrones.

En cualquier caso, tal como están las cosas, sólo nos queda ponernos en el lado de los débiles, de los desprotegidos, de los perdedores en todas las guerras, que en este caso no son otros que los civiles palestinos.

A ellos nuestro afecto y nuestra solidaridad.

Un comentario en “Sionismo y masacre

  • el 11 julio 2014 a las 13:27
    Permalink

    Parece ser que hay un país que quiere apoderarse y adueñarse de unos territorios; desde hace varias décadas ya se ha adueñado de casi todo ese territorio a base de ocupación tras ocupación.

    El cinismo, el terrorismo de estado impune, la criminal burocracia, el ampararse unos asesinos de estado en otros asesinos de estado, etc., etc.; todo esto es más viejo que mear parado.

    Todos estos mecanismos criminales, torturadores, asesinos, exterminadores, usurpadores, etc., etc., etc. se practican en todos los lugares de mundo, con mayor o menor gravedad para sus víctimas por otra parte. Pero son exactamente los mismos mecanismos o sinónimos, lo mismo da que da lo mismo, los que aplican los corruptos, usurpadores, torturadores, invasores, terroristas de estado, etc., etc., etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies