De cómo un madero esposó a un adolescente revolucionario. Crónica de una injusticia

Por Abelardo Muñoz para Radio Klara Lliure i Llibertaria

(Artículo dedicado a mi querido vástago y amigo A.M.B., heredero de los mejores valores de los viejos luchadores antifranquistas)

Abelardo Muñoz
Abelardo Muñoz

Cómico país en el que la ciudad se llena de patrullas policiales para reprimir a muchachos bachilleres. Recuerda algo los tiempos de Franco, la verdad. Pero al que llamaremos Pere, nombre supuesto, le sucedió en la calle Xátiva. Pere es un chaval que está acabando el bachiller, tiene 17 años y lee a Nietzsche y a Chomsky. Escucha el rap vasco y catalán más rompedor, ya se ha leído a Engels y el Manifiesto Comunista y en su cuarto luce un gran poster de Jimy Hendrix. Confieso con orgullo que el joven Pere, que es catalano parlante y habla inglés es un monstruo subversivo producido por su madre soltera, linda mujer librepensadora, y por el que esto escribe.

Al poder no le gustan los chavales como Pere; ni siquiera está bien visto en la pública enseñanza pues debido a su actitud altiva en las clases y al muermo que le produce la desgana de sus maestros( en una ocasión me dijo escandalizado que un profesor no sabía el simbolismo proletario campesino de la hoz y el martillo comunista) ha sido castigado. Pere viajó a EEUU el curso pasado; su madre pagó a una empresa de Houston llamada Education First la nada desdeñable cantidad de 10.000 pavos y pese a la exhaustiva información que recibió esta multinacional educativa, le asignaron un hogar impropio (les dijimos que era progre y lo enviaron a Alabama, el cinturón santurrón sureño) y le tendieron una trampa pues fumó marihuana un fin de semana y lo expulsaron de país. A su madre no le han devuelto ni un duro.

Bueno, mi hijo (no es biológico pero sí espiritual y humano) Pere ya sabe lo que son los EEUU de la derecha (hay una Amèrica maravillosa, la de Capote y Warhol, la de Doors, la de Steinbeck, Miller y Marylin)).

Un franquismo latente nos amenaza
==============================

Regresando al tema de la manifestación de los muchachos contra los recortes educativos de la derecha neofascista, cabría vincular lo que le ha sucedido a mi hijo Pere de 17 años con lo de Garzón, el gran juez humillado por la magistratura reaccionaria que pervive desde los tiempos de Primo de Rivera.

He editado en el heroico diario Linformatiu, que dirige el no menos valiente periodista Juan Tur, el caso. Tiene gracia que diarios como Público no se enteraran de la noticia y otros como Levante EMV, dieran la versión de la madera. Dijeron que Pere les pegó zapatazos, cosa que me extraña un mazo pues su madre, a la que llamaremos Leda, le acaba de comprar unos botos gigantes que costaría mucho desabrochar.

Sólo otra valiente, la periodista Neus Cavaller hizo su trabajo en El Pais. Un país triste el nuestro en donde los diarios presuntamente progres reproducen las mentiras del gabinete de prensa de Fernando el Católico. Edificio que todo sea dicho, debería ser demolido, al igual que el Valle de los Caidos por el sufrimiento que produjo a los españoles en los años del fascismo clerical que no ha muerto.

Pero, y acabo, Pere y los suyos, conseguirán acabar con él. Nosotros, los viejos marxistas y librepensadores que luchamos contra la dictadura criminal de Franco nos hemos hecho viejos, no tontos y estamos mucho al loro. PPero Pere, el valiente muchacho que defendió a un amigo al ver a este apaleado por un madero niñato con automática en el cinto, es la esperanza de este puto país.

Abelardo Muñoz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies