Del decretazo al estado de alarma

El Vaivén de Rafael Cid

aviontorrePrimero vinieron a por los funcionarios y les quitaron el 5 por ciento del sueldo mediante un decretazo que quebrantaba lo acordado en su convenio. Y nadie se movió. ”Son unos afortunados que tienen el trabajo asegurado, que se aguanten”, dije.

Luego vinieron a por los jubilados y les congelaron las prestaciones, vulnerando lo establecido en el Pacto de Toledo. Y nadie se movió. “Son personas mayores y con lo que reciben tienen de sobra”, dije.

Más tarde vinieron a por los parados y les rebajaron las indemnizaciones por despido y los 426 euros de emergencia. Y nadie se movió. “Así no podrán rechazar más ofertas de trabajo que no les gustan”, dije.

A continuación vinieron a por conductores de metro de Madrid. Y nadie se movió. “No hay derecho a dejar tirados a los ciudadanos, les está bien empleado”, dije.

Y hace unos días vinieron a por los controladores aéreos. “Estos tipos son unos privilegiados y hay que pararles los pies sin contemplaciones, que se jodan”, dije.

Finalmente el gobierno ha decretado el “estado de alarma” en el país, atendiendo a la demanda de los que como yo pedían mano dura contra los controladores, despreciaban a los funcionarios, ignoraban a los parados, criticaban a los trabajadores del metro y pasaban olímpicamente de los jubilados.

Pero ahora ya no queda nadie que pueda protestar por mí y sólo me queda aplaudir como cada domingo a esos privilegiados multimillonarios que corren detrás de un balón y me sonríen desde la publicidad de los bancos de la crisis.

Las multitudinarias protestas desatadas por chafarnos el puente nacen del silencio y la resignación mostrada frente al saqueo económico que ha provocado cerca de 5 millones de parados.

¿Qué es robar un banco comparado con fundarlo ?, que dijo Brecht.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies