De la pócima Bárcenas al linimentoTalegón: el ruedo ibérico

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid
Rafael Cid

Es lógico. Tanto tiempo amancebados y ahora les resulta muy difícil diferenciarse. PP y PSOE andan a la greña después de años de marchar a pachas. O al menos eso intentan. Que las apariencias engañen. De ahí que compitan en los medios de sus respectivas cofradías para ofrecer sus mejores chucherías. Rajoy y sus barones muestran las declaraciones de renta y patrimonio, Rubalcaba dice que ellos no lo harán hasta que no haya un modelo homologado (sic), y…

…luego rectifica para enseñar el papelito con sus haberes. Montoro afirma que Bárcenas no se acogió a la amnistía fiscal, ni como persona física ni como persona jurídica, y la oposición replica que no solo eso sino que además han “regularizado” a un puñado de los hampones de Gürtel, resultando que de los siete imputados en la trama mafiosa cinco de ellos recibieron el nihil obstat en la etapa Zapatero. Simulaciones, dobleces y simulacros que no llegan más allá que lo que pueden sus terminales mediáticas y lo que peroran los muchos todólogos en plantilla (chaperos tertulianos, a decir de mi admirado Gregorio Morán).

Y es que la realidad no tiene enmienda. Mientras apuran todas las estrategias de desinformación, reencantamiento y monitorización del olvido, los hechos devuelven la corrupción donde solía: al sistema que los partidos mayoritarios legitiman. Lo de Bárcenas no escampa. Lo de Mato sigue vivo y coleando. Y los chicos de la “revolución pendiente”, que diría la nueva musa de la socialdemocracia con cara humana, Beatriz Talegón (un Carromero con sonrisa telemática), no ganan para sustos. La Operación Mercurio se lleva por delante al alcalde socialista de Sabadell y a su extraña familia, en un caso que enfila a Daniel Fernández, el responsable de la campaña electoral del PSC en las últimas elecciones y garganta profunda de Ferraz en la formación. La Operación Campeón cerca ya al ocurrente Pepiño Blanco, con disgusto para sus progenitores que han visto defraudados los buenos augurios del líder nacional del PSOE cuando, en medio de un mitín, les dijo “tenéis un hijo honesto” . Y, en fin, un presunto espionaje ordenado por el número dos del PSC contra la presidenta del PP catalán en relación con los oscuros negocios de la familia Pujol y CiU (que tiene embargada la sede por el caso Palau), nos devuelve a la serie negra que intentaron birlarnos.

No es para menos. Todo sigue igual o peor si cabe. Puro camelo. Como sus siglas. Ni el Partido Popular tiene nada de popular ni el Partido Socialista Obrero Español obreros en sus escaños. Por eso, si uno rasga la cortina de humo que los medios colocan ante nuestros ojos para deslumbrarnos, un mero trampatojos, se descubren los desesperados intentos del duopolio dinástico gobernante para sostenella y no emendalla. Ni siquiera en las supuestas concesiones, como la toma en consideración de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) antideshaucios, hay otra cosa que un armisticio obligado por la circunstancias. Con el escándalo provocado por la comparecencia a puerta cerrada de Draghi en el Congreso, demostrando que quien manda de verdad en España son los marcados; con la noticia de otro caso de suicidio entre los afectados pro el genocidio hipotecario y toda la orgía del latrocinio de la clase política en tiempo real, parecía una temeridad negar el pan y la sal a una petición que llevaba detrás a casi millón y medio de ciudadanos, cuando la ILP sobre los toros venía avalada con quinientas mil firmas.

Había que ganar tiempo, el horno no estaba para bollos. De ahí que el PP cambiara de opinión sobre la marcha y que el PSOE se camuflara con los defensores de Stop Deshacios de toda la vida, cuando Rubalcaba y la cúpula socialista siempre negaron esa posibilidad, como dejó bien claro hace dos años su colega la ministra de Economía, Elena Salgado, al afirmar lisa y llanamente que “la dación no es una opción en nuestra economía”. Muy pronto veremos que ese subidón de PP y PSOE ante la dación en pago tiene las patas cortas. En marzo, cuando el proyecto de ley sobre los desahucios que tramita la cámara quede listo para sentencia solamente la radicalización de la presión de la calle podrá evitar su naufragio. Con la gran banca cerrando en números rojos el ejercicio 2012 y problemas de solvencia en el horizonte; el banco malo Sareb estancado al no lograr la financiación privada necesaria para echar a andar con los activos tóxicos del sector; la UE sumergida en la recesión y la alta morosidad crediticia del tándem PP-PSOE pendiente de la benevolencia de sus prestamistas financieros, todo indica una derrota pírrica del movimiento en la sedicente sede de la soberanía nacional. Podría decirse que estamos ante el típico caso de una sobreactuación por encima de sus posibilidades.

Por eso, para ver que no hay nada nuevo bajo el sol, sino un fragor de moscas alrededor de la inmundicia institucional, hay que poner el acento en la letra pequeña de lo legislado, en las cosas menudas. Es decir, en el ruedo ibérico, en las posiciones adoptadas ante esa otra ILP que busca declarar la barbarie torera como bien cultural. Quiza la prueba más lúcida y solvente sobre el tipo de valores éticos que derecha e izquierda ofrecen al alimón con sus políticas, esos activos de nueva generación que deberían identificar propuestas democráticas de avanzada. Una propuesta casposa, propia de la España cañí, una, grande y santa. Que es tanto como brindar de nuevo con el ¡viva la muerte! Esa macabra iniciativa ha sido aprobada con los votos de la mayoría absoluta del Partido Popular, consecuente con su ideario tradicionalista, meapilas y patriotero, pero ha contado con el auxilio impagable y mucho menos explicable del PSOE, que se ha abstenido, confirmando su talante retrógrado y oportunista, su “autismo” moral. Claro que antes, el PSC catalán ya había dejado clara su escasa sensibilidad ante la tortura gratuita a los animales votando en contra de la prohibición de las corridas en Catalunya cuando Montilla presidía el tripartito. Por sus obras les conoceremos. De boquilla todos son la hostia. Ahi está IU, que ha capitulado secundado a sus socios socialistas de gobierno en la Junta de Andalucia en el cruel festejo de la Tauromaquia, posiblemente por “imperativo legal”.

Últimas noticias: El PP ha mantenido el salario del miedo a Bárcenas hasta hace unos meses; al ex secretario general de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán le salió negativa la última declaración de Hacienda; Diego Torres, socio de Urdangarín en Nóos, revela al juez que las reuniones con Rita Barberá y Francisco Camps se hicieron en La Zarzuela en presencia del secretario de las princesas y del consejero del Rey; Alfredo Pérez Rubalcaba inaugura el encuentro Ganarse Europa, preparatorio de la Conferencia Política, junto al ex secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, vicepresidente, portavoz y comisario de Competencia de la Comisión Europea, de hecho el jefe de los “hombres de negro” que supervisan el cumplimiento de las políticas antisociales que imponen los mercados y…un padre de familia en paro es condenado a tres años de cárcel por robar un jamón para celebrar la Navidad con su hambrienta familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies