Test para tontos (y tontas)

Abajo a la izquierda

Javier Ibañez. L’Informatiu.

Sábado siete de enero por la noche. El programa Informe Semanal de la televisión pública emite un reportaje sobre la Operación Babel.

Minuto 1:40. Habla uno de los padres de la Constitución. El mismo que afirmó sin sonrojo aquello de que “quizá nos hubiera ido mejor con los portugueses y sin los catalanes” y aquello otro de “no se cuántas veces hubo que bombardear Barcelona. Creo que esta vez se resolverá sin hacerlo”. En esta ocasión afirma que “Eso (lo de Urdangarín) no afecta para nada al rey ni al príncipe que son ajenos a ese planteamiento, víctimas de este tema”. Me entra la risa.

Minuto 12:30. Vuelve a hablar el mismo padre de la Constitución. Ahora afirma que “La corona no tiene problemas en España como forma de la jefatura del Estado. Estos sectores que dicen que hay que volver a la república, eso son tonterías, tonterías que la mayor parte de los ciudadanos no están de acuerdo”. Se me acaba la risa y me entra la mala hostia.

Opción a) El tonto es el señor Peces Barba. Opción b) El señor Peces Barba es más listo de lo que parece.

Minuto 15:30. Fragmento del discurso navideño del suegro de Urdangarín: “Cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione. Afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos”

Artículo 56.3 de la Constitución, la que ayudó a escribir el de las tonterías: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

Opción a) El suegro es tonto. Opción b) El suegro es más listo de lo que parece.

Según un informe de Hacienda que se incluye en el sumario de la operación Babel, el instituto Nóos que presidía el señor Urdangarín, trincó pasta (presuntamente) de los gobiernos autonómicos valenciano y balear y de varias empresas, entre ellas Repsol, Telefónica, Iberdrola, la inmobiliaria Ros Casares y Volkswagen Audi.

Opción a) Los dueños de estas empresas son tontos. Opción b) Los dueños de estas empresas son más listos de lo que parece.

Hace unas semanas aludía en una columna a una biografía del suegro cuyo título no recordaba. La bibliografía en cuestión se titula Un rey golpe a golpe y la editó Ardi Beltza (y no Txalaparta como afirmaba erróneamente en aquella ocasión). Les sugiero una atenta lectura del capítulo 14 dedicado a la fortuna personal del suegro. Tampoco se pierdan el capítulo 15 en el que se detalla quien puso la pasta para el último yate del suegro… Bingo!! El gobierno autonómico balear de Jaume Matas y distintas empresas, entre ellas Repsol, BBVA, y empresarios del sector turístico de Baleares.

Opción a) Los que financiaron el “Fortuna” son tontos. Opción b) Los que financiaron el “Fortuna” son más listos de los que parece.

Y para concluir el examen, les propongo una pregunta abierta de redacción libre: ¿Quiénes son los tontos (y las tontas) de esta historia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies