Miscelánea guineana

La Veranda de Rafa Rius

veranda01A efectos informativos, es bien sabido que lo que no aparece en los medios, no existe. Por poner un ejemplo de lo que para los medios de desinformación del sistema, al parecer no existe, comentaremos en estos entrañables días prenavideños en los que el mundo se inunda de paz y de amor, algunos datos pillados al azar de uno de los países africanos que para su desgracia, fue colonia española y que desde entonces padece una sangrienta dictadura familiar: Guinea Ecuatorial.

Desde hace unos años se han venido descubriendo en sus aguas territoriales ingentes cantidades de petróleo y gas natural; pues bien, según el profesor Arcadi Oliveres, con lo que la petrolera estadounidense Exon paga al gobierno, cada uno del medio millón de ciudadanos ecuatoguineanos tendría una renta anual de 35.000 $, en lugar de los 500 $ que tiene actualmente (poco más de 1€ al día) Los otros 34.500 $ por cabeza, hasta un total de 17.500 millones, los expolian Obiang y su camarilla y los depositan por medio de sociedades pantalla en el Banco de Santander de Madrid, cómplice interesado de la rapiña (rapiña: sinónimo de Botín) Según Afronews, Teodorín (sic) Obiang, hijo del dictador y Ministro de Medio Ambiente, ha encargado recientemente un yate valorado en 380 millones de $, que representan tres veces lo que gasta el país en sanidad y educación juntas. También según Afrolnews, China (con numerosas empresas presentes en Guinea en los sectores de hidrocarburos, construcción y obras públicas) ha abierto una línea de crédito sin intereses, por importe de 75 millones de $ para la electrificación de la capital, Malabo. Ya en 2006, había concedido un crédito en las mismas condiciones de 2000 millones. Comunismo con sentido práctico le llaman a eso.

El diario británico ‘The Guardian’ afirmaba recientemente que las grandes compañías petroleras británicas y estadounidenses se están aprovechando del estado de corrupción y de la falta de transparencia del régimen de Guinea Ecuatorial para apropiarse en condiciones sumamente ventajosas de los derechos de explotación de las “inmensas cantidades” de petróleo y gas que produce este país, de cuyos beneficios apenas queda en Guinea Ecuatorial entre un 15 y un 30%, cuando lo normal en África es que el país productor (sus mangantes-dirigentes) obtenga entre el 45 y el 90 % de los beneficios.
Guinea Ecuatorial, con un triste récord de enfermedades, brutalidad y corrupción, se ha convertido en uno de los objetivos claves de la nueva batalla por África occidental gracias a sus inmensas reservas de crudo y gas. En la actualidad, Guinea Ecuatorial (es decir, Obiang) exporta 4.500 millones de dólares al año en petróleo.

Respecto a quién benefician estas riquezas, The Guardian considera que la respuesta debe empezar por buscarse en el propio Reino Unido. Por ejemplo, la empresa BG Plc, antigua British Gas, ha comprado cerca de 60 millones de toneladas de gas natural licuado –para muchos, el combustible del futuro–, que corresponde a toda la producción prevista para los próximos 17 años en la nueva planta de gas licuado de Guinea Ecuatorial (cerca de 15.000 millones de dólares, a los precios actuales).

Pese a estos extraordinarios beneficios, el Gobierno de Malabo sólo ha retenido para sí un 25 por ciento de participación en la planta productora de gas natural licuado. El resto pertenece al gigante estadounidense Marathon, con sede en Houston (EEUU).

El gas que se refrigera y licúa en esta planta, procede del yacimiento de Alba, también en Guinea Ecuatorial y en el que también opera Marathon. Las cifras publicadas por el FMI este año revelan que sólo el 10 por ciento de los derechos de explotación de Alba figura en el contrato original con Marathon, pese a lo cual el Gobierno ecuatoguineano sólo recibe un escasísimo 5 por ciento de sus beneficios.

Para conseguir tan lucrativo negocio, Marathon ofreció al presidente de Guinea Ecuatorial, el ínclito Teodoro Obiang Nguema, una gratificación de dos millones de dólares. Una vez conseguidas las concesiones, según el rotativo inglés, “muchos de los derechos de explotación de petróleo de Marathon nunca llegaron a Guinea Ecuatorial, sino que quedaron en una cuenta privada presidencial en Washington”.

Por último, acabaremos con un chiste triste de humor muy negro: según Afronews, en uno de sus últimos discursos, Obiang ha pedido a sus nuevos ministros menos corrupción. En sus propias palabras: “La permanencia de alguna gente en los cargos, les crea la sensación de que son intocables”

Huelgan comentarios. Entretanto, el gobierno español, como premio a sus saqueos y asesinatos, lo invita a dar conferencias (¿?) en el Instituto Cervantes.

¡Feliz Navidad queridísimo Obiang! Lo de ¡Próspero 2015! podemos omitirlo porque es seguro que lo va a ser (si es que a alguien no se le va la navaja mientras te afeita)

Un comentario sobre “Miscelánea guineana

  • el 10 diciembre 2014 a las 18:17
    Permalink

    Tranquilos, queridos amigos y amigas, que más pronto que tarde iremos superando los niveles democráticos de tan democrático “país”.

    EN FIN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies