Reprimir el compromiso

Este es el sutil mensaje del miedo: Puedes irte de botellón, pasarte horas chillando de madrugada ante las ventanas de quien duerme, puedes incendiar contenedores, romper mobiliario urbano, llenar de restos nocturnos los parques de la ciudad, puedes desahogar la frustración de un mundo sin valores si aceptas las reglas del juego. Pero no emprendas el camino del compromiso social, que entonces tendrás problemas.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies