El Supremo reconoce que la transición se basó en garantizar la impunidad de los crímenes del franquismo

Tras el famoso “atado y bien atado” se ocultaba algo más que una simple declaración de intenciones de esa especie de príncipe de las tinieblas que murió en la cama dejando en el poder al que era su sucesor a título de rey desde el año 1969. El dictador máximus que tenía a gala responder sólo ante Dios y ante la historia no sólo consiguió categorizar su objetivo sino que logró que la transición que daría lugar a la Monarquía del 18 de Julio se construyera garantizando la impunidad total para juzgar los crímenes del régimen. Esta es una de las principales conclusiones del fallo del Tribunal Supremo en la causa contra el ex juez Baltasar Garzón por tratar de investigar las desapariciones forzadas del franquismo. Una sentencia que por su funambulismo argumental parece formulada a cuatro manos, dos desde la perspectiva de aquellos magistrados que parecen ampararse en el imperativo legal y otro par ejecutante de la parte concebida como tributo a la obediencia debida.

Leer más

Garzón, una absolución incriminatoria

Ha bastado apenas una semana para que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo cambie radicalmente de criterio en la tercera causa abierta contra Baltasar Garzón, ex juez de la Audiencia Nacional (jurisdicción heredera del franquista Tribunal de Orden Público), y deje en agua de borrajas un proceso que amenazaba con otorgarle una nueva condena por delitos tipificados en el código penal. Se trata de un auténtico vuelco procesal que erosiona la autoridad jurídica del alto tribunal y levanta legítimas sospechas sobre las verdaderas razones que pueden haberle llevado a contradecirse de forma tan escandalosa.

Leer más

Siete magistrados se la meneaban…

Entretenido con Garzón y los gabachos, el público palomitero, formado mayoritariamente por jurisconsultos de CCC, sigue, con interés, el desarrollo de una trama más vieja que el anteproyecto del código babilónico de Hammurabi. En algunos países, para desesperación de Paco Toronjo y el Cabrero, los tontos, aunque sean supremos, no se acuestan nunca. La cosa no puede ser más fácil de explicar por mucho que enrede la chirigota de Trillo: Son sólo negocios.

Leer más

¿Y si lo de Garzón no estuviera atado y bien atado?

Una de las claves del régimen continuista franco-monárquico, hegemónico en España desde la transición, ha sido el acuerdo general entre los partidos mayoritarios e instituciones anexas para dar un barniz de legitimidad democrática al sistema con que la dictadura sobrevivió más allá de su extinción física. Es el famoso atado y bien atado que ha permitido que hechos como los crímenes de la dictadura fueran “amnistiados”, permitiendo así que aquellas inicuas leyes se casaran con las de la democracia y que las sentencias del franquismo contra sus oponentes sigan teniendo plena validez legal. Todo esto podría estar ahora en el alero si el giro que está tomando el juicio contra el magistrado Baltasar Garzón por el sumario de las víctimas de la dictadura se saliera de madre.

Leer más

Un Núremberg para el franquismo

Este martes 24 de enero ha comenzado el juicio al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por el sumario sobre los crímenes del franquismo. Confieso que el mediático juez no es santo de mi devoción, creo que hay mucho más en su debe que en su haber, empezando por el hecho de ostentar mando en plaza en un tribunal de excepción que sucedió en competencias y atribuciones al odioso TOP de la dictadura, lo que dice algo sobre la tipología de quienes sirven en esa jurisdicción especial.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies