Rubalcaba se presenta: La calle es suya

“La calle es mía”. Eso proclamó Manuel Fraga en 1976 tras una larga etapa como ministro de propaganda de Franco, en cuyo bando militaba el actual presidente del PP dando el enterado a sentencias de muerte que la dictadura solía emitir contra los “enemigos del régimen”. Y ahora, esa misma ofrenda la acaba de hacer suya el ministro del Interior socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, al mandar a la policía antidisturbios desalojar por la fuerza a los jóvenes contestatarios acampados en la Puerta del Sol de Madrid. Fraga por su condición de fascista interruptus, Rubalcaba interpretando en la lógica del poder la cínica propuesta del presidente del gobierno Rodríguez Zapatero de tener en cuenta las críticas de los indignados, después de tildarlos de “bellacos”. Es su versión particular de la subversión.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies