Amanda

Abel Ortiz

Amanda tiene seis meses y ya la ha desahuciado Cajastur; vivía por encima de sus posibilidades. Un piso en un barrio obrero de Oviedo es más de lo que se puede permitir.

Amanda tiene que apretarse el cinturón porque, como sabe cualquier ama de casa, condesa o no, un bebé no puede gastar más de lo que ingresa. Los bebés no son rentables, no producen, son deficitarios, unidades de gasto. Hay que darles de comer, necesitan ropa, juguetes, techo.

Habría que ir pensando en privatizar los bebés. Los que no sean competitivos podríamos mandarlos a Alemania para que allí les expliquen lo del déficit y eso. Hay bebés que no entienden los problemas presupuestarios y se obstinan en vivir como si la crisis no fuera con ellos. No entienden que por culpa de los sindicatos, las comunidades autónomas y los funcionarios, a los bancos no les queda otro remedio que desahuciar, hay que ser austeros.

Algunos bebés sólo pretender seguir con sus mamandurrias y no son solidarios con los banqueros y sus accionistas que lo están pasando fatal. Para desahuciar a Amanda hizo falta que se desplegaran durante horas varias decenas de hombres armados, interviniera la justicia, se derribaran puertas y se detuviera gente, lo normal, lo lógico, lo racional.

Todo el mundo comprende que te quiten el piso si no lo pagas y lo tengas que pagar de todas maneras. Pagas un piso que se queda el banco para volverlo a vender, no te devuelven el dinero que ya has pagado, y te mandan a la calle. Amanda lo entenderá perfectamente cuando se lo expliquen.

Un comentario en “Amanda

  • el 5 agosto 2012 a las 18:19
    Permalink

    nada que añadir, directo, con tu ironía habitual, cambian cabolas. el mundo al revés como el gelsomino de gianni rodari un saludo, salud fuerza y que les follen a los banqueros de ojos azules o con lentillas que les permitan corregir su miopia para poder ver las ostias no violentas como panes que se acercan a sus caras. y por donde curro un hotel de 20 plantas cerrado dos años ya…no estamos indignados estamos hasta los cojones. lucha e imaginación, salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies