El humor de los Prizzi, la libertad de expresión and the walking deads

franjademieres

Desde la franja de Mieres.

Abel Ortiz

La voz de González susurraba matinal a Pepa Bueno incidiendo en su ya histórico dilema ético; Al One nadie le engaña. Engañar al electorado, mentir en campaña, es parte del show. Luego viene la brigada pedagógica con las explicaciones y el número de teléfono del maestro armero.

La universidad protesta violentamente. Tan violentamente que, para no asustarnos, han decidido no dar el número de heridos ni el costo de los destrozos. Han debido ser enormes. Se dice que la libertad de expresión está en entredicho. Gente muy respetable repite ese argumento y lo hacen en serio.

Les parece lógico que dos personas poderosas, con todos los medios de comunicación dispuestos a transmitir en directo hasta el más anodino de sus pedos, puedan ser presentadas como víctimas de un ataque contra la libertad de expresión.

¿No pueden expresarse Juan Luis Cebrián y el Buda? ¿Unos estudiantes increpan e insultan a un ex-presidente del gobierno, actualmente en disfunciones, y al presidente de la mayor plataforma mediática en castellano y se considera en peligro su libertad de expresión?…Amazing.

Está feo insultar. Ya, nos ha jodido mayo con el polen. Lo de las tasas no es en esta ventanilla. No solo son un coro vociferante, además son libertarios con carteles de presos vascos. No faltará, para que quede gueno el guacamole, algún amigo del ministro místico agustiniano del interior para lo de…en fin.

La jugada es buena, claro, por eso la hacen. Pobres González y Cebrían; Dos hombres y un destino. Precisamente en la sala Tomás y Valiente hubo violencia; un asesinato. Bromas pocas.

La gravedad cambia su funcionamiento y ahora el sol vuelve a girar sobre nosotros, los del contubernio, para entregar Navarra a las tropas nihilistas o al wahabismo. El centro son un puñado de estudiantes que protestan y llaman fascista a todo el que se le pone por delante; lo normal, siempre ha sido así desde que murió cerillita. Las chavalas y los chavales crecen con salud. Luego ya acabará alguno de presidente del psoe de Aragón, en el ayuntamiento de Madrid, o recordándole a Guerra las batallas de cuando la cosa. Y las facturas.

Si Cebríán, González, el somatén de guardia y el coro del requeté, coinciden; Moriarty.

En el equipo de la complutense tienen lesionados pero el nucleo irradiador mantiene el espíritu de Fukushima; regar el reactor con la manguera desde un helicóptero bamboleante. Les acusan de organizar el jaleo. Están ocupados viendo series chingonas que lo flipas. Les escribe los papeles un guionista de House of cards. Tranquilizador. Vestringe pasaba por allí.

Jack Nicholson saca el cuchillo para asesinar a su mujer. Ella espera con la pistola bajo la almohada. Por la puerta, con americana amarillo chillón, sale canturreando Mariano, el muerto viviente. Imparte doctrina catódica el Buckley Junior de andar por casa. Alabado sea el tribunal constitucional. God bless América.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies