El 15-M ante al avance alimenticio del nazionalsalafismo

Entre las muchas virtudes del 15-M está la de haber cortado el paso a los grupos ultras que amparándose en las desdichas ajenas pretendían capitalizar un frente xenófobo entre las clases más castigadas por la crisis. Atizando la política del rencor, los nuevos cruzados, emularían en su estrategia el modelo que colmó el nazismo de entreguerras tras el fracaso de la izquierda comunista y socialista a la hora de dar una salida solidaria y democrática a los coletazos del crac del 29 en centroeuropa.

Leer más

El 15-M ante el 25-S, la confianza que nace de la libertad

La iniciativa de un sector transversal del 15-M para asediar el Congreso este 25 de septiembre hasta forzar al gobierno a que restituya el poder usurpado al pueblo para abrir un proceso constituyente, que tantas reacciones contrapuestas está despertando, tiene la íntima virtud de contribuir a reflexionar sobre las nuevas etapas que el movimiento contestatario debe emprender en su camino para abdicar el sistema. Porque lo que parece claro entre buena parte del colectivo de los indignados y las asambleas deliberativas que lo representan, es que la fase de movilizaciones, por si sola, corre peligro de adocenarse en un ritualismo placebo, sin consecuencias políticas determinantes.

Leer más

Por la autogestión y la desmercantilización

Dentro del movimiento del 15 de mayo –y dentro de otras muchas iniciativas– hay, si así se quiere, dos grandes posiciones. La primera entiende que el cometido principal del movimiento estriba en elaborar propuestas que se espera sean escuchadas, en un grado u otro, por nuestros gobernantes. La segunda, muy diferente de la anterior, aspira, antes bien, a crear espacios de autonomía en los cuales procedamos a aplicar reglas del juego diferentes de las que nos impone el sistema que padecemos. Y a hacerlo, por añadidura, sin aguardar nada de esos gobernantes que acabo de mencionar.

Leer más

¡Frente a la manipulación Tira del Freno! #YoTambiénTiréDeLaPalanca

A lo largo de la historia de las sociedades occidentales, la desobediencia civil ha tratado de no asentir a normas inmorales e injustas y ha intervenido en el espacio público esgrimiendo un concepto de libertad política no reducida al simple derecho de libre circulación (el ideal de fluidez comercial desde el que se recorta el resto de nuestros derechos ciudadanos) o de mera reivindicación de la libertad privada a no ser molestados o interferidos en el espacio doméstico.

Leer más

¿Gente del 15M denunciando a gente del 15M? Claro que sí. La Policía no miente.

El oficio del periodista es, dice el tópico, contrastar informaciones y ponerlas a disposición del público. Por eso, dicen también, uno no puede asumir como cierto ningún hecho que venga de una parte interesada en un conflicto de intereses. Hay que contrastarlo o, a lo sumo, hacer referencia distanciada sin darlo por cierto.

Leer más

Mineros, ecología, 15-M

El rescate de la UE ha hecho que pase, injustificadamente, a segundo plano la lucha de los mineros. Obligados estamos –parece– a rescatarla, y ello aunque resulte difícil evaluar cuál es la intensidad del debate que han suscitado, en los últimos días, y en el mundo que resiste, las protestas correspondientes. En esas condiciones, y aunque uno corre el riesgo de otorgar relieve excesivo a lo que probablemente no lo tiene, no me queda más remedio que apuntar una intuición: algo hemos hecho mal todos cuando no parece que tengamos otra cosa que discrepancias sobre cuestiones de fondo.

Leer más

Que salga el Sol por Antequera

Hay muchos análisis sobre el quince m pero, desengáñese, son todos erróneos. El mío, sin embargo, es irreprochable se mire por donde se mire. No sólo contemplo variables ni siquiera imaginadas por la mayoría de mis doctos colegas del juntaletreo, sino que, por si esto fuera poco, aporto, humilde pero implacable, las claves más ocultas del quincemayismo; las referencias vitales inexcusables necesarias sin las cuales se hace muy cuesta arriba una comprensión somera del fenómeno por parte de un lector medio, tirando a tonto.

Leer más

Un any després, la plaça de l’Ajuntament torna a ser la Plaça del 15M

La mascletà que s’havia preparat no ha impedit que els “indignats” prengueren la plaça de l’Ajuntament de València, recuperant-la un any després del 15M. Tot i que estava tancada i amb el material pirotècnic ja a punt per a la nit, en acabar la manifestació alguns dels participants han tombat les tanques (que no eren les que s’usen en este tipus d’espectacles, sinó les senzilles tanques grogues propietat de l’ajuntament) , han llançat a terra els masclets i han ocupat l’espai. Després d’alguns moments de tensió, protagonitzats entre manifestants que pretenien instal·lar-se a la plaça tot i no tenir el permís, i d’altres que ho veien com una provocació del govern en que no calia caure, a més dels agents de policia espanyola expectants, la gent ha anat sumant-se a l’ocupació. Poc després els encarregats de la pirotècnia Martí (que disparava la mascletà) han recollit el material i han abandonat la plaça, després que la Junta Central Fallera suspenguera l’acte.

Leer más

Comunicado respecto al cambio de lugar de la “mascletà nocturna”

Ante la noticia del cambio de los actos programados en el cauce del río Turia a la plaza del Ayuntamiento, aún habiendo sido ésta solicitada ante las administraciones en tiempo y forma y habiendo sido aprobada su utilización por parte de la Delegación de Gobierno, comunicamos que ante esa nueva situación declinamos cualquier responsabilidad que pudiera derivarse como consecuencia del cambio de escenario. Consideramos que la imprevisión o falta de voluntad de convivencia del Ayuntamiento al programar el cambio debe ir, como muestra de responsabilidad política, acompañada de las medidas oportunas para garantizar el buen desarrollo de ambos eventos.

Leer más

PP/PSOE: obispos y sindicatos

Tiene su miga el intercambio de acusaciones que los dos principales partidos españoles protagonizan en estos días. Y la tiene, antes que nada, porque no deja de ser gracioso que el PP acuse al PSOE de atizar las movilizaciones callejeras. Si la réplica socialista –en franco recordatorio de cómo el PP se puso años atrás en manos de los obispos para sacar a sus huestes a las calles– es lógica, resulta imposible liberarse de la intuición de que retrata bien a las claras las miserias en las que se halla inmerso el principal partido de la oposición.

Leer más

Los retos del movimiento del 15 de mayo

El futuro del movimiento del 15 de mayo depende de factores varios: si uno de ellos es la condición de las políticas de nuestros gobernantes, otro lo aportan circunstancias azarosas de muy difícil consideración. Pero, por encima de todo, el porvenir del movimiento depende de la capacidad de éste para hacer frente a un puñado de retos que se presentan en su horizonte inmediato. Identificaremos aquí diez de esos retos.

Leer más

La deriva del 15-M: almas, corrimientos, apoyo mutuo

Aunque la realidad hoy es más compleja, y las diferencias no faltan según los lugares, en su momento inicial el movimiento del 15 de mayo mostró dos almas diferentes. Si la primera la aportaban lo que acaso con poca fortuna hemos llamado ‘jóvenes indignados’, la segunda la configuraban las gentes de los movimientos sociales alternativos. Mientras en la primera se daban cita ante todo integrantes de las clases medias en activo proceso de desclasamiento, en la segunda se hacían valer realidades muy dispares, y entre ellas muchas de las vinculadas con las luchas obreras de siempre.

Leer más

Nueve detenidos tras la primera carga policial de la ‘era Rajoy’ en Madrid

Nueve detenidos y nueve heridos leves. Es el balance de una protesta no comunicada contra la reforma laboral que reunió anoche en la Puerta del Sol a unas 800 personas y terminó con varias cargas de los antidisturbios en el entorno del Congreso de los Diputados. Fue también la primera demostración del cambio de talante de los nuevos responsables políticos y policiales de la región.

Leer más

15-M: contra el pesimismo

De siempre hemos tenido problemas a la hora de evaluar lo que ocurre con nuestros movimientos sociales. A duras penas esos problemas podían faltar en el caso del 15-M. Por momentos parece que se ha extendido, con respecto a este último, un pesimismo sin límites que no aprecia otra cosa sino un permanente declive. En la gestación de ese estado de ánimo se dan cita, por una parte, los pesimistas ‘internos’ –aquellos que no ven sino rasgos negativos en el movimiento— y, por otra, los ecos de lo que cuentan los medios de incomunicación del sistema.

Leer más

El 15-M más allá de las urnas

Al estallar la crisis, allá por el 2009, afirmé con cierta osadía por mi parte que lo que estaba ocurriendo ante nuestros ojos era una “nueva guerra mundial”, la tercera, no declarada y sin utilizar medios bélicos, aunque con similares resultados destructivos sobre las personas y los recursos de los países atacados. Es decir, una contrarrevolución mundial con la peculiaridad de tener al enemigo en casa, personificado en nuestros propios gobiernos, directorios que primero han cedido soberanía a entes ajenos y luego se les han sometido directamente. Y ahora, casi tres años después de aquella valoración, me sorprendo de nuevo utilizando símiles cuarteleros al juzgar como “golpe de Estado” la inclusión de la limitación del gasto público en la Constitución. Pero, dejémoslo ahí.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies