Sin dinero ya no hay Rock&Roll

La Veranda de Rafa Rius

Algunas superestrellas de la macroeconomía acaban de descubrir en las últimas semanas, después de más de tres años de comerse la cabeza y aguantar el chaparrón, la cuadratura del círculo; más aún: después de muchas cavilaciones y largas y sesudas investigaciones, han concluido que el círculo, contra lo que algunos piensan, es redondo.

Y así, hace unos días como digo, han formulado su particular teoría de Pero Grullo; a saber: si los bancos no sueltan un duro la gente no tiene dinero con el que entramparse; si no tiene dinero ni crédito, no consume y si no consume no hay reactivación y crecimiento, ni emprendedores, ni I+D+I ni berenjenas en vinagre: las empresas no hacen negocio, luego los bancos tampoco.

Los que no sabemos de economía, ya hace mucho tiempo que sí sabíamos que el negocio de los bancos es la usura: te doy 0’5 % por guardarte tu dinero y te cobro 5 o 10% si quieres que te preste del mío (Que no es mío porque es el que me han dejado en custodia otros como tú)
Elemental ¿verdad?, pues ahora mismo parece ser que han descubierto –Oh milagro!- que si cierran el grifo del crédito por miedo a los impagos, no hay préstamos con usura y sin usura no hay negocio y van a tener que cerrar el chiringuito más pronto que tarde. Con subir las comisiones y cobrar hasta por los folletos de publicidad, parece que no tienen ni para pipas y dado que ahora lo de la especulación bursátil anda chungo (o eso dicen ellos) pues tienen que amarrar la poca liquidez que les queda –la pasta gansa, vamos- porque el resto de su capital –o sea, el nuestro- lo tienen invertido en activos inmobiliarios, que ahora mismo es como tenerlo guardado en el anillo de Saturno, y si no, los organismos de control, BCE, BM, FMI, Etc.., se enfadan con ellos y les retiran su confianza.

Do ut des decían los romanos, o lo que es lo mismo, en traducción libre: que les den, que el que no se fía no es de fiar.

Descartada la vía de solución islandesa –es decir, que paguen el desastre los mismos que lo provocaron- porque los poderes políticos de cualquier pelaje y latitud no tienen lo que hay que tener para implementar las medidas adecuadas, sólo queda lo que algunos ingenuos idealistas consideramos la salida más lógica, a saber: si no se crece, se decrece.

El crecimiento ad infinitum es imposible además de indeseable y suicida; planteémonos pues la alternativa del decrecimiento. No se trata de volver a las cavernas sino de ajustar nuestras necesidades a la lógica eco-lógica y eco-nómica. Desechar tantos bibelots, tantos trastos inútiles llenos de lucecitas y neones. Dinamitar los grandes centros comerciales y empezar a vivir sin tramoya. Transitar el camino que nos lleva de lo macro a lo micro teniendo en cuenta que lo pequeño, además de bello, es más manejable.

Sin dinero también puede haber rock&roll. Al fin y al cabo, el rock&roll se puede cantar y bailar sin instrumentos, a pelo, a capella. Esta megaestafa a la que algunos llaman crisis, va a ser que no.

2 comentarios en “Sin dinero ya no hay Rock&Roll

  • el 30 noviembre 2011 a las 10:35
    Permalink

    Ya lo escuche también, en la radio, y me parece uno de los análisis más realistas sobre la llamada «crisis», que como Rafa dice no es tal, si no una grandisima estafa. ¡¡Felicidades!! y suscribo palabra por palabra, coma por coma y punto por punto.

  • el 8 diciembre 2011 a las 4:36
    Permalink

    Desde Argentina..
    si les hacen faltan IDEAS , les enviamos a Cristina….
    Saludos…a Manolo ……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies