¿Una primavera caliente?

Caída ya en desuso la expresión “Otoño caliente”, con la que los periodistas se arriesgaban cada año a equivocarse al anunciar tan épicas como improbables luchas de los trabajadores contra los habituales recortes de derechos y salarios, va y resulta que, cuando menos lo esperábamos y donde menos papeletas teníamos para ser los elegidos, estalla en estas tierras lo que ya se denomina la “Primavera Valenciana”. Desde luego que el origen de este sarpullido que ha brotado en una sociedad hasta hace poco encantada con las políticas de grandes espectáculos y costosas construcciones, impulsadas por un Partido Popular que aquí lo gana todo desde tiempos remotos, no está en los dóciles sindicatos mayoritarios ni en la izquierda oficial, tan derrotada por fuera como fraccionada por dentro.

Leer más

Un juzgado investiga la agresión policial a tres estudiantes músicos

Luis, Bárbara y Jordi son tres jóvenes estudiantes y músicos que el 21 de febrero fueron “acorralados violentamente” por una docena de policías antidisturbios y lanzados “contra el suelo”, cuando volvían a casa, cerca de la Gran Vía de Fernando el Católico de Valencia, donde está la Jefatura Superior de Policía. Luis resaltó ayer, en una rueda de prensa en las Cortes, “las lesiones en las costillas, testículos y el labio”, que le provocaron los agentes. A Jordi lo “arrojaron, inmovilizaron y quitaron el móvil y las zapatillas y volvió a casa medio descalzo, ya que sólo le devolvieron una”. Bárbara fue retenida, “sujetada por las muñecas y los brazos en la espalda”, en posición de arresto. El Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia ha abierto una investigación sobre la “agresión” de que fueron objeto, cuando volvían a casa caminando, un día después de las cuatro cargas policiales contra manifestantes en Valencia, que se produjeron entre los días 15 de febrero y 20, y se saldaron con 41 estudiantes detenidos, ocho de ellos menores, y un centenar de fichados.

Leer más

Aprendizajes sobre la #PrimaveraValenciana

“La calle es mía” o Fraga Reload: El PP quiere recuperar el control, manejar lo que pasa en la calle. No es que vaya a prohibir las manifestaciones, hablamos de algo quizás más importante, nos referimos a la calle como lugar público, donde la gente pueda expresar su malestar directamente, sin tener que ser convocado por una gran organización. Saben muy bien que una expresión puntual de cualquiera que hable para el conjunto de la sociedad, por pequeña que sea, puede llegar a conectar con muchos otros. Desde mayo algo ha cambiado, la calle se ha convertido en una espacio de encuentro entre diferentes, donde estar juntos cobra sentido más allá de protestar contra una medida concreta. La recuperación del espacio público por la gente es lo que realmente preocupa al Gobierno y por eso se proclama defensor de los derechos de los que no acuden a las protestas, ¿será que a ellos no les roban?

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies