La solidaritat es penalitza

Acampada La Safor – Valldigna

El dia 20 de desembre de 2011 han condemnat la companya del 15-M, Sonia N., per solidaritzar-se amb un venedor senegalès que perseguia la policia local de Gandia

Gandia, 21-12-2011.-

Els fets van ocórrer el passat 1 de setembre de 2011. Tal i com va relatar la Sonia i els testimonis allí presents, un policia local de Gandia perseguia a un venedor amb una moto quad, a la platja de Gandia, i va estar a punt d’atropellar-lo. Va ser aleshores quan la Sonia, d’origen alemany i resident a Gandia, va intervenir per dir-li que anara amb compte perquè podria fer-li mal. Davant d’açò la policia li va respondre que se n’anara al seu país i que li deixara fer el seu treball.

Va continuar la persecució al venedor amb l’ajuda d’un altre policia. Novament va intervenir Sonia per a demanar-los la placa d’identificació, cosa que va molestar els agents qui la van amenaçar, apuntant-li amb el dit, i indicant-li que no es clavara en la seua feina i dient-li: “además de la placa puedo enseñarte mi pistola”.

Si bé aquestos fets són denunciables fins i tot per vulnerar la seua pròpia Ley de Extranjería, que penalitza els insults per raons d’origen; també ho són per abús de poder (per l’amenaça de traure l’arma reglamentària, davant una persona desarmada i indefensa); i per maltractaments. Malgrat açò, Sonia va preferir no denunciar els fets ni portar als testimonis presencials al judici, confiant en què la justícia estaria de la seua part, i que no era necessari utilitzar els precaris recursos públics judicials ni el temps dels testimonis.

Desafortunadament, açò no ha sigut així, donat que el Fiscal ha donat com vertadera la versió dels agents que l’acusen de “falta de respecte als agents de l’ autoritat, insults, amenaces i alteració de l’ordre públic”, i no la de la companya, condemnant-la a pagar una multa de 300 euros.

Durant el Judici, tant Sonia com els alli presents a la Sala vam poder comprovar la falta de sensibilitat de qui està per protegir els ciutadans, donat que es van referir a l’operatiu policial com si d’una cacera d’animals es tractara. Així, vam poder escoltar-los referir-se a l’operatiu del dia dels fets (davant el Fiscal) dient “nosotros estábamos intentando cazar” i “cuando logramos cazarlo”, en referència a la persecució del venedor d’origen senegalès.

Les persones que integrem l’Assemblea del 15-M coneguem molt bé la Sonia i sabem que qualsevol acte d’injustícia la indigna i que es incapaç de romandre impassible davant allò que considera una violació dels Drets Humans.

El fet que la Policia Local tinga assignades determinades tasques, no li dóna via lliure per sotmetre a maltractaments les persones, en aquest cas un venedor i la pròpia persona de Sonia, donat que els insults pel seu origen alemany com les amenaces de traure una pistola davant una persona ho són.

A causa d’això i assessorada pels serveis jurídics del 15M, i davant la sentència condemnatòria per expressar la seua solidaritat, Sonia N. presentarà la denuncia corresponent per aquestos fets, cosa que haguera preferit evitar.

(CAST)

La solidaridad se penaliza

El día 20 de diciembre de 2011 han condenado a la compañera del 15-M, Sonia N., por solidarizarse con un vendedor senegalés que perseguía la policía local de Gandia.

Gandia, 21-12-2011.-

Los hechos ocurrieron el pasado 1 de septiembre de 2011. Según relató Sonia y los testigos allí presentes, un policía local de Gandia perseguía a un vendedor con una moto quad, en la playa de Gandia, y estuvo a punto de atropellarle. Fue entonces cuando Sonia, de origen alemán y residente en Gandia, intervino para decirle que tuviese cuidado porque podría hacerle daño. Ante esto la policía le respondió que se fuera a su país y que le dejara hacer su trabajo.

Continuó la persecución al vendedor con la ayuda de otro policía. Nuevamente intervino Sonia para pedirles la placa de identificación, algo que molestó a los agentes quienes la amenazaron, apuntándole con el dedo, de que no se metiera en su trabajo y diciéndole: “además de la placa puedo enseñarte mi pistola”.

Si bien estos hechos son denunciables hasta por vulnerar la propia Ley de Extranjería, que penaliza los insultos por razones de origen; también lo son por abuso de poder (por la amenaza de sacar el arma reglamentaria, ante una persona desarmada y, pues, indefensa); y por malos tratos. Pese a esto, Sonia prefirió no denunciar los hechos ni llevar a los testigos presenciales al juicio, confiando en que la justicia estaría de su parte, y que no era necesario utilizar los precarios recursos públicos judiciales ni el tiempo de los testigos. Desafortunadamente, esto no ha sido así, puesto que el Fiscal ha valorado como verdadera la versión de los agentes que la acusan de “falta de respeto a los agentes de la autoridad, insultos, amenazas y alteración del orden público”, y no las de la compañera, condenándola a pagar una multa de 300 euros.

Durante el Juicio, tanto Sonia como los allí presentes en la Sala pudimos comprobar la falta de sensibilidad de quienes están para proteger a los ciudadanos, puesto que se refirieron al operativo policial como si de una cacería de animales se tratara. Así, pudimos escucharles referirse al operativo del día de los hechos (ante el Fiscal) diciendo “nosotros estábamos intentando cazar” y “cuando logramos cazarlo”, en referencia a la persecución del vendedor ambulante de origen senegalés.

Las personas que integramos la Asamblea del 15-M conocemos muy bien a Sonia y sabemos que cualquier acto de injusticia le indigna y que es incapaz de permanecer impasible ante lo que considera una violación de los Derechos Humanos.

El hecho de que la Policía Local tenga asignadas determinadas tareas, no le da potestad para infligir malos tratos a las personas, en este caso a un vendedor y a la propia persona de Sonia, puesto que los insultos por su origen alemán como las amenazas de sacar una pistola ante una persona lo son.

Debido a ello y asesorada por los servicios jurídicos del 15M, y ante la sentencia condenatoria por expresar su solidaridad, Sonia N. presentará la denuncia correspondiente por estos hechos, algo que hubiera preferido evitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies