Archivo de la etiqueta: Rebelion

Rafael Cid: “Un medio alternativo que ejerza de contrapoder está condenado a ser minoritario”

Entrevista a Rafael Cid, periodista y colaborador de “Radio Klara”, “Rojo y Negro” y “Kaos en la red”

Enric Llopis. Rebelión

Rafael Cid

Rafael Cid

¿Han de batallar los medios de comunicación independientes por la hegemonía? ¿Tienen que marcarse como objetivo el crecimiento de lectores y audiencias para ensanchar su ámbito de influencia? “Un medio alternativo que ejerza de ‘contrapoder’ está condenado a ser siempre más o menos minoritario”, afirma el periodista Rafael Cid, colaborador del periódico de la CGT Rojo y Negro, Radio Klara de Valencia (en el espacio “El Vaivén”) y Kaos en la Red. “Lo que tiene que primar es el rigor, la calidad, la independencia y la osadía”, añade. Titulado por la Escuela de Periodismo de Madrid, Rafael Cid inició su recorrido profesional en el mundo de los reportajes de investigación. Indagó durante tres años en el “síndrome” de la colza, que afectó a miles de personas en los años 80. A mediados de esa década, entrevistó para Cambio 16 –revista de la que fue jefe de coordinación- a un comando de los GAL y con otros dos periodistas de la misma publicación, Miguel Ángel Liso y José Díaz Herrera, reveló una trama de corrupción policial que se prolongó en la muerte de un conocido delincuente, “El Nani”. Entre 1977 y 1979 editó la revista Historia Libertaria. Actualmente, en España “apenas existe margen de autonomía para el trabajo de periodista en los mass media”, sostiene.

-Fuiste uno de los periodistas que en los años 80, con Xavier Vinader, Pepe Rei o José Díaz Herrera, se volcó en los reportajes de investigación. Por ejemplo, con Díaz Herrera publicaste en Cambio 16 (mayo de 1984) una entrevista a varios mercenarios del GAL realizada en Biarritz. Contaban la muerte de uno de los “jefes”, Jean Pierre Cherid, al estallarle un explosivo. Pretendía acabar con la vida de siete militantes de ETA. ¿Cómo recuerdas aquellos reportajes?

-Jean Pierre Cherid, los hermanos Perret, Mohamed Khiar, los neofascistas italianos y los miembros de la Triple A argentina (uno de los varios GAL que hubo) eran mercenarios contratados desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para llevar la guerra sucia contra ETA al santuario francés. Sus acciones, asesinatos de corte mafioso por encargo, estaban encaminadas a obligar a las autoridades galas a controlar los movimientos de los etarras y, en su caso, deportar a sus cabecillas y a los dirigentes independentistas vascos allí asilados. Poco más que eso puedo decir sobre aquella etapa. Quizás sólo resaltar las dificultades que supuso la realización de esa primera investigación histórica sobre los Gal y su publicación cuando en España gobernaba un PSOE triunfante tras el 23-F, con un enorme respaldo en la opinión pública. Y si eso fue posible, más que al trabajo de los periodistas, el mérito se debió a la existencia al frente de Cambio 16 de un presidente, Juan Tomás de Salas, que tenía una concepción exigente del derecho a la información, en línea con la tradición inglesa, al que aún no se le ha rendido el reconocimiento merecido. Mostramos el terrorismo de Estado en la joven democracia sin trabas empresariales o políticas, y con el respaldo garante del editor de la publicación.

Sigue leyendo

“El rechazo de las fallas y de la cultura popular fue un error grave de la izquierda”

Entrevista al sociólogo Gil-Manuel Hernández

Enric Llopis. Rebelión

Entre el 15 y el 19 de marzo se celebra en Valencia la fiesta de las fallas, de remotos orígenes (probablemente a mediados del siglo XVIII) cuando el gremio de carpinteros quemaba los “trastos” en una hoguera, en vísperas de la festividad de San José (19 de marzo). Han pasado centurias y la burguesía local (a finales del XIX), la dictadura franquista, los gobiernos de la Transición y el PP (en los últimos 25 años) han domesticado la fiesta y cercenado buena parte de su punta satírica y transgresora. Aunque también la izquierda autóctona, sobre todo la de cariz nacionalista, rechazó durante mucho tiempo el acercamiento a esta fiesta popular, recuerda Gil-Manuel Hernández, profesor del departamento de Sociología de la Universitat de València.

Hoy las fallas se enfrentan al reto de recuperar su esencia, lo que intentan algunas comisiones (con formas innovadoras en los monumentos, teatro o “llibrets”), y sobre todo algunas iniciativas como la “Intifalla”, las “Falles Populars i Combatives”, y otras en los barrios de Benimaclet y el Cabanyal. Gil-Manuel Hernández se muestra crítico con la “corrección política” de las fallas actuales, en las que la gracia y el ingenio han sustituido a la sátira. Habla de una “crítica evaporada”. El sociólogo es autor de “Focs de falla. Articles per al combat festiu”, “Falles i Franquismo a València” y “La festa reinventada. Calendari, Política i Ideología en la València franquista”. Al margen de la temática fallera, es autor de “Ante el derrumbe. La crisis y nosotros”, uno de los autores de “La cultura como trinchera. La política cultural en el País Valenciano (1975-2013)” y ha participado en el libro colectivo “La ciudad pervertida. Una mirada sobre la Valencia global”.

Sigue leyendo

La vigencia del anarquismo frente al colapso capitalista

Carlos Taibo participa en el 29 aniversario del Ateneo Libertario Al Margen de Valencia

Enric Llopis. Rebelión

En el actual escenario de colapso y corrosión terminal del capitalismo, ¿qué vigencia mantiene la vieja perspectiva de autogestionar la sociedad desde abajo, con la autogestión como punto de partida, la democracia y la acción directa, así como el apoyo mutuo? El politólogo Carlos Taibo considera que las perspectivas son halagüeñas, que el ideal libertario conserva el vigor, y así lo expresó en el libro “Repensar la anarquía” (publicado en 2013 en Catarata). En un acto conmemorativo del 29 aniversario del Ateneo Libertario Al Margen de Valencia, en el que han colaborado la CGT y la CNT, Taibo se ha reafirmado en la lozanía de La Idea.

Los adjetivos “anarquista” y “libertario” son en castellano sinónimos casi perfectos. Forzando una distinción terminológica podría considerarse que un militante anarquista es alguien que ha leído a Bakunin, Kropotkin y Malatesta (los “clásicos”), y se adhiere a las ideas que se proponen en los libros. A Carlos Taibo le interesa más, sin embargo, las connotaciones del adjetivo libertario, atribuible a las personas que habiendo leído o no a los “clásicos”, se comprometen en la vida cotidiana con las ideas de autogestión, democracia directa y apoyo mutuo. “En los últimos años se ha producido un visible auge de las prácticas libertarias, no necesariamente acompañado por un auge de las organizaciones anarquistas”, explica el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid.

Sigue leyendo

Tres décadas de radio libre y libertaria

La emisora valenciana Radio Klara cumple este año su 30 aniversario en las ondas

aguelo-cebollek

Enric Llopis. Rebelión

El cierre de la edición en papel de Público ha desatado en la Red un debate sobre los retos, oportunidades y barreras para crear medios de izquierda, sin el corsé que imponen la publicidad y el capital privado. Un ejemplo de cómo recorrer este camino lo constituye Radio Klara, emisora libre y libertaria de la ciudad de Valencia, que este año cumple su 30 aniversario en las ondas. El libro de Sergi Durà “Radio Kara. Libre y libertaria” (Ed. .G) resume tres décadas de la emisora autogestionaria.En su arranque, el colectivo que gestiona Radio Klara se define del siguiente modo: “la alternativa que se pretende divulgar es la libertaria, entendida en un sentido amplio, dada la extensión del movimiento libertario; es decir, en un sentido antiautoritario y antiestatista; intentamos combatir la ideología dominante en todas sus formas”. Eran los primeros años 80. Con el tiempo, Radio Klara, que copia su nombre de una emisora anarquista que existía entonces en Suecia, se ha abierto a otras muchas corrientes del campo de la izquierda.

Sigue leyendo