El Periódico CNT dedica la sección “CNT a fondo” a la Federación Local de Valencia

CNT València

 

Hablamos con Saúl Puertas, Secretario de Prensa y Comunicación del sindicato levantino, quien nos cuenta el ascenso y presencia anarcosindicalista en la capital del Turia.

Redacción | Periódico CNT

Pregunta.- ¿Cuál es la trayectoria reciente de la CNT en Valencia y su presencia en las empresas y sectores productivos?

Respuesta.- CNT Valencia ha pasado durante los últimos años por un periodo de reconstrucción, partiendo de cero en 2009, hecho que ha limitado su presencia en el tejido productivo valenciano. De hecho, hasta hace poco éramos un sindicato que se nutría fundamentalmente del comercio y la hostelería. Los trabajadores y trabajadoras veían que, a pesar de ser un sindicato pequeño, nuestras estrategias de acción directa eran especialmente efectivas para ganar conflictos en estos dos sectores y gracias a ello hemos crecido exponencialmente.

Ya en los últimos dos años, nuestra afiliación se ha triplicado y es esto precisamente lo que ha posibilitado la implantación real del sindicato en empresas de diversos sectores (limpieza, metal, enseñanza, administración pública, etc.), practicando un sindicalismo que va más allá de la reacción de defensa ante el despido. Uno de los ejemplos más claros de ello lo tenemos en la creación de una sección sindical en Extracciones Levante, una empresa de limpieza de Aldaia (Valencia) en la que estamos logrando tener una presencia mayoritaria, lo cual nos permite comenzar con la negociación colectiva y mejora de las condiciones laborales de los trabajadores.

Es ahí concretamente donde consideramos que el sindicato puede mostrar todo su potencial y ejemplo de lucha en las empresas, y es por ello que se están centrando esfuerzos en continuar con la constitución de secciones sindicales y en la implementación y mejora de la formación de la afiliación.

P.- ¿Ha habido recientemente algún conflicto laboral que destaque sobre los demás?

R.- Al margen de los últimos conflictos ganados en el sector de la hostelería, sin duda el conflicto con Mercadona es el que ha tenido una mayor repercusión, tanto en la ciudad como en toda la provincia de Valencia. Conseguir que una de las empresas más poderosas del Estado ceda y acepte pagar alrededor de medio millón de euros en indemnizaciones a sus trabajadores y trabajadoras no sólo supone que se haya logrado hacer justicia con las compañeras y compañeros despedidos: también ha abierto los ojos a muchas personas en la ciudad de Valencia.

Hemos transmitido, mediante los hechos y los resultados, el mensaje de que la acción directa es un método efectivo para hacer frente a los abusos de la patronal, dejando muy claro que en CNT todos los Sindicatos de la Confederación practican el apoyo mutuo, pues, como todos sabemos, si nos tocan a uno nos tocan a todos. Sólo es necesario reparar en la espectacular respuesta que obtuvo CNT Valencia cuando convocó una semana de lucha estatal contra Mercadona: los compañeros y compañeras se movilizaron en cerca de cuarenta concentraciones a lo largo y ancho del Estado. Eso sí, cabe mencionar que el sindicato no se conforma con la obtención de las indemnizaciones, sino que sigue consiguiendo presencia en otros supermercados de la cadena.

P.- ¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías de tu sindicato?

R.- Uno de los principales aspectos a destacar de la militancia de CNT Valencia es la cultura de la acción directa, dejándonos ver con asiduidad en las calles, algo que nos ha dado muy buen resultado para darnos a conocer. Otro punto a favor sería que, a pesar del importante crecimiento que está experimentando el sindicato, gozamos de una muy buena dinámica interpersonal, tanto en los grupos de trabajo como en las asambleas, con una constante voluntad de llegar a consensos y de no malgastar nuestras energías en estériles conflictos internos.

Por último, como principal aspecto negativo, destacaría la relativa inexperiencia de buena parte de la militancia. No obstante, es algo que estamos solventando con bastante éxito gracias a una fluida comunicación y un plan de formación interno.

P.- ¿Cuál es el ambiente de conflictividad obrera en la localidad? ¿Y a nivel social?

R.- La ciudad de Valencia, y sus alrededores, están en una situación en la que el paro y la precariedad golpean con especial fuerza. Durante los años del “pelotazo” urbanístico, una gran parte de la población trabajaba en la construcción y eso nos ha dejado un buen número de jóvenes en situación de desempleo y con escasas posibilidades de encontrar trabajo en otro sector. Además, al tratarse de una región que depende tanto del turismo, nos encontramos con que una gran parte de las contrataciones son temporales y/o con unas condiciones realmente abusivas.

Es por ello que en CNT Valencia hemos venido realizando durante los últimos meses una campaña informativa en la hostelería y el comercio que está dando sus frutos y que, esperamos, nos permita mejorar las condiciones en estos sectores en los que la clase trabajadora se ve especialmente explotada.

P.- ¿Tenéis relación con otras fuerzas sindicales y/o sociales?

R.- Lo cierto es que estamos en constante colaboración con diversos colectivos, no solo de la ciudad de Valencia, sino de diversas localidades de la comarca de L’Horta. En primer lugar, a través del Bloc Unitari Anticapitalista (BUA), que es el resultado de la cooperación en la lucha contra el capitalismo y la represión de diversos colectivos anticapitalistas de Valencia. A nivel sindical también hemos colaborado estrechamente con la Coordinadora Obrera Sindical (COS).

Pero también estamos implicados en la campaña por el cierre de los CIEs, y en el ámbito sanitario a través de la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS-PV). Porque, aunque si bien es cierto que en ocasiones puede resultar difícil ponerse de acuerdo con otros colectivos y asociaciones, dada la actual atomización de los movimientos obreros es fundamental aprender a sumar fuerzas en las luchas comunes, siempre que ello no suponga renunciar a tus principios. A propósito de ello, destacaría la relación del Sindicato con Juventudes Libertarias de Valencia, a quienes nos une una mayor afinidad, lo cual nos ha llevado a colaborar en diversas convocatorias durante el último año.

P.- Haznos una explicación sobre la actual composición de clases en Valencia y la composición política a nivel oficial?

R.- Desde luego, Valencia es una ciudad en la que se puede ver muy claramente cómo la opulencia más descarada convive en el día a día con la pobreza más indignante. A Rita Barberà, alcaldesa de la ciudad, le ha encantado decir durante estos últimos años que “Valencia está muy bonita” pero lo cierto es que ya ni saben dónde esconder la miseria. Se ha gastado el dinero público de manera escandalosa en grandes eventos y construcciones como la Copa América, el circuito de Fórmula 1 o la Ciudad de las Artes y las Ciencias, acabando con una deuda tal que impedía pagar los servicios públicos más básicos, como los medicamentos o las ayudas a la dependencia.

Lo positivo es que las personas están empezando a reaccionar ante sus desmanes y la prueba de ello la tenemos en la resistencia que ha habido a los intentos de especulación urbanística con el barrio del Cabanyal, donde precisamente se encuentra nuestro sindicato actualmente. Esa es una coyuntura que en CNT debemos aprovechar para aportar nuestra experiencia como referente de la autogestión y organización obrera, desde el asamblearismo y la acción directa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies