Los pájaros

Abel Ortiz

Los enterradores de la izquierda, sepultureros de la terca realidad, rodean empecinados la asamblea nacional constituyente de 1789, en un flash back tramposo, para recuperar privilegios narrativos y de los otros; el queso. Consideran perfectamente acondicionado el ataúd para enterrar la revolución soviética bajo toneladas de sofrito estalinista, con una pizca de Pol-Pot y una ramita de Fidel, en la gran fiesta del fin de la historia, pospuesta, hasta nuevo orden, por climatología adversa. El coronel Kurtz, desde el corazón de las tinieblas, desarrolla su discurso sobre superioridad moral.

Arrasadas las locas pretensiones asiáticas de poner en duda la propiedad privada, apunta la alianza atlántica contra los revolucionarios franceses del siglo XVIII. Se trata de volver a aquellos tiempos felices en los que no existía la derecha ni la izquierda.

Épocas doradas en Versalles, en San Petersburgo, en Londres, en Roma y en Madrid. Tronos y altares. Cortesanos y militares. Fuera, más allá de las murallas, en los caminos azarosos, las rapientas, los miserables, los soldados desconocidos, las buscadoras de pan. Ejecuciones cotidianas, autos de fe, penales y galeras; antes de ayer.

La izquierda, decretan, fue un mal sueño de la razón y es hoy una momia de museo. Se trata de reeducarnos, aprender las verdades con valor de cambio, asumir la blanquitud como ideal. Negar, abjurar.

Negar la revolución francesa, negar el movimiento obrero; comunista, socialista, anarquista. Ni derechos de ciudadanía, ni conquistas obreras. Nihilismo capitalista.

Y los pájaros. Símbolos de la sobre-estimulación en la película de Hitchcock. Fuera del cine, en la vida real, más allá de la semiótica, un pájaro muere, otro lo vela hasta la muerte. Serán cenizas más tendrán sentido. Me lo cuenta Ferrándis, un anarcosindicalista. Algo sabe de apoyo mutuo. Ah, pero habíamos quedado en que volvemos a esos tiempos sin sindicatos…….

Un comentario sobre “Los pájaros

  • el 30 abril 2014 a las 12:03
    Permalink

    Pues eso de los sindicatos….., haberlos haylos, pero vaya usté a saber donde……

    El artículo, buen artículo, nos cuenta lo que el ser humano hace, hizo o puede llegar a hacer aquí mismito, sin irse más para allá, contra otros seres humanos.

    Esa clase de seres humanos: terroristas de estado a sueldo, criminales-asesinos-capitalistas-usurpadores-genocidas, legisladores del terrorismo de estado impune, etc., etc., etc. siempre han existido en la Historia. En fin, para qué hablar más. El que no lo sepa ya a estas alturas.

    SALUD

    Y DADLE MÁS VOZ EN RÀDIO KLARA A ESTE BUENO DE ABEL ORTIZ, PUES CHISPORROTEA UN POCO COMO EL BUENO DE ARTURO PÉREZ REVERTE, SÍ, ESE ESCRITOR Y PERIODISTA QUE DICE QUE “ESPAÑA ES EL PARAÍSO DE LA BARBARIE, LA ENVIDIA Y LA VILEZA”, ENTRE OTROS LINDOS ADJETIVOS SOBRE ESPAÑA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies