Etiqueta: Abel Ortiz

Desde la franja de Mieres Cada vez que oigo a alguien hablar de la dictadura china me descojono. Tienen mucha guasa las autoproclamadas democracias (casi todas). La griega, inventora del término, era clasista, machista, xenófoba, esclavista y basó su poder en el militarismo; La liga Ática, la otan de entonces. Sobre el delirio de la…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz La blanquitud, bolsa de valores en la modernidad capitalista, devasta Bolivia. Leonardo Sciascia tuneao: El Alto es el mundo y el mundo es el Alto. El Alto; Un millón de habitantes rodeando La Paz. En Santa Cruz, provincia rica, el payo Camacho organiza persecuciones a opositores. La minoría…

Desde la franja de Mieres Abel Ortiz Pude matar a Franco y no lo hice; no se si pedir perdón. Dilema moral. Se presentó la oportunidad en 1973 cruzando el puente de Medina de Rioseco. La guardia civil sacaba los coches a la cuneta habilitando un carril de sentido único por el que discurría la…

Desde la franja de Mieres Abel Ortiz Si se convocan elecciones y seguimos en las mismas, o la derecha acaba ganando, a algunos les va a faltar península para correr. El Empecinado si no recuerdo mal y como decía Umbral no me voy a levantar a mirarlo, en mi caso abrir otra ventana, después de…

Desde la franja de Mieres Abel Ortiz Los tontos, se acuesten a la hora que se acuesten, en Beijing o en Campaspero, no existen. La tontería es, como casi todas las identidades, circunstancial y evanescente; Parece muy difícil, al borde de lo imposible, ser tonto todo el rato, en todas partes. Que todos somos medio…

Abel Ortiz Desde la franja de Mieres Son siete millones de vendidos a la banca, las eléctricas, el vaticano y la conspiración judeo-socialdemócrata. Los cuatro millones de votantes de Podemos son personas íntegras, solidarias, sufridas, revolucionarias, combativas e incorruptibles. Los siete millones de votantes del PSOE ni son obreros, ni socialistas, ni españoles. Los siete…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Amanece al este, por ahora en el Esequibo, un arroyito pozuelón de mil kilómetros, que no es poco. Al oeste, colombian border, relaxing cup of cafe con leche, un crepuscular Vargas Llosa, el idiota latinoaméricano por antonomasia, a dos minutos de secarse, pone prosa elegante a la invasión.…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Miles de personas, algunas de ellas repetidas, se han tomado la molestia de leer mi última obra “Versos invisibles”, publicada, en versión multilingue, por la celebérrima editorial Parker & Walker and Sons. La polémica subsiguiente, creada a partir de la crítica firmada por el eminente entomólogo Antoine Dubarry,…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Resulta que Castilla es la cuna de la modernidad capitalista. La tesis, solvente y sólida, lo contrario de líquida, se explica fácil. Cruzar el charco, arcabuz y biblia en mano, cartografiar las costas del atlántico e invadir un continente desconocido, con ilimitados recursos por saquear, tiene como consecuencia…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz León Felipe (Tábara, Zamora, 1884-Ciudad de México 1968) no tenía patria, ni comarca, ni tierra provinciana, ni espada, ni un sillón viejo de cuero, ni una casa blasonada, ni un abuelo que ganara una batalla; Un paria con un libro y una capa. Aún así, releído por Gato…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz La sujetividad, último reducto inalienable. La modernidad no capitalista, como propuesta lejana al romanticismo, más o menos alemán, más o menos dieciochesco, y al idealismo, más o menos alemán, más o menos Hegeliano, es imaginable desde lo material, lo realmente existente; los bienes y la ferramienta o neotécnica.…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Don Juán de Borbón no fue rey, pese a que le tocaba, porque fue vetado por cerillita, aquel tipejo asqueroso y criminal, record mundial de asesinato de españoles, al que Juan Carlos Emérito ordenó poner flores frescas permanentes en esa gran mierda histórica, y birria arquitectónica, Juán de…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. La barbarie ibérica es unánime, clamaba Max Estrella en los años veinte. Se abre el telón. Los proletarios mueren a diario asesinados por la policía; Ley de fugas. Los oficiales cortan cabezas en Marruecos, primitivos aviones gasean población civil en el Rif. Las vanguardias rompen los paisajes, las…

En el aniversario de la muerte de Fernando Fernán Gómez el Ayuntamiento de Madrid ha decidido quitar al teatro el nombre del pelirrojo. Desde Ràdio Klara recuperarmos este artículo de nuestro compañero Abel Ortiz escrito el viernes 23 de noviembre de 2007. El parlamento, donde reside la soberanía popular según los textos legales, puesto en…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. Con Pedro Sánchez en la Moncloa y Hillary Clinton en la Casa Blanca dormiría más tranquilo. Eso me convierte en un social-demócrata de mierda, de esos que son iguales que los peperos. Po bueno, po fale, po malegro. Las ruedas de molino para el que tenga estómago de…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz La voz de González susurraba matinal a Pepa Bueno incidiendo en su ya histórico dilema ético; Al One nadie le engaña. Engañar al electorado, mentir en campaña, es parte del show. Luego viene la brigada pedagógica con las explicaciones y el número de teléfono del maestro armero. La…

Desde la franja de Mieres De las sombras, de las cunetas, no sale nada. Los ejecutivos gachupines, cinco siglos después, adoban cemento músical al post-apocalipsis mejicano mientras los ejecutores pasan de perfil entre comercial y canción machacona, machacada, machacante. Jingles de felicidad, merengue de camuflaje, volquetes de nata y fresa. Los cuarenta principales. Prisa y…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. Hay que ser muy facha para alegrarse del triunfo de Capriles, la cara electoral de las guarimbas. Si en este país, se llame como se llame, se hubiera montado semejante jaleo la solución habría sido fácil; todo es ETA. Talego para todos, multas astronómicas y unanimidad en la…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Que las moderadoras fueran Mari Carmen, sus muñecos, y José Luís Moreno debería habernos hecho sospechar. El ballet Zoom rezombificado, coreografiando canciones de catequesis, no mejoraba mucho el ritmo del acontecimiento apantallado. Fradejas y José María García aparecieron veladamente, el linier dejó seguir, detrás del tribunal constitucional catalán…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Si hoy es martes, esto debe ser Bélgica. O la estación de Bolonia. Hay mucha gente, tanta como en la Oktoberfest. Los ciudadanos, idólatras o no, reciben imágenes amenazantes como pájaros simbólicos en las cinco pantallas. No son mudas. Las palabras ponen límites, las músicas condicionan; los sonidos…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. Decía Ortega, y lo confirmaba Gasset, (variación 843 del mismo amago de chiste introductorio) que en España no podría establecerse una democracia como la de Suecia por falta de suecos. El filósofo era un cachondo; cuando decía eso, los cejijuntos cincuenta, era mucho más fácil encontrar suecos que…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Decía tío Pío que Glen Ford era un patán. Decía más cosas interesantes; se aprende mucho en los lavabos de un cabaret, postguerra, Buenos Aíres, recibiendo propinas de los peleles con huevos de oro. Adoptaba, tío Pío, el punto de vista del gusano, dignísimo animal. La mujer se…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz El Obispo, después de cagar langosta, se limpió el bullate apergaminado con el chorrito del bidet. Toda la penumbra de Iberia en el fulgor de una piedra anillada que ni siquiera se fuma. Una joya goda. Expulsamos, perseguimos y quemamos en plaza pública o masacre, hispanorromanas, titirimundis, judías,…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. El ciudadano por antonomasia se rasca la nariz por onésima vez en lo que puede ser una seña falsa, un tic o un picor. Pone cara de Kennedy en la portada de Vanity fair, tirando a Clinton contando al congreso una de jichos, y con un leve movimiento…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. Periódico Diagonal El subsecretario cuñado descuelga el teléfono naranja, volamos sobre Castellón, y pregunta monótono al asesor mamandurria sobre detenciones, registros y redadas. Hoy toca anarquistas. Los anarquistas funcionan como un cañón a la hora de asustar a las gentes de orden, dentro de un orden. Vienen de…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz Iba yo con mi caballo por el río Colorado cuando de repente me caí. Joder, Mike; de bruces en los cactus. En ese momento noté, como es natural, un come-come, una picazón, un desasosiego. Pasó por mi mente, en una pizca de segundo, incluyendo los anuncios, toda una…

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz. La audiencia nacional, como tiene poco trabajo, señala al terrorismo anarquista. El juez Bermúdez, sin despeinarse, desenvaina. El ministro del interior, sin que le entre la risa, asiente muy serio con el espíritu santo hablándole por el pinganillo. No se enteran bien, deben tener pocos informadores. Si fueran…

Abel Ortiz. Pensament en lluita. Aunque el plural sea más lógico, y más preciso, al referirse a significantes tan interpretables como contexto y desobediencia, por el azaroso fenómeno de la asociación automática podemos llegar al singular. Igual que otros al escuchar la palabra cultura sacan la pistola, la sola mención de la palabra contexto me…

Abel Ortiz No es tan difícil, a pesar de que se empeñen los expertos en psicomagia informativa, explicar de dónde viene el esperpento Borbónico actual, cuáles son sus parámetros fundacionales, su, por llamarle algo, lógica genética, el intríngulis de tanto besamanos y genuflexión. Lo contaba un eximio cronista de la corte en una conferencia sobre…

Abel Ortiz Quitaron las fuentes de las calles y plazas para vendernos agua del grifo. Que listos, que inteligentes, que linces, que liberales. Cerraron los lugares donde aliviar los apretones, caca, culo, pedo pis, para que entráramos a los bares a pagar por mear, y ayudar así a los hosteleros, esos filántropos, a aumentar el…

Abel Ortiz El señor Cosidó, director general de la policía, es licenciado en ciencias políticas y doctor en historia contemporánea. Ha sido, además, senador, diputado, técnico de la guardia civil, colaborador del grupo de estudios estratégicos y secretario de las juventudes liberales. Estos datos, que demuestran la impecable trayectoria democrática del señor director, su pasado…

Abel Ortiz Con el ministerio del interior dei investigando hasta la orina de cualquier «desafecto», la guardia civil, dirigida por Pinocho, reviviendo los mejores tiempos de charoles y capote, y la policía en manos de un Cotino cualquiera, hemos de reconocer que podía ser peor. Trilean con trasladar el CNI a la calle Matasiete, en…

Abel Ortiz Dicen en Bolonia que somos tirando a torpes. Si lo sabrán ellos, listísimos. Por eso cobramos poco o nada. Como no servimos ni para hablar inglés, ni de jóvenes ni de viejos, se justifica la miseria; es culpa nuestra. No nacemos a la vida, qué ingenuidad. Nacemos al mercado de trabajo o a…

Abel Ortiz Los enterradores de la izquierda, sepultureros de la terca realidad, rodean empecinados la asamblea nacional constituyente de 1789, en un flash back tramposo, para recuperar privilegios narrativos y de los otros; el queso. Consideran perfectamente acondicionado el ataúd para enterrar la revolución soviética bajo toneladas de sofrito estalinista, con una pizca de Pol-Pot…

Abel Ortiz En Ceuta han matado gente y no ha sido nadie. Soy director general de la Guardia Civil y no hay quien me desmienta. Avanzaba la noche que noche nochera, de dos en fondo la benemérita. La playa de fina arena, de plomo las calaveras. Mataron a Lorca también, claro, por señalar con el…

Abel Ortiz Cuando a uno le piden credenciales tiende a sentirse como frente a un guardia o un tribunal; culpable. No se estudia en ninguna universidad pero en la calle se tiene por saber comprobable que quien escupe al cielo en la cara le cae. Llama un oyente a la radio para citar a Marañón…