Litote

La Veranda de Rafa Rius

Litote: Figura retórica relacionada con la ironía y el eufemismo, mediante la cual se afirma algo, atenuando o negando lo contrario de lo que se quiere afirmar o decir.

Cuando una situación social y política adquiere tal grado de confusión que la hace inextricable y equívoca por momentos, aparte de enormemente cansina, sólo
el recurso a las figuras expresivas permite abordarla con un mínimo de coherencia.

Así que, no voy a hablar del procés d’independència de Catalunya, no, no voy a hablar. No voy a insistir en lo que debería ser una obviedad, como es el derecho de cualquier territorio a decidir su destino en todo momento, al margen de las imposiciones de cualquier Estado y sin que para ello sea necesario que existan históricos agravios que lo sustenten. No voy a retrotraerme a la desdichada historia de l’ Estatut Català de 2006, aprobado por el Parlament y con recurso ganado por el Partido Popular ante sus jueces amigos del Tribunal Constitucional y de cuyos lejanos i oscuros polvos provienen los actuales lodos. Tampoco voy a subrayar la nefasta actuación de la práctica totalidad de políticos implicados en el asunto. No vale la pena señalar, sirva de ejemplo, la alianza contra natura entre las Candidaturas de Unidad Popular con su declarado anticapitalismo y el Partit Democràtic (ex Convergència), paladín mafioso durante muchos años del 3% y la corrupción generalizada, en nombre de una supuesta y mítica República Catalana que, por si misma –deus ex machina- va a solucionar todos los graves problemas sociales.

Quizás no sea necesario mencionar la actuación de un PP catalán, claramente escorado hacia posiciones, no ya españolistas y patrioteras sino claramente racistas y xenófobas, así como de su fiel escudero Ciudadanos. Tal vez no sea preciso denotar las maniobras orquestales en la sombra de los grandes capitales industriales y financieros residentes en Catalunya –que no catalanes, porque es bien sabido que los capitales no tienen otra patria que la del máximo beneficio- que esperan agazapados y haciendo cuentas para ver como acaba la cosa y apuntarse al caballo ganador. No, no voy a mencionarlo.

No es imperativo enumerar la larga lista de distintos medios de incomunicación en todo tipo de soportes que llevan muchos meses bombardeando al personal con agobiantes retahílas de noticias tan inanes como tendenciosas. Como tampoco es preciso observar el elevado y creciente número de habitantes, tanto del Principat como de eso que llaman España, que ya hace tiempo que están ahítos del tema catalán y esperando ansiosos que llegue el uno de octubre y acabe la tortura.

Porque, aunque los medios las ninguneen, siguen habiendo noticias más allá de Catalunya y en la misma Catalunya, que afectan de manera determinante nuestros intereses y de las que pretenden que nos olvidemos. Mientras más de 60 millones de personas refugiadas sin refugio deambulan exhaustas por el mundo, mientras la explotación laboral avance imparable entre los jóvenes del no future, mientras tantas mujeres sigan soportando lo insoportable, mientras en Yemen, Irak, Afganistán, Birmania y un largo etc. sigan muriendo miles de personas en guerras inacabables… Habrá que concluir que, a pesar del bombardeo mediático, el mundo no se acaba en Catalunya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies