Archivo de la etiqueta: Mariano Rajoy

Las renovables y la caída de Montoro y su equipo económico: ¡Recortes sí, pero no de mis negocios!

Carlos A. Montouto. Abogado

¿Será verdad que Rajoy ha decidido limpiar su gallinero económico a finales de este Agosto?. ¿Que la estela de Rodrigo Rato y sus cachorros de el “Equipo Económico”, con Cristóbal Montoro a la cabeza, han caído en desgracia tras las peleas permanentes y públicas entre Montoro, Soria y De Guindos?. ¿Qué para tratar de evitar in extremis el rescate de España programado para este Otoño desde Berlín, se ha comprometido con Merkel a portarse como un niño bueno y decapitará a Montoro y De Guindos, refundiendo de nuevo Hacienda con Economía y nombrando en su lugar a José Manuel González Páramo, ex del propio BCE?.

Las lecturas que nos harán los medios de la primera renovación del Gobierno de Rajoy, en menos de un año desde su elección, tratarán seguramente de dulcificar la sangría, pretendiendo devolver la iniciativa a Rajoy con el regreso de Javier Arenas a Trabajo en lugar de la funesta Fátima Báñez, quien se traerá con él nada menos que al ex de CC.OO. Feliciano Fidalgo (que como Jorge Verstringe en su día, es un ejemplo de transfuguismo político sin escrúpulos, a la alargada sombra de FAES), o largando al incompetente Javier Fernández Díaz de Interior para refundir la cartera con Defensa, bajo el mando de Pedro Morenés. Salir de Málaga para caer en Malagón.

Sigue leyendo

Share

Toxo y Méndez ante el rey: si tú nos dices ven …

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid

Rafael Cid

Un Rajoy que interrumpe sus vacaciones gallegas para conferenciar telefónicamente con Obama, donde en parecida tribulación Zapatero necesitó un desayuno de oración. Un Toxo y un Méndez llamados a capítulo por el Rey después de que Rubalcaba celebrara de aquella manera otra cumbre con el monarca en Zarzuela. Estos son por el momento los dos últimos hitos conocidos de varios curiosos sucedidos estivales que han estado precedidos por la tourné de los líderes de CCOO y UGT para ver a la canciller alemana Ángela Merkel en Berlín, primero, y al propio presidente de gobierno en Moncloa, después. Suficientes fastos para deducir que algo huele a chamusquina en el santuario de la oligarquía dinástica. Será el “gran acuerdo nacional” que pregonan El País y el felipismo fósil, o el relanzamiento de la Marca España, especie condimentada en la proclama del Grupo Everis que otro antiguo secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, entregó a Juan Carlos de Borbón cuando la crisis bramaba al sur de los Pirineos. Porque como dice el portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Madrid, el sagaz Ángel Pérez, “el único que está haciendo algo por la economía es el Rey”.

En suma, toda la Corte en perfecto orden de revista, corrupción mediante. Aquí y allá la Corona coloca sus peones de cara a un otoño caliente que cambie algo para que el statu quo siga igual. La canción del verano del 2012 lleva letra de fraude, frustración, doblez, expolio, pronunciamiento y martingalas.

Sigue leyendo

Share

Tú también, IU, hijos míos

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid

Rafael Cid

Todo por la pasta. Por Bruselas y el Poder. No hay quien pueda con la gente maniobrera. Todos los caminos de la política-mercado conducen a lo mismo. A buenas palabras cuando las urnas esperan y traición y desfachatez al acariciar poder. Nadie se salva. Entrar en la dinámica del sistema significa someterse al sistema. Lo recordaba el escritor portugués Miguel Torga: “la única manera de ser libre ante el poder es tener la libertad de no servirlo”. Pero para decir “no” con resolución se necesitan cualidades y valores que el sistema, como Salamanca, no presta. Sólo la resistencia ante la opresión, la no resignación frente a las injusticias, la denuncia y la protesta cuando la dominación es norma de ley, salvan a los individuos y a las sociedades. En el marco de la aceptación de lo establecido únicamente se producen mentiras y atracos. Aunque se vistan de seda.

El PSOE de Rodríguez Zapatero fue el primer referente del sistema que, desde la izquierda nominal, puso en marcha las técnicas de lavado de cerebro que han permitido legislar contra los intereses generales que decía representar, y así activar la contrarreforma laboral, social y económica más reaccionaria que se ha perpetrado desde la dichosa transición.

Su sucesor en el gobierno, el Partido Popular profundizó en la herida abierta por sus “competidores” del PSOE. Mintiendo sobre el programa electoral, pero en descarada identidad con su ideario fundacional, el PP d Mariano Rajoy está llevando el proyecto neoliberal que Zapatero apadrinó hasta nuevas y más oprobiosas metas.

Sigue leyendo

Share

François Hollande que estás en los cielos

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid

Rafael Cid

Como si de un Messi de la política se tratara, los medios de comunicación del régimen y sus comentaristas de escalafón se han apresurado a celebrar la apretada victoria del pícnico Hollande sobre el sanguíneo Sarkozy. En tal desmesura han brillado sobre todo los diarios de predicamento progresista. Así, El País titulaba “Hollande impulsa otra Europa”. Nada más y nada menos. Como si la llegada de un aplicado burócrata del Partido Socialista Francés (PSF) a la presidencia de la V República conllevara el factor taumatúrgico de las grandes transformaciones históricas.

Pocas veces alguien con una hoja de servicios tan mediocre y oscura ha sido así jaleado por los plenipotenciarios de la opinión publicada. De un hombre sin atributos nuestros analistas de cabecera han hecho un titán de la política, un pequeño Napoleón. “Un hombre sereno y tocado por el don de la ironía pero sin experiencia de gobierno”, escribe sin sonrojo un veterano corresponsal para prestigiarle. Porque lo que de verdad interesa al sistema, en estos momentos de imparable descrédito de la política profesional y de la democracia representativa, es intentar repescar a los millones de desencantados que en Europa se están pasando con armas y bagajes a las filas de la indignación activa y la resistencia al statu quo. De ahí esa ofensiva para reubicar en el pódium del imaginario social a líderes y hombres providenciales. Es el culto a la personalidad en su versión capitalista.

Sigue leyendo

Share

Rajoy reconoce que ha incumplido su programa electoral con los impuestos

El presidente del Gobierno dice que ha tenido que subir tributos “porque no quedaba otra alternativa”. No menciona en ningún momento el alza del IVA. Advierte de que las reformas “continuarán cada viernes”, pese a las protestas

JUANMA ROMERO. Publico.es – Madrid

A todos los efectos, pareciera que el Gobierno no hubiera anunciado el pasado viernes una subida del IVA y de los impuestos especiales para 2013. Ni ayer lo mencionó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y Cristóbal Montoro se limitó a decir que lo que habría sería una “ponderación de los impuestos”. Hoy, el presidente Mariano Rajoy, ante la parroquia de militantes del PP de Madrid, tampoco ha dicho una sola palabra sobre el alza de los tributos indirectos. Simplemente ha reconocido que el Ejecutivo ha aumentado la carga fiscal de los contribuyentes, pese a que no lo advertía el programa del PP, porque “no quedaba alternativa”.

“Hemos tenido que subir algunos impuestos, y no figuraba en el programa electoral, y yo ya lo sé. Hemos subido el impuesto de la renta por dos años. Intentaremos no tener que volver a hacer estas cosas en el futuro, pero es que no quedaba otra alternativa. Y hemos intentado ser justos y equitativos, que la carga recayera en los que están en mejor situación. Y hemos tomado decisiones que afectan a gente con pocos recursos económicos, [son] las menos. Y a gente con muchos recursos, las más. Y todo eso y todas las reformas lo hacemos para favorecer el crecimiento económico y el empleo y que como consecuencia la Administración tenga más recursos para mantener servicios públicos”, ha subrayado en la clausura del 15º Congreso del PP de Madrid. No ha habido forma de que Rajoy se explayara: a la salida del cónclave, el presidente no se ha detenido ante la nube de periodistas que le esperaban.

Sigue leyendo

Share

La mala educación

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid

Rafael Cid

Tradicionalmente la nivelación social, más retórica que otra cosa a falta de una auténtica justicia equitativa, se buscaba mediante eso que llamamos igualdad de oportunidades, que en realidad es sólo una frase cuca para encubrir una indecencia: que al rico de cuna se le mida por el mismo rasero que al pobre de solemnidad. Así el sistema perpetua el darwinismo social sin dañar su imagen placeba. Aunque, en fin, menos daba una piedra.

Pero ahora ni eso. También ahí han metido la tijera y el trabuco. Sanidad y Educación, los dos reductos donde podían espabilarse los de abajo para salir del pelotón de los eternos segundones (mens sana in corpore sano), vuelven a la línea de salida, al statu quo, a ser un oscuro objeto de deseo para quien no tenga padrinos o la cartera llena. A partir de aquí, los pensionistas que, por razón de sus parcos ingresos y por motivos de edad, son el sector social más vulnerables (el término administrativo “clases pasivas” lo dice todo) van a tener que cotizar por las medicinas. Copago llaman a esta confiscación.

Sigue leyendo

Share