¡¡¡BO-CHOR-NO!!!

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

<<Hoy la Guardia Real se ha incorporado a la lucha contra el coronavirus:

lo que demuestra que su Majestad el Rey es el primer soldado de España>>:

(JEMAD Miguel Ángel Villarroya)

No hay que ser anarquista para percibir que, aquí y ahora, el Estado español es una entelequia. Desde que lo formulara Thomas Hobbes en su Leviatán, la institución Estado, concebida como autolimitación de la soberanía de los individuos en favor de un ente suprapersonal que garantizara la seguridad colectiva, el contrato social ha sido la legitimidad con que se han gestionado nuestras comunidades. Un reloj bien engrasado a la hora de proteger los intereses de los poderosos, el régimen de propiedad capitalista y mantener a raya con el ejercicio del monopolio de la violencia cualquier intento popular de derogación. La crisis actual, que es de doble hélice (la del coronavirus pandemia y la no menos letal de la co-ro-na-virus borbónica) están demostrando que el Rey Estado está desnudo.

Posiblemente cuando se publiquen estas líneas el cómputo de muertos por día en España haya superado ya a los de Italia, hasta ese momento el apestado de Europa. Y seremos nosotros quienes en el futuro ostentemos el luctuoso cetro. Se ha mentido, se ha desinformado, se han echado balones fuera, todo por la causa. Al Gobierno de coalición de izquierdas, <<rotundamente progresista>> (Sánchez dixit), no le podían ocurrir estas cosas. Resultaba inútil insinuar primero, avisar después y clamar luego que la cosa pintaba mal y que se estaba inoculando un exceso de triunfalismo entre la gente. Quien se atrevía a señalar en esa dirección, o estaba sembrando cizaña o hacia el juego a la derecha. Y sin embargo, se impuso el silencio de los corderos. Porque cuando el poder lo tiene <<uno de los nuestros>>, el espíritu crítico (tan activo desde la oposición) pasa a mejor vida.

Dejemos que sea un medio nada sospechoso de hostilidad gubernamental, el diario El País, quien haga eso que la moda llama el relato, o sea, el recuento de hechos probados. Va a continuación un corta y pega de algunos párrafos de la información aparecida el martes 24 de marzo, <<La epidemia se extiende por España>>, cuyo subtítulo aclara:<<La mortalidad causada por el patógeno crece más rápido y avanza por el territorio de forma más amplia que en Italia, el país más afectado con más de 6.000 muertes>>. Son estos:

<<[…] España ha tardado tres días en duplicar las 1.000 muertes registradas el viernes. Un ritmo que ni China ni Italia (el país más golpeado por el virus, que necesitó un día más para duplicar los primeros 1.000 muertos) han alcanzado>>.

<<Más del 80% de los 6.000 fallecidos que ya ha registrado Italia se siguen produciendo en las mismas tres regiones, un porcentaje que en España se ha desplomado hasta el 65%. La razón es que a diferencia de Italia –donde el resto del territorio sigue con tasas relativamente muy bajas- en España se ha producido una acelerada subida de casos en un grupo de autonomías. Estas son Cataluña, Castilla y León y Castilla –La Mancha, y, aunque en menor medida, este incremento también se da en la Comunidad Valenciana>>.

<<[…] “Es un fenómeno que no ha ocurrido en Italia”, destaca Daniel López Acuña, profesor asociado de la Escuela Andaluza de Salud Pública y exdirector de Acción Sanitaria en crisis de la OMS. López Acuña considera que esto podría deberse a que “en Italia se redujo más la movilidad en torno a los primeros focos detectados, mientras en España esta se mantuvo muy elevada, incluso en los días previos a la declaración del estado de alarma>>.

<<[…] Pere Godoy (el diario no le identifica) también pone el foco en los momentos previos a la declaración de alarma: “Creo que fue un error permitir la gran dispersión geográfica de gente que se produjo en los días previos a la entrada en vigor del aislamiento, lo que pudo facilitar la dispersión del virus”, opina>>.

<<Otra razón apuntada por López Acuña es “el goteo de casos importados de Italia que con seguridad hubo en España en los días previos a la detección de los contagios locales”>>.

Añadamos de la maldita Hemeroteca que las celebraciones del 8-M, patrimonializadas vorazmente por el Ejecutivo (Carmen Calvo: <<Perdona bonita, el feminismo no es de todas, nos lo hemos currado los socialistas>>) y que hasta el 11 de marzo no se prohibieron los vuelos desde Italia. Incluso la consejera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Ana Barceló, respondió con cajas destempladas a una pregunta de los periodistas sobre si creía que los casos detectados en aquella comunidad podían deberse al grupo de aficionados que se habían desplazado a Milán para asistir al partido de fútbol Valencia-Atalante.

Hoy los hechos son tozudos. Aparte de rebasar en número de fallecidos cada 24 horas a Italia y China, no obstante tener menos población que ambos países, el dato más revelador de la falta de previsión de las autoridades y su torpe reacción ante el alud que se venía encima, está en un dato bochornoso y de consecuencias terribles. España registraba a 23 de marzo un 13,6% de profesionales sanitarios contagiados, frente al 8% de Italia y el 4% de China. ¡Más del triple de los infectados en el epicentro inicial del coronavirus! Cuéntame cómo pasó.

Ya no se puede recular con verdades oficiales y comparecencias de las <<autoridades competentes>> (militares por supuesto, aquí también) para justificar el aquelarre nacional. Basta de esconder la cabeza debajo del ala ajena. Es cierto que los recortes en Sanidad practicados (por el PP y por el PSOE. Recordemos la ley 15/97) han dificultado la capacidad de respuesta. Pero no lo usemos de arma estéril arrojadiza. El coronavirus no es de derecha ni de izquierda. Además, ¿Por qué un país como Grecia, que ha sufrido recortes abismales en ese terreno, solo ha registrado 17 fallecidos? No será porque se han invocado a la Virgen de Guadalupe, como el desnortado López Obrador. ¿Y qué decir de nuestra vecina Portugal, también víctima de la austeridad, con 29 muertos? Todo lo que decían inconformistas y descreídos, y era reprobado con palabras gruesas por la izquierda institucional y sus creyentes, está resultando cierto y verdadero:

-Que se actuó tarde y mal (como han reconocido el CSIC, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, y hasta el ministro Pedro Duque, a su astronáutica manera).

-Que no aplazar el 8-M supuso una auténtica bomba de racimo del coronavirus.

-Que hubo un retraso negligente a la hora de tomar medidas de contención en fronteras y aeropuertos con los viajeros procedentes de zonas de riesgo.

-Que no ha existido previsión de suministro de los materiales imprescindibles en los centros de salud (test exprés, batas, mascarillas, gafas, botas, etc.). Varios sindicatos de médicos acaban de denunciar al ministerio de Sanidad y a la consejería de la CAM ante el Tribunal Supremo por la falta de medios.

-Y, mira que tiene cojones la cosa, que los primeros en reaccionar con diligencia, aparte de la magnífica respuesta de apoyo mutuo de la ciudadanía, han entidades privadas, pequeñas y grandes, poniendo su logística empresarial, su talento y su pasta al servicio de la lucha contra la pandemia.

Por el contrario desde el Gobierno de Coalición de izquierdas lo que más abunda es una creciente militarización de la sociedad, escenificada todos los días en misa de doce en la comparecencia pública del director de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón (que hace lo que puede), procesionando con los mandos de la policía, la guardia civil, y el jefe del Estado Mayor,  de las Fuerzas Armadas, un personaje que parece sacado de los chistes de Gila,  con su bizarro saludo cotidiano <<Sin novedad en el frente>>. ¡Vaya tropa!

8 comentarios en “¡¡¡BO-CHOR-NO!!!

  • el 25 marzo 2020 a las 13:54
    Permalink

    Contra los rebaños, por el Cagallero de la Tenaza.

    El Rey no sólo está en porreta, también está en un tris de constiparse.
    Hoy voy a centrarme en ese partido Popular tan liberalóte todo él y tan nefasto en la mala hora que desmontó la Salud Pública, pero, todos los otros partidos del espectro político, tampoco se libran de esa responsabilidad criminal que les afecta y de la que si la sociedad civil estuviese a la altura que le debiera corresponder deberían juzgar y condenar severamente a quienes haciendo de su capa un sayo, aplicaron medidas draconianas en la destrucción de una Seguridad Social que ni era suya y que robó, esquilmó y sigue manipulando a placer por aquello de su criminal conciencia de atribuirse el rol de pastores sobre una sociedad civil, infantilizada, mermada y absolutamente dependiente de esta sociedad política.
    En esta difícil situación en donde se hecha a faltar el suministro de material sanitario, (EPIS) cuando resulta bien a las claras que dichos materiales son y tienen un valor altamente estratégico y ningún partido hijoeputa así lo valoró cuando estuvo en el gobierno, haciendo caso omiso y siguiendo la máxima del beneficio inmediato, clientelismos mafiosos y un largo etc. que no se agota en este alegato fiscalizador en el que acuso y condeno a toda esta gentuza. Y repitiendo la cantinela de la que no me canso de repetir, a fuer de hacerme pesado. Las organizaciones supuestamente obreras también están metidas en toda esta mierda hasta las cachas y les pasa algo parecido de lo que le pasa al Rey. En una situación tan grave como la que estamos sufriendo, son todas estas organizaciones la antítesis de lo que fue «Rita la Cantaora», ni están ni se les espera, pues siguen calladas como putas y con el culo apretado escondidas bajo de las piedras. Qué malo es el miedo, pero mucho pior es la servidumbre de los miserables que se venden por dos reales. Fin de la cita.

    Emili Justicia

  • el 25 marzo 2020 a las 18:49
    Permalink

    Con la ira como discurso, contra la cobardía del sometimiento y otras taras de las organizaciones esclavas de la sociedad política. Por el cagallero de la Tenaza.

    Vamos a ver; reflexionando sobre la última crisis, la del 2008, de la que tan perjudicada salió la clase trabajadora y en particular los del sector en que durante más de cuarenta y tres años desempeñé mi oficio con todo el pundonor del que fui capaz. En primer lugar recuerdo que nadie escarmienta en cabeza ajena y esto se repite como un mantra, que ya cansa de lo repetitivo e inquisitivo que llega a ser. Ningún hijoeputa de sindicalero ha explicado ni explicará jamás como en el periodo que duró la burbuja del ladrillo, por arte de birlibirloque, un fulano que estaba estudiando en la Universidad o en la enseñanza media, pasara a dominar el bello arte de la albañilería en cuestión de un día para otro. O menda es un zoquete, o vosotros sois unos hijoeputas compulsivos y con ventanas al exterior con veranda incluida. Atentos a esta Catilinaria hijos de puta sindicaleros. Después de haber destilado tanta mierda respecto a un sector tan noble como el que más, como es la albañilería, tendríais que explicar al margen de retóricas sofistas el trauma que fue la burbuja ladrillera para los obreros que la sufrieron. No lo haréis porque vuestro hijoputismo es perpetuo. De igual modo que a los politicastros incluidos los de la izquierda vergonzante (me avergüenzo de todos vosotros) se les llena la boca un día si y el otro también, afirmando que tenemos la mejor Sanidad Pública de toda Europa y quizás del mundo también. Además de hijoeputas sois todos unos mentirosos compulsivos, pues no es cierto que tengamos una Sanidad Pública campeona en el ranquin mundial, todo falsedad. Tenemos la peor sanidad que uno pueda imaginar. Y como sois tan miserablemente cobardes, porque lo sois, hacéis negación de reconocimiento de todo el personal sanitario, desde auxiliares, pasando por enfermería y médicos. Ellos si son los mejores del mundo, el resto es pura mierda, como lo sois vosotros. Pero vamos a ver hijoeputas, ¿a vosotros quien os paga?, porque no es razonable las declaraciones que hacéis en vuestros medios y en los públicos respecto a estos dos graves hechos que denuncio en esta página y que de buen seguro jamás vais a replicar. Esa honrosa virtud no forma parte de vuestro ADN.
    Volviendo al Cuenavirus, a toda esta gentuza se le llena la boca diciendo que se van a comprar todos los equipos de respiración asistida para las UVI, olvidando como unos auténticos zopencos, que tienen que ser personal muy especializado el que las tenga que manejar y no hay personal para ello. Incurrís en el mismo error que en vuestra versión de la burbuja del ladrillo. Por todo esto que he comentado, os inquiero, ¿a vosotros grandes hijos de puta quién os paga…? ¡Si, a vosotros, Politicastros y sindicaleros de toda laya.

  • el 25 marzo 2020 a las 18:52
    Permalink

    Se me olvidó la firma…

    Emili Justicia

  • el 25 marzo 2020 a las 22:27
    Permalink

    Hola buenas noches.
    En la reflexión de Rafa Cid echo de menos críticas al Gobierno de Valencia, es claro que el 8-M pudo y seguro que fue una gran fuente de contagios en Madrid, pero las Mascletadas y Castillos de fuegos artificiales en Valencia los días previos a Las Fallas también lo fueron, pero extrañamente no hace mención a ellos, quiero entender que es porque vive en Madrid y no vio el ambiente que en esos días había en Valencia.
    Hablamos de masificaciones, si entramos en clasificaciones todos deberíamos mirarnos.
    Si alguien no escuchó o leyó declaraciones de nuestros políticos en Valencia realmente ahora lo pueden hacer, pondrá los pelos como escarpias a mas de uno y de una, a no ser que se prefiera obviar aquellos manifiestos. La hemeroteca esta ahí.
    Podríamos hacer leña del árbol, pero dudo que el árbol caiga, además no es el momento.
    Creo en el confinamiento total, y total es total.
    Es la única forma de que el virus se frene, de que los hospitales den a basto y que se ralenticen los contagios.
    No creo que sea bueno que las fábricas, obras, y varios negocios permanezcan abiertos.
    El confinamiento debería ser más estricto. No gusta oírlo, lo sé, tampoco me gusta a mi decirlo pero creo que es la única forma de frenar la sangría y el desorden de los hospitales.

    Seguramente acabaremos la mayoría infectados según dicen, ¿pero no será mejor ir cayendo poco a poco que de golpe?. Demos tiempo a la organización de la sanidad.

    En «El Ángel Exterminador» de Buñuel aparecen muchas ovejas, borregos.
    Una clara metáfora de lo que es la Monarquía. Realmente un Rey tiene poco de realidad, un coste económico demasiado alto para un pueblo que no se lo puede permitir.
    Ya no es por el lujo de detalles que lo envuelven, ni por los costes estéticos de la Reina o sus cocineros, es también por lo poco éticos que son, la prostitución y el robo circunda a esta familia, negocios ocultos y dinero en diferentes paraísos fiscales, mientras su pueblo, ese pueblo que reinan están en estos momentos en Ifema, o en un congelador gigante.
    Irene Montero se deshacía en gracias con Leticia Ortiz, Pablo Iglesias le regala packs de series televisivas, Alberto Garzón….Alberto Garzón no se donde estaba ni donde está.
    La izquierda de este país esta en el centro, no existe izquierda, no existe el progresismo, el progresismo que creíamos ver y tocar era y es un espejismo.
    Un saludo.

  • el 26 marzo 2020 a las 22:15
    Permalink

    Hoy toca abrir capítulo de desprecio por el cagallero de la Tenaza.

    Salud para todos. Permitidme que de mi filiación, dado el motivo que me mueve a escribir este tercer comentario saturado de cargas de profundidad, dado el caso de que alguien se sienta aludido y ofendido, pueda emprender acciones legales, por ofensas a su honor, por calumnias o falsos testimonios hacia su persona. Ahí va: (Emili Justicia, DNI 22497142-Z.) No me mueve ni la publicidad ni el ansia de notoriedad. Me mueve el deseo de señalar con la voz a través de mi verbo, aún a riesgo de molestar a más de uno.
    Es de vergüenza ver como está el país con esto del Cuernavirus. Es el parlamento y son sus parlamentarios una pura escoria en la hora de legislar y aplicar remedios tangibles a los graves problemas que padecemos y los que se nos avecinan. (en plural) Cómo se puede consentir a la extrema derecha de VOX que campe a sus anchas y, diga con la representatividad que le dan sus cincuenta y dos escaños, que la Salud Pública le niegue la atención a Emigrantes sin papeles, Pues es quitársela a los genuinos naturales del país, a la «raza cañí». Que sindicaleros y resto de fuerzas políticas no tomen cartas en el asunto y lleven a los tribunales a semejantes hijos de su madre, por tan criminal propuesta, que de estar ellos en el gobierno no dudarían en aplicar a rajatabla. Hay que tener en cuenta que estos fulanos tienen más de tres millones y medio de votos y en ascenso… Y que esos votantes comparten opinión de racismo, de discriminación con quienes disienten de sus postulados, es decir, son fascistas en estado puro.

    En cuanto a la gestión de la pandemia parece mentira que la Cruz Roja o Protección Civil no manifieste el protagonismo que le corresponde y quede muy lejos del heroico papel desempeñado por el personal de la Sanidad Pública. Dicho de otro modo; Protección Civil y Cruz Roja son un autentico timo. No son quienes dicen ser, independientemente de sus siglas. En cuanto el mercado negro desatado y consentido por esa sociedad política que dice, dice que nos representa y que fuera de putos eufemismos no tiene otro calificativo que «estraperlo» de los bienes sanitarios y que en un futuro si la cosa se alarga se contagie a los productos de primera necesidad y sobre todo a la alimentación. ¡¡¡Ahí os quiero ver sindicaleros hijoeputas!!!. Nos conducís como si fuéramos ganado camino del matadero.

    Emili Justicia

  • el 26 marzo 2020 a las 22:47
    Permalink

    Paso al siguiente espacio por motivo de la limitación de los ciento cuarenta caracteres.

    En cuanto a las declaraciones de Irene Montero (menistra de igualdad ¿?) Te has lucido lo que no está escrito en ningún lugar. El afirmar que la manifestación 8M estuvo acogida a la legalidad de vuestro gobierno de coalición y no decir nada es todo lo mismo. La legalidad a nada obliga cuando esta legalidad pone en grave riesgo la integridad de todas las personas. Ese descargo que haces con la soberbia que te caracteriza es pura estupidez y pura falacia, además de manifestar un nulo criterio personal a la hora de razonar. Te voy a decir una cosa: no te voy a llamar feminazi, no, no necesito hacer uso de la descalificación para situarte en el sitio que mereces. Toma nota: El nazismo triunfó porque un pueblo que presumía de ser el más culto del mundo se sometió a una legalidad totalmente cuestionable por su criminal política maltusiana y de desprecio al diferente. Por encima del Estado siempre debiera de estar el saber elegir del individuo entre el bien o el mal. Decir otra cosa es escudarse en el cobarde pretexto de «La obediencia debida». Las feministas de esta cuarta generación de feminismo irracional, al igual que los sindicaleros de la posmodernidad tendríais que reflexionar en vuestras actitudes de gremio, pero tan alejadas de la sociedad civil como lo está la Tierra del Sol. hacéis lo indecible en acabar con costumbres tan bárbaras como son los toros, las fallas, la religión y su semana santa, etc. y estaría bien si las soluciones que queréis imponer no fuesen incluso más bárbaras que las que queréis suprimir.
    No soy partidario de entrar en el juego manipulador de las elecciones generales y demás ejercicios similares. Pero, en las próximas elecciones, cuando vayáis a ellas ir todos con paracaídas, pues el cacharrazo que os vais a pegar será de órdago.

    Salud

    Emii Justicia

  • el 27 marzo 2020 a las 13:58
    Permalink

    El cagallero de la Tenaza Dice:

    Buenos días. Europa y ese «artefacto» llamado Unión europea está más que muerto, está completamente tieso y amortizado. Sus estructuras políticas de derechas y sus extremos, izquierdas y sus correas de transmisión están también en crisis perpetua como no podía ser de otra manera. Sólo se hecha en falta una importante cuestión que no es baladí. Esta es que cuando esta crisis pandemia afloje, la ciudadanía, la población en general, la que le toca todos los días el ir al trabajo diario a desempeñar su función imprescindible, porque si no, no come, se manifieste libre y sobre todo razonablemente, sin apelar a los sentimientos, ni tocar la fibra emocional, sino todo lo contrario, sepa hacerlo con responsabilidad y en esa libre manifestación se pronuncie por un cambio en positivo al margen de todos los sectarismos de partidos políticos, de fumaos y doctrinarios y tenga el acierto y las ganas de construir otra sociedad más justa y humana que la que padecemos impositivamente por una sociedad política sectaria y fuertemente y gremialista, por no decir mafiosa, como lo es la Europa del capital. Una Europa partidaria de la supervivencia de los más fuertes, (ellos) defensora de las teorías eugenistas de Malthus y como afirma el economista muy afín al nacionalismo catalán de los de JXCAT, Xavier Sala i Martín: ¡¡¡Los jubilados deben de morirse pronto, lo antes posible y la jubilación debe de retrasarse hasta los setenta años, pues de no ser así la economía nacional no es sostenible». Así y sin salir del País tenemos ciento, así que no queda otra que espabilar o el siguiente paso de ese libre mercado (que no lo es, el mercado nunca es libre. Lo lidera siempre unos pocos y entre esos pocos y muy por encima quien cumple la función de la NACIÓN IMPERIAL POR AUTONOMASIA).
    Hoy no he hecho uso del lenguaje del siglo de Oro, nadie se desasosiegue, no faltará ocasión de retomarlo y volver a él.
    Vale

    Emili Justicia

  • el 31 marzo 2020 a las 12:26
    Permalink

    Los malos y retorcidos pensamientos del cagallero de la Tenaza.

    En esta lucha ideológica desatada por la histeria colectiva que provoca el cuernavirus . Con una deficiente operatividad de la Cruz Roja y la de protección civil, amén de los servicios sociales, en donde detrás de sus fachadas nada hay, porque solo son eso, fachada sin infraestructura social operativa que las justifique.
    Y a los que critican la militarización de la pandemia, crítica a la que me sumo sin ninguna duda al respecto. Pero; hay y están unas organizaciones que se reivindican de clase y a las que les prodigo una tirria y un desprecio manifiesto, me refiero a los sindicatos de clase, tan parasitarios como retóricos en sus manifestaciones públicas. Sería de agradecer que arrimaran el hombro y justificaran las dádivas que reciben del Estado, supliendo las carencias que otras entidades civiles no cumplen, solamente por aquello que el movimiento se demuestra andando, sin retoricismos ni camelos de tahúres.

    Emili Justicia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies