La cosa nostra

No hace mucho leía una interesante y larga reflexión de Luis María Linde de Castro sobre varios libros publicados en torno a la mafia siciliana. El sugerente título era Mafia como política, política como mafía, y aconsejo su lectura, aunque sea algo extenso. Una de las preocupantes tesis que exponía es la trabazón entre la política y la mafia, hablando de una política mafiosa, incluso de una «mafiosidad democrática». Alguas de las noticias que vamos conociendo a lo largo de esta ya larga crisis económica son prueba evidente de que la política democrática está profundamente contagiada por procedimientos mafiosos, en los que destaca el uso de presiones y diferentes formas de extorsión para proteger los intereses de los amigos o los clientes.

Leer más

El desprestigio de los políticos (2ª Parte)

La visión tan negativa de los políticos que recogía en mi artículo anterior es sin duda preocupante, incluso para personas de militancia anarquista que podrían ver confirmada con esas encuestas que el poder corrompe y que la política profesional debe ser completamente superada y abolida. El apoliticismo entendido en este sentido radical es una seña distintiva clara del anarquismo que está presente precisamente en el nombre, an-arquismo, que indica el rechazo del poder y de la política entendida como conquista y preservación del poder y queda recogido en el nombre atribuido a la sociedad futura, la a-cracia, esto es, el lugar de la ausencia de poder.

Leer más

¿A dónde se va tu dinero? … La denuncia silenciosa

Está comprobado que los millones de msn, correos, vía móvil e Internet ha logrado exasperar a los políticos de este país. No ha sido el reconocimiento de la crisis lo que les ha llevado a bajarse el sueldo, bajada testimonial y ridícula, sino la entrada en sus medios de comunicación de correos como el que ha circulado por el país, millones de ellos con su mensaje de INDECENTE han goleado día y noche la coraza mejor decir, la cara dura, de unos políticos que estiman a Las Españas como dominios donde ejercer sus derechos de clase aristócrata.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies