Un Núremberg para el franquismo

El Vaivén de Rafael Cid

Este martes 24 de enero ha comenzado el juicio al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por el sumario sobre los crímenes del franquismo. Confieso que el mediático juez no es santo de mi devoción, creo que hay mucho más en su debe que en su haber, empezando por el hecho de ostentar mando en plaza en un tribunal de excepción que sucedió en competencias y atribuciones al odioso TOP de la dictadura, lo que dice algo sobre la tipología de quienes sirven en esa jurisdicción especial.

Pero eso es una cosa y otra muy distinta la canallada fascista, por lo demás propia de la raquítica democracia que padecemos, de procesar a alguien por investigar judicialmente a los autores de aquel genocidio. Un holocausto negado por esa canonizada transición con una amnistía perpetrada con la ayuda de las cúpulas de los partidos de izquierda para dejar sin responsabilidad penal a los verdugos de aquél régimen y condenar al olvido a sus víctimas, gentes de toda clase y condición que cometieron la osadía de haber luchando por una mundo mejor y los valores republicanos.

Confieso también que todavía no sé que pretendía en el fondo Garzón al fijar las responsabilidades por esos crímenes sólo en el primer equipo gubernamental que acompaño a Franco en su Cruzada, por lo demás, todos ellos desaparecidos hace tiempo. Pero me da lo mismo, aunque fuera un gesto más del superjuez para hacerse merecer al cotizado Premio Nobel de la Paz al mismo tiempo que aceptaba sin rechistar la limitación de principio de Justicia Universal que tanta merecida notoriedad le dio. Lo importante, insisto, es haber rescatado del vergonzoso olvido la memoria de los vencidos, humillados y asesinados en defensa de la democracia. Investigar eso, lo haga Agamenón o su porquero, es todo menos algo que se pueda calificar de ilegal.

La causa de Garzón no es mi causa, pero si, rotundamente, la de Memoria Histórica de los que nos enseñaron el camino de la dignidad en su oposición a la dictadura. Lo único que lamento es que incluso en esta ocasión Garzón esté dispuesto a usar medidas de defensa tan reprobables como esa apelación a la doctrina Botín que ha hecho su abogado en la apertura de la vista para anular la causa, cuando lo verdaderamente importante para la Memoria Histórica sería que su juicio se convirtiera en el Núremberg que nunca tuvo el franquismo.

La potestad constitucional a la acción popular (artículo 125 C.E.) es uno de las pocas fisuras democráticas que posee el sistema para controlar a los poderes del Estado desde abajo, desde el pueblo. Serie de lamentar que Garzón, igual que Emilio Botín, su benefactor financiero en otras lides, usara esa argucia con la que se pretende liquidar la participación ciudadana en la Administración de la Justicia cuando la acción popular no tiene apoyo de la fiscalía, como es el caso.

Si así fuera, sería bueno y rentable para el personaje Garzón pero innoble y muy malo para la democracia. Una democracia otorgada que ha convalidado en su corpus legal las leyes penales del franquismo, como demuestra el hecho de que a pesar de esa Ley de Memoria Histórica que el PSOE hizo de cara a la galería, sus tribunales sigan rechazando impunemente la anulación de las sentencias de la dictadura.

Un comentario sobre “Un Núremberg para el franquismo

  • el 26 enero 2012 a las 17:22
    Permalink

    Desde Argentina: Andres
    Coincido plenamente con lo expuesto , claro esta que desde la distancia solo nos seguimos preguntando , ¿ por que no comenzáis a girar por la plaza del Sol …O POR ALGÚN LUGAR EMBLEMATICO DE ESPAÑA ¿? a modo de Madres de Plaza de Mayo ….¿ que pasa con los nietos de los republicanos …y anarquistas…? LA GENTE tiene que hacer algo de lo contrario habrá muchos Garzones….
    ¡ ¡ ¡ comenzar a hacer algo urgente ! ! visible al mundo entero.
    que es lo que jode….- les jode –
    muchas gracias y lo siento por mi ímpetu , es que me saca tanta trankilidad de los españoles y españolas por este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies