La socialdemocracia, al final de la escapada

Lo peor no es que, contra toda lógica, la publicitada renovación del PSOE consista en que los abuelos sucedan a los nietos. Eso tendría un pase si los mayores fueran personas dignas y abandonaran su bien merecida jubilación para correr a gorrazos a sus bárbaros alevines. Lo siniestro y patético es que unos abuelos que han sido fervientes ejecutores de las nefastas políticas de sus cachorros se postulen como savia nueva para un radiante porvenir.

Leer más

Algo huele a podrido en Ferraz

Esto del PSOE no parece tener fin. Primero aúpan a la derecha al poder municipal y autonómico como castigo por su política antisocial. Y tras el lógico batacazo del 22-M por haber traicionado al electorado de centro-izquierda, van y persisten en las mismas reaccionarias intenciones. Sólo que ahora poniendo al frente de la contramanifestación al ministro de la Policía, el presunto comunicador Alfredo Pérez Rubalcaba, precisamente uno de los jarrones chinos hecho añicos en los comicios, puesto que si algo probó la consulta es que el “efecto Rubalcaba” era música celestial.

Leer más

Rubalcaba se presenta: La calle es suya

“La calle es mía”. Eso proclamó Manuel Fraga en 1976 tras una larga etapa como ministro de propaganda de Franco, en cuyo bando militaba el actual presidente del PP dando el enterado a sentencias de muerte que la dictadura solía emitir contra los “enemigos del régimen”. Y ahora, esa misma ofrenda la acaba de hacer suya el ministro del Interior socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, al mandar a la policía antidisturbios desalojar por la fuerza a los jóvenes contestatarios acampados en la Puerta del Sol de Madrid. Fraga por su condición de fascista interruptus, Rubalcaba interpretando en la lógica del poder la cínica propuesta del presidente del gobierno Rodríguez Zapatero de tener en cuenta las críticas de los indignados, después de tildarlos de “bellacos”. Es su versión particular de la subversión.

Leer más

La mentira al poder

En este país de cuentos chinos, la clave está en un cuento de niños: Alicia detrás del Espejo, del matemático y en sus ratos de ocio escritor Lewis Carrol. Porque en la boca de un humilde huevo antropomórfico, Carrol definió la ley de la gravitación universal del poder. Tentetieso, nuestro minúsculo héroe, dijo las siete palabras mágicas.: “la cuestión es saber quién manda aquí”.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies