Intervención en el Foro audiovisual valenciano

Aniceto Arias intervinendo en el Foro del Audiovisual Valenciano, foto de @luzquinonero

Buenos días a todos y a todas, soy Aniceto Arias y pertenezco al colectivo que gestiona Radio Klara desde 1984.

A esta mesa hemos sido invitadas las dos radios libres de la ciudad de Valencia, Radio Malva y Radio Klara. Lo cierto es que desde que recibimos la invitación hasta el día de hoy, no hemos tenido el tiempo suficiente para elegir de entre nosotras a una persona que nos represente en este foro. Es por ello que necesito aclarar que mi presencia hoy aquí es fruto de una decisión tomada con carácter urgente, y que las compañeras de Radio Malva no han tenido tiempo aún de debatir en su seno en qué términos quieren participar en este Forum Social de la Comunicació. Se nos ha convocado con poca antelación.

Mi presencia hoy aquí es una elección fruto de la confianza depositada por compañeros de ambas radios que, de manera informal, hemos podido preparar esta convocatoria con el tiempo que se nos ha dado.

Igualmente, sabemos que hay otras radios, otros colectivos, fuera de la capital valenciana, que también ejercen y defienden el tercer sector de medios de comunicación. Agradecemos nuestra invitación a este foro y nos la tomamos muy en serio. Nos comprometemos a que, para la próxima vez que se nos convoque, traeremos aquí una representación fruto del consenso de todos nosotros.

Una vez hechas estas aclaraciones necesarias, paso a trasladarles las aportaciones que tenemos que hacer desde el tercer sector de medios de comunicación a esta mesa.

Todos ustedes conocen qué es Radio Klara, LIBRE Y LIBERTARIA, venimos emitiendo desde 1982 en la ciudad de Valencia. Sin embargo, se equivocará quien piense que estoy hoy aquí para defender una ideología concreta o un modelo de organización social particular. El derecho reconocido de la ciudadanía a gestionar sus propios medios de comunicación no va asociado a ninguna ideología política. Cuando defendemos que debe existir un tercer sector de medios de comunicación, estamos defendiendo algunos de los fundamentos básicos de cualquier sociedad que aspire a ser más sana, más democrática. Y eso, estoy seguro, es una aspiración que compartimos todos y todas.

Desde esta silla no se van a defender solo los intereses de unas radios que ya existen, se va a defender el derecho a existir de todas las que aún no se han creado. Son las asociaciones y entidades sin ánimo de lucro que hacen un trabajo social en este país las que tienen derecho a gestionar sus propios medios de comunicación. Lo dice la legislación española.

Hablan desde esta silla, no Radio Klara ni Radio Malva, sino todos aquellos colectivos ciudadanos que quieren comunicar sin intermediarios y no pueden. Desde que en 2010 la Ley General de la Comunicación Audiovisual desarrolló estos derechos y reconoció la figura de los medios comunitarios, nadie ha conseguido una licencia para emitir. La ley, sencillamente, se ha convertido en una trampa. Radio Klara consiguió su licencia en 1990 y su situación no es representativa de cómo está el sector. Somos la única radio libre con licencia. Todas las demás que trabajan en España son perseguidas por no disponer de una licencia para emitir. Y conseguir una licencia es imposible, desde que la legislación reconoce el crear este tipo de medios de comunicación ciudadanos no lo ha conseguido nadie todavía. Ni siquier se ha reservado un espacio en el espectro radioeléctrico para que emitan los medios comunitarios, a pesar de que es una obligación puesta en la misma Ley de 2010.

No estamos hablando de cualquier cosa: Montar una radio o una Televisión ciudadana es la extensión natural del Artículo 20 de la constitución, que dice que todos tenemos derecho a comunicar libremente información por cualquier medio de difusión.

Cuando defendemos el derecho a que la ciudadanía gestione una televisión o una radio sin ánimo de lucro estamos defendiendo el derecho a que los propios ciudadanos y ciudadanas puedan emitir y recibir información, tratar los asuntos que a ellos les interesan, hablarse y conocerse sin intermediarios a través de las herramientas de comunicación que algunos de nuestros mejores hombres y mujeres han creado para ello.

La sociedad civil no nos conformamos con poder emitir por Internet, queremos poder hablar tan masivamente y tan alto como lo hacen otros desde sus televisiones públicas o desde sus canales privados de radio y televisión. Porque en definitiva es en los medios de comunicación masivos donde se cocina el país que luego nosotras trabajamos, el que pagamos nosotras con nuestros impuestos y sobre el que, vamos a decirlo claro, no se nos deja opinar mucho más allá de meter un voto cada cuatro años.

Cuando uno vive en España, puede parecerle que un colectivo de hombres y mujeres que gestionan su propia radio o su propia televisión no es más que una cuestión anecdótica. Pudiera parecer que no somos más que fenómenos aislados, una cuestión de activistas minoritarios, que en este tipo de medios de comunicación la calidad es imposible o que no tenemos más implicación social que la de tratar asuntos propios y marginales, siempre minoritarios, siempre en el extrarradio del debate social.

Hemos sido pocos los valientes dispuestos a trabajar bajo un acoso incansable por parte de los que querían cerrarnos, las multas para los que intentan emitir sin licencia son estratosféricas. Ha sido el miedo a que cualquier cosa escapase del control político de los que mandan el que no ha permitido nacer más proyectos como Radio Klara o Radio Malva. Ha sido el miedo, y no la falta de ganas, lo que ha relegado las iniciativas de medios de comunicación ciudadanos a una cosa limitada para los más guerreros, permítanme decirlo, una empresa para los más temerarios.

Sin embargo, cuando los políticos consiguen abstraerse de sus estrategias de partido, cuando consiguen volver a ser hombres y mujeres de la calle, son capaces de entender enseguida que una sociedad democrática no puede sostenerse cuando solo circulan los mensajes de unos pocos. El debate es necesario como paso previo a la toma de decisiones. Si nuestro sistema político pretende seguir siendo una democracia en la que todos voten, no cabe otra opción que la de crear un marco propicio para que todos debatan.

Nosotros llamamos primer sector a los medios de comunicación públicos. Llamamos segundo sector a los medios de comunicación comerciales, gestionados generalmente por grandes empresas. En nuestra sociedad, ustedes lo saben, los intereses del poder político y de las grandes empresas convergen en demasiadas ocasiones. Y lo que es más terrible, en ocasiones esa comunidad de intereses entre los partidos y las grandes empresas converge para llevar a cabo unas políticas cuyo principal perjudicado es el ciudadano de a pié. Vaya hombre, ese ciudadano de a pié es precisamente el único de los tres que en España tiene vetado el derecho a comunicar por sí mismo.

¿Cómo se defiende entonces? ¿Qué posibilidades tiene la ciudadanía de aportar argumentos, ideas o informaciones al debate de las reformas que le van a afectar tan directamente? ¿Cómo en un debate social que se cocina en los medios de comunicación, podemos participar sin gestionar nuestros propios medios de comunicación?

Urge pues hacer realidad ese tercer sector de medios de comunicación para la sociedad civil. Porque es el pueblo quien ostenta la soberanía en una democracia. Negarle la posibilidad de participar en el debate social, al menos con las mismas herramientas de las que disponen las instituciones políticas y los grandes intereses económicos, es atentar contra los fundamentos de la democracia.

Sabemos que hay quien no respeta al pueblo valenciano. Sabemos que hay partidos políticos que, cuando nos miran a los ciudadanos, solo ven dinero que robar y mentes que engañar para mantenerse en el poder. Queremos creer que estamos en un tiempo nuevo.

Queremos creer que el PSPV, Compromís y Podemos ven en las asociaciones valencianas a gente con criterio, que razona, trabaja y tiene ideas de cómo mejorar este país. Pedimos que la sociedad civil empiece a ser considerada mayor de edad. No necesita que nadie hable por ella. Necesita que se cumplan los derechos que ya tiene adquiridos y que no se le pongan piedras en el camino.

Pedimos en esta mesa, a los tres partidos políticos, que tomen la iniciativa para dotar al País Valenciano de un marco jurídico justo para los medios de comunicación comunitarios. Se puede hacer casi todo desde las competencias autonómicas. Les pedimos que desde su trabajo institucional fomenten la creación de radios y televisiones gestionadas por la ciudadanía y así homologuen nuestro territorio con Europa, donde todo esto ya es una realidad.

Pedimos a las universidades aquí presentes que hagan un hueco en sus agendas para apoyarnos en una radical democratización del sistema audiovisual valenciano.

Atrevámonos a soñar con un sistema de medios que vaya mucho más allá de una RTVV decente. Ahora es el momento. A los catedráticos, ayúdenos a buscar modelos de relación entre las instituciones y el tercer sector que no pongan en duda nuestra independencia pero permitan también la gestación de proyectos fuertes.

A los compañeros y compañeras que en alguna medida representan a la televisión pública, les damos nuestro apoyo y les pedimos lo mismo a cambio. El tercer sector no pretende sustituir a los medios de comunicación públicos. Estamos en disposición de creernos que esta vez la política valenciana va a ser capaz de poner en funcionamiento una Radio Televisió Valenciana de la que sentirse orgulloso. Pero la sociedad civil no podemos delegar nuestro derecho a comunicar en un ente público, ni estamos dispuestos a correr el riesgo de que no existan plataformas independientes, radios y televisiones comunitarias, desde las que señalar la corrupción, el despilfarro, las mentiras, los gritos de la calle, si alguna vez el gobierno valenciano vuelve a los capítulos del bochorno que tan frescos tenemos todas en la memoria.

Y ahora vamos a lo concreto, y con esto terminamos:

Creemos que estamos ante una oportunidad histórica para crear un marco legal que deje de impedir el derecho que tiene la ciudadanía a crear medios de comunicación comunitarios.

Un medio de comunicación comunitario, así lo define nuestra legislación, es una radio o una televisión cuyo fin es atender las necesidades sociales, culturales y de comunicación de comunidades y grupos sociales, así como para fomentar la participación ciudadana y la vertebración del tejido asociativo. Nos parece que estas herramientas hoy son más necesarias que nunca para empujar el cambio hacia una sociedad mejor.

Desde 2010 la legislación española reconoce el derecho a crear medios de comunicación comunitarios. También reconoce, y esto nos parece muy importante, el DERECHO DE LOS CIUDADANOS A RECIBIR INFORMACIÓN A TRAVÉS DE UNA PLURALIDAD DE MEDIOS, a través de los medios de comunicación públicos, de los comerciales, Y TAMBIÉN DESDE LOS COMUNITARIOS (Artículo 4.1 de la Ley General de la Comunicación Audiovisual). Sin embargo, créannos cuando les decimos que la ley que reconoce a los medios de comunicación comunitarios es una estafa a la ciudadanía. Queremos mirar hacia el futuro y no vamos a aburrirles con todas las trampas legales que se nos han puesto. Queremos mirar a los ojos al nuevo gobierno y asegurarnos de que esta vez sí tienen la intención de democratizar el uso de las ondas y cumplir la ley, aunque eso implique que tengamos que sortear juntos las trampas que se nos han puesto desde Madrid.

La defensora del pueblo nos ha dado la razón ya en dos ocasiones pero el gobierno de España sigue negando tanto nuestro derecho a obtener licencias como el derecho de la ciudadanía a poder sintonizarnos. Las relatorías de la libertad de expresión de la ONU, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y la Organización de las naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), recogen los amplios derechos de las personas para fundar sus propios medios de comunicación.

Desde Europa, el Parlamento Europeo, el Consejo de Ministros Europeo y la Comisión de Cultura y Educación de la UE se han pronunciado en distintas ocasiones a favor de que España ponga a disposición de los medios comunitarios el espectro de frecuencias, además de alabar los beneficios que un tercer sector de medios aportan en cuanto a la pluralidad, la cultura local, la vertebración social y la innovación.

Creemos que es el momento de que por fin nos pongamos a la altura de nuestros vecinos europeos. Tenemos que aprovechar que nuestro sistema audiovisual se ha quedado en la cuneta para construir uno nuevo, puntero, con futuro, protegido contra el monopolio informativo; en definitiva, más democrático y por qué no, que sirva de ejemplo para el resto de España.

Existe mucho margen de maniobra desde las competencias autonómicas para hacer grandes cosas. Se pueden realizar dobles concursos de licencias de radio y televisión, con condiciones específicas para las entidades sin ánimo de lucro que quieran gestionar una radio o una TDT local con fines sociales.

Esperamos que hoy sea el primer día de muchos en los que nos sentemos a reconstruir juntos el sistema de medios valenciano. Créannos cuando les decimos que desde el tercer sector de medios de comunicación tenemos mucho que aportar.

Gracias por escucharnos y muchas gracias por la invitación.

2 comentarios sobre “Intervención en el Foro audiovisual valenciano

  • el 8 septiembre 2015 a las 1:45
    Permalink

    “Radio Malva no han tenido tiempo aún de debatir en su seno en qué términos quieren participar en este Forum Social de la Comunicació. Se nos ha convocado con poca antelación´´
    <<<<<Dejar de vueltas compas .
    Las oportunidades deben aprovecharse .
    Demuestran una y otra vez lo INEFICIENTE de la AUTOGESTION siempre es un problema PARA VOSOTROS Y VOSOTRAS tomar “decisiones ´´con la velocidad….como si les pidieran LO IMPOSIBLE , tan solo es comenzar a debatir , ¿ Como si nadie supiera lo que pasa ?

    Parecería que NUNCA ESTÁN PREPARADOS ,ni preparadas ( SON HOMBRES LOS QUE MAYORITARIAMENTE INTEGRAN Y RESIDEN EN LAS DOS RADIOS LIBRES DE VALENCIA )
    Dejen de ser histericamente burocratas ¿ cual seria la Ustedes ese tiempo de convocatoria prudencial,optimo y correcto , el cual garantice su URGENTE y necesaria participación .?

    Son oportunidades , FOROS , MESAS REDONDAS , ETC , espacios que NI SIQUIERA USTEDES ESTAN GENERANDO , ESPACIOS de VISIBILIZACION ,de la falta de LIBRE EXPRESIÓN EN TODA ESPAÑA , y sobre todas las cosas de una vez y por todas gritar fuerte , bien fuerte , denunciando EL MONOPOLIO EXISTENTE de grandes medios en complicidad y beneficio con los gobiernos de turno , cosas que vosotros y vosotras saben desde hace mas de 80 años , la necesidad de una Ley de Medios.

    Pero claro , si NO HAY UN TIEMPO NECESARIO de debate “SERIO Y CONSCIENTE ´´ en los senos de cada radio libre , de recontar RE RE RE debate …… como si lo que pasa con los MEDIOS LIBRES EN ESPAÑA TENDRÍA QUE DEBATIRSE O HACERSE CONSCIENTE ¿ SE DAN CUENTA DE LO RIDÍCULO QUE SON , QUIEREN DAR IMAGEN DE SERIEDAD , ARGUMENTANDO LO DEL TIEMPO , PERO EL EFECTO ES LO CONTRARIO .Silencio.y justamente de las radios libres .Contradicción si las hay.

    y sobre todo <<<<< QUIEN ASISTIRÁ ….¡ ¡ ¡ es lo mas importante ! ! ! .Mucho bla , bla, bla……de medios libres , quejas que se cierran , que no los tienen en cuenta , pero a la hora de poner el cuerpo , nada , ni siquiera los académicos que forman parte de esas ondas , lo ponen….

    Da rabia como oyente y militante de las ondas libres , que ante estas oportunidades que poco y tímidamente se abrirán en toda España , los y las protagonistas no estén preparados , cocientes y comprometidos para sacarlo adelante y mas a un en valencia que durante muchos años , años y mas años , el SILENCIO ES SALUD. Lamentable .
    Si necesitan capacitación , CONCIENCIA Y/O QUE LES ACLARE QUE ES LO QUE PASA EN ESPAÑA CON LOS MEDIOS ,LA GENTE , LOS GOBIERNOS Y LA MANIPULACIÓN , por favor contactarme vía correo .QUE SIEMPRE ES MEJOR HACER ALGO QUE NADA .

  • el 13 septiembre 2015 a las 11:59
    Permalink

    Sr Andrés Cortez:
    Su comentario es tan disparatado e incongruente que no merecería respuesta, sin embargo, cuando evacue su intensa diarrea mental y aprenda a redactar, podemos intentar razonar sobre el tema de los medios de comunicación alternativos. Sus dislates están basados en un profundo desconocimiento acerca de lo que habla. Para muestra, baste un botón: Dice usted (y en mayúsculas) “SON HOMBRES LOS QUE MAYORITARIAMENTE INTEGRAN Y RESIDEN EN LAS DOS RADIOS LIBRES DE VALENCIA” Pues bien, en Radio Malva es muy frecuente que en sus asambleas sean mayoría las mujeres y en su programación existen programas específicos de temática feminista, es más fácil hablar sin conocimiento de causa y sin siquiera, a juzgar por lo que dice, haber escuchado la radio. Por otra parte, ¿En que argumentos se basa para decir que “nunca están preparados” o “son histéricamente burócratas”?. Las descalificaciones gratuitas sin argumentos que las apoyen son inútiles, cuando no contraproducentes o directamente estúpidas. Sr. Cortez: la próxima vez infórmese un poco mejor antes de hablar acerca de la organización y funcionamiento de las Radios Libres y así no resultará tan patético y prescindible su “discurso” .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies