El CSN abre un expediente sancionador a la Central Nuclear de Cofrentes por incumplimiento del PEI (Plan de Emergencia Interior)

Tanquem Cofrents

La Central no dispone de una ambulancia las 24 horas a disposición de los trabajadores heridos en una situación de emergencia.

La Central modificó el texto del PEI aprobado por la Dirección General de Política Energética y de Minas.

La plataforma Tanquem Cofrents, que agrupa a las principales organizaciones ecologistas y a otras organizaciones de la sociedad civil valenciana, denuncia que el Pleno del 26 de julio de 2011 del Consejo de Seguridad Nuclear aprobó la apertura de un expediente sancionador a los propietarios de la Central Nuclear de Cofrentes por dos infracciones leves al incumplir el Plan de Emergencia Interior (PEI).

Según se ha podido conocer ahora que se ha publicado el acta (con casi dos meses de retraso) la apertura del expediente sancionador se fundamenta en dos infracciones:

– La primera consiste en modificar el texto del PEI aprobado el 10 de marzo de 2011 por la autoridad competente (Dirección General de Política Energética y de Minas), sin conocimiento del CSN, de tal forma que en lugar de disponer de un ambulancia en el emplazamiento físico de la Central Nuclear a disposición de cualquier posible trabajador herido o accidentado en una situación de emergencia, la Central tenía un convenio con una entidad médica y el Ayuntamiento de Cofrentes que ponía a disposición de la Central Nuclear una ambulancia en el plazo de 15 minutos.

– La segunda consistía en que el retén contemplado en el PEI había dos técnicos que supuestamente eran especialistas en Protección Radiológica sin serlo en realidad. Esos técnicos deberían evaluar el nivel de exposición radiológica exterior a la Central Nuclear en caso de accidente y fuga radiactiva. Además había sobre el papel dos miembros del retén que nunca estaban físicamente en el recinto de la Central, dado que eran representantes sindicales posiblemente liberados sindicales.

Esos dos incumplimientos demuestran la política de mentiras y embustes que la Dirección de la Central Nuclear de Cofrentes mantiene y ha mantenido en este caso ante los inspectores del propio Consejo de Seguridad Nuclear, responsable de tutelar la seguridad de esas instalaciones. Alterar documentos oficiales, con la finalidad de ahorrarse la compra o alquiler de una simple ambulancia que esté a disposición de los trabajadores de la Central es un detalle de lo que es capaz de hacer una empresa en su afán de maximizar las ganancias, pasando por encima de la normativa oficial.

Valencia a 16 de septiembre de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies