Xenofobia, maldita xenofobia

La Veranda de Rafa Rius

Cuando las personas que amamos la anarquía abominamos de las fronteras no lo hacemos por una cuestión teórica o perteneciente a cualquier tipo de superestructura ideológica, lo hacemos por una cuestión visceral al tiempo que racional, tras una larga constatación histórica de todos los ríos de sangre y dolor que han causado.

Desde la más lejana prehistoria los humanos han realizado lentas y dilatadas migraciones. Mujeres y hombres que han atravesado las aguas heladas del estrecho de Bering, descendiendo hacia el Sur a través de decenas de miles de kilómetros hasta llegar a la Tierra del Fuego; cruzado el Bósforo procedentes de Mesopotamia, Gibraltar viniendo de África o el Mar de China hasta llegar a Japón. A través de la Historia, pocas veces se ha entendido que la conservación del territorio, el mantenimiento de un espacio vital, no implica necesariamente la creación de barreras defensivas ni el rechazo paranoico de las personas procedentes de otros lugares. No hemos comprendido que, como nos han recordado diferentes pueblos de los que de manera condescendiente llamamos primitivos, la tierra no nos pertenece sino que somos nosotros los que pertenecemos a la tierra. De la misma manera que tampoco hemos comprendido que la cooperación y la mutua ayuda son siempre más fructíferas que el rechazo o el enfrentamiento. El mestizaje con otras etnias y otras culturas, no sólo es enriquecedor y en gran medida deseable, sino además, absolutamente inevitable como hemos tenido sobradas veces ocasión de comprobar a lo largo de los tiempos.

Sigue leyendo

RNtv 19. Pobreza Energética

RojoyNegro TV

Queremos empezar el año por todo lo grande y para eso vamos a debatir hoy sobre uno de los problemas que hoy más desigualdad generan: la pobreza energética.

Tenemos con nosotras a:
– Paca Blanco de Ecologistas en Acción
– Emiliano Tapia de Baladre
– Paco Ortega CGT
– Maria Campuzano de Ingeniería Sin Fronteras

Presenta:
– Jorge del Olmo @SandokaRN

Enlace a páginas oficiales del programa RNtv:
Web: http://rojoynegrotv.org/
Canal YouTube: https://www.youtube.com/RojoynegroTv
Twitter: https://twitter.com/rojoynegrotv
Facebook: https://www.facebook.com/Rojo-y-Negro-TV

Carta al periodista César Gavela

Artículos Perecederos.

Estimado don César:

En su artículo de opinión publicado en el diario Las Provincias (11-01-17) analiza usted (bien es cierto que de una manera un tanto visceral) las divisiones y la deriva de Podemos hacia un partido cada vez más clásico y por tanto más “partido”. Supongo que son sus opiniones personales y que toda la redacción del diario decano de Valencia no comparte a pies juntillas sus afirmaciones; por esta razón me dirijo exclusivamente a su persona y no a la Dirección de LP.
Que conste que no lo hago para defender o justificar a los líderes de Podemos, con quienes tengo casi tantas diferencias como con usted mismo y sus, indudables, ideas conservadoras. Sin ninguna esperanza de rectificación pública, me veo en la obligación de comentar algo que todavía se aplica -aunque cada vez menos, afortunadamente- en el digno gremio del periodismo. Me refiero a la costumbre o querencia por identificar anarquía y anarquismo con desorden, violencia, rudeza, apoliticismo y cosas incluso peores.

Sigue leyendo

Bernácer, el economista secreto que se anticipó a Keynes

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Mientras una desacreditada Unión Europea (UE) bracea para evitar otro rebrote de la crisis espoleado por nuevas amenazas encadenadas (Brexit, éxodo de refugiados, tipos de interés negativos, auge de la partidos ultranacionalistas, corrupción institucional, creciente precarización social, riesgo sistémico en la banca italiana, conflictos armados en su perímetro geoestratégico, cuestionamiento de la defensa común atlántica, etc.), la Universidad de Alicante acaba de reeditar el libro “Sociedad y Felicidad”, publicado originalmente en 1916 por el español Germán Bernácer, sobre el problema de la “ciencia lúgubre” basada en una prosperidad extractiva, ecocida y antropófoga. Un raro hito de la literatura económica escrito por el sabio valenciano que, ahora hace un siglo, previó la pandemia de la hegemonía financiera y se anticipó al Keynes de la “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero”. Lo que sigue es el artículo sobre su obra publicado al inicio de la última gran recesión, marzo 2009, en la edición en español del mensual Le Monde Diplomatique (http://www.medelu.org/IMG/pdf/BERNACER_CID_p26.pdf) como exponente de una visión de la economía al servicio de la gente y no al revés:

La crisis financiera internacional ha dejado al descubierto la complejidad asimétrica de la globalización. En estos momentos de pánico, algunos expertos escudriñan, buscando claves anticrisis, en los sistemas financieros que mejor resisten al tsunami de las subprime y derivados; y releyendo textos de teóricos visionarios. Hace ahora casi un siglo que un economista español, Germán Bernácer, ya había previsto y alertado sobre los riesgos que entraña la generalización exponencial del interés del capital no productivo.

Sigue leyendo

¡Todos somos contingentes pero tú eres necesario! (Elegía)

La Veranda de Rafa Rius

“Pues aunque el resplandor que en otro tiempo fue tan brillante
hoy esté por siempre oculto a mis miradas,
aunque nada pueda hacer volver la hora
del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores…”
William Wordsworth

En la genial película de José Luis Cuerda “Amanece que no es poco” (mucho menos surrealista y más real de lo que aparenta), en el pueblo donde todos eran “muy de William Faulkner”, en un momento dado, los vecinos enfervorizados vitoreaban al alcalde al grito de: “¡Todos somos contingentes pero tú eres necesario!” Recordaba esta escena cuando días atrás escuchaba a diversos dirigentes de PODEMOS hablar del incuestionable liderazgo de Pablo Iglesias. Carolina Bescansa, en una entrevista, tras sostener que nadie era imprescindible, rectificaba haciendo una excepción: todos eran sustituibles menos el compañero Pablo. Por su parte, Juan Carlos Monedero, que no se cansa de repetir que no ostenta ningún cargo orgánico pero no por ello deja de arrimar el ascua a su sardina aprovechando su tirón mediático, se dedica a opinar sobre el tema en un tono desgarradoramente apocalíptico y con aroma a chantaje: “Si cae Pablo Iglesias, cae PODEMOS”.

Sigue leyendo

Los partidos parti dos

La Veranda de Rafa Rius

Érase una vez, allá por los años 80 del siglo XX, un grupo de agitación social en Valencia, conocido como el PA.R.R.U.S. (Partido Revolucionario Reconstituido Universalmente Salido) Sus textos, de un humor corrosivo nacido de la heterodoxia libertaria más irreverente y opuesto a cualquier forma de autoridad impuesta, tenían un lema que encabezaba todos sus manifiestos: “No somos un partido, somos un entero”.

En la actualidad, en un momento en que las disensiones internas convulsionan todos los partidos, se pone de manifiesto la literalidad de la palabra: un partido, de manera congruente con su apelativo, es lógico que esté partido. Y esas disensiones no constituyen un fenómeno aislado o puntual sino que es constante y habitual, no parece contingente sino necesario, resultando la consecuencia esperable de una determinada forma de proceder. Lo mismo en formaciones con más de cien años de historia que en otras recién constituidas, de igual forma en grupos que se sitúan en el centro o la derecha que en los que se colocan en una supuesta izquierda. Todos andan a la greña. Sólo se libran en parte aquellos que detentan el poder y ello por salvaguardar intereses personales en el reparto de prebendas –Ya lo decía Alfonso Guerra, en palabras tan desvergonzadas como tristemente certeras: “El que se mueva no sale en la foto”. Y permanecen unidos sólo de cara al exterior mientras en el interior continúan los navajeos taimados en la sombra por conseguir un mejor y más rentable acomodo. En cuanto se deja el poder, la desbandada y el sálvese quien pueda, son generalizados. Entretanto, la aquiescencia a las consignas del líder carismático, son preceptivas. En el relato cotidiano de las trapisondas del poder no cabe la más mínima disidencia, como nos demuestran a diario los dirigentes del PP.

Sigue leyendo

Iluminados por el fuego

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Una percepción de inseguridad vital provocada por el terrorismo yihadista, el desvalimiento causado por el impacto social de la crisis económica, el descrédito de la democracia nominal por la sistémica corrupción institucional y el suicidio de una sedicente izquierda adicta al “cuanto peor mejor” que parece querer retroceder hasta los negros tiempos del pacto Stalin-Hitler (¡recordad Alepo!) , son algunos de los factores que están conjurando la tormenta perfecta para que el 2017 sea el año cero en que fascismos de nuevo cuño alcancen el poder en Europa gracias al inapelable veredicto de las urnas.

Hay un tipo de fe que mata. La fe que ciega. La que al revelarse deja el cerebro tronado. Sin capacidad de discernir, solo de embestir. No es luminaria de una religión concreta. Acecha en todas las creencias. También en las confesiones laicas. Aquellas que proponen ideales totalitarios, sublimes y perfeccionistas utopías (teleológicamente distopías). El fundamentalismo no tiene patria. Está en los “lobos solitarios” que golpean en el hemisferio cristiano tanto como en las “misiones de paz” con que occidente encubre sus razias neocoloniales. Los primeros aterrorizan a la sociedad civil y ceban el revival de los ultras xenófobos hacia el poder. Los segundos brutalizan el derecho de gentes y dejan las resoluciones de la ONU en papel mojado.

Sigue leyendo

Liberticidio en Tel Aviv

La Veranda de Rafa Rius

A menudo nos encontramos con noticias aparentemente pequeñas pero que esconden un trasfondo que conduce a territorios que resultan cualquier cosa menos banales y se nos presentan más reveladoras de significados ocultos o más bien ocultados que la mayoría de grandes titulares con que nos machacan a diario desde los medios desinformativos. Recientemente, un suceso supuestamente banal, casi una anécdota ocurrida en el parlamento israelí ha puesto de manifiesto esta situación: “Un grupo de mujeres -diputadas y asesoras- han visto prohibida la entrada a su lugar de trabajo con el pretexto de que sus faldas o vestidos eran considerados demasiado cortos. Posteriormente, un grupo de cincuenta mujeres se concentraron a la puerta del Kneset (Congreso de Diputados) para protestar contra la medida acerca de la vestimenta femenina dictada por el Director General del Parlamento Ronen Plot”.

Sigue leyendo

Delenda est monarchia

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

No hay un rey que, teniendo fuerza suficiente,

no esté siempre dispuesto a convertirse en absoluto”

(Thomas Jefferson)

La forma de Estado es contingente, formal, accesoria. Hay monarquías decentes y constitucionales, y repúblicas bárbaras y despóticas. Lo importante es el contenido más que el continente. Aquí, una vez más, el hábito no hace al monje. Aunque también es cierto que no existe la monarquía democrática como tal, ni se concibe. Son términos irreconciliables. El primero hace al pueblo soberano de las decisiones de la colectividad. El segundo se rige por el principio monárquico, que siempre es hereditario y vitalicio a capricho del monarca. El caso español es un ejemplo de esa concepción de Estado monárquico como tapón de la democracia utilizando una constitución-jaula que hace imposible su derogación.

Por eso PP y PSOE, dos náufragos en el océano de la Marca España, se han aliado en un último pírrico intento para renovar el atado y bien atado de la Transición estableciendo límites a la posible reforma de la Constitución. O sea, dejando claro que ellos, hoy simples exponentes de un bipartidismo en harapos, han decidido poner líneas rojas a cualquier modificación que no se ajuste a sus intereses estratégicos y de los que les parasitan. La derecha y la sediciente izquierda, que en estos momentos representan poco más del 50% de los votantes, pretenden decidir la hoja de ruta por la debe circular la sociedad civil durante las próximos lustros y generaciones. Exactamente lo que niegan machaconamente ante el avance del frente soberanista en Catalunya, donde junto a Euskadi PP y PSOE son fuerzas residuales.

Sigue leyendo

Dulce, empalagosa, tramposa Navidad

La Veranda de Rafa Rius

Pregunta: ¿Qué tiene que ver el supuesto nacimiento de un no menos supuesto profeta en la Palestina de hace dos mil años con las celebraciones paganas del solsticio de invierno?

Respuesta: El beneficio económico-religioso que se extrae de todo ello. De un lado, las ganancias de un comercio que concentra en poco más de un mes la mitad de sus ventas anuales y de otro, el acercamiento a los ritos religiosos del mítico nacimiento de cristo para recristianizar una parroquia que el resto del año permanece bastante inmune a los cantos de sirena de la Santa Madre Iglesia.

La mayor parte de culturas ancestrales estructuraban su acontecer vital en función de lo más evidente, de lo que más a mano tenían y más atraía su atención: los cambios propios de las diferentes estaciones del año. En sintonía con el decurso solar, plantaban sus cultivos, daban por acabado el frío y la tierra yerma, recogían la cosecha… y el final de una estación y el principio de la siguiente era subrayado con festejos que coincidian con solsticios y equinoccios. En eso que llegó la iglesia católica y los hizo suyos de manera arbitraria, por la jeró, como de costumbre. Así, el equinoccio de primavera que celebraba con fuego el final del invierno, se lo adjudicaron a san José, por aquello de que según ellos, era carpintero o, en el caso que nos ocupa, las fiestas en honor al dios Saturno que en Roma celebraban el solsticio de invierno, fueron vampirizadas y transformadas -¡Ale hop!- en el día del nacimiento de su cristo, sin ningún dato histórico que lo avale.

Sigue leyendo

Tener razón por motivos equivocados

 

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Tras pensarlo un minuto no ha encontrado un título mejor para resumir la perplejidad que algunas noticias, tanto a nivel nacional como internacional, deben producir en el observador que se obstina en analizar la realidad bajo el prisma del sentido común y la coherencia intelectual. Vamos allá.

Acto primero. El gobierno se apresta a rescatar a las autopistas radiales quebradas, para lo que tendrá que entregar alrededor de 3.400 millones de euros a las empresas concesionarias en virtud de la cláusula de Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA). Otro clásico de socializar las pérdidas y privatizar las ganancias. No se rescata a las personas, se las humilla y castiga con ajustes y recortes, pero si a los bancos y a las grandes constructoras. Que en realidad es un segundo rescate a la banca, puesto que es quien tiene su pasivo en prenda por los multimillonarios préstamos concedidos. Está en la lógica (suicida) de que el grande nunca cae porque, como estamos en una sociedad de piramidad, de arriba abajo, su desplome lo sufriría la base. El expolio será por nuestro propio bien. De aquellos vientos proceden estos lodos. David Taguas, el asesor económico de Rodríguez Zapatero en Moncloa, su ministro de Economía en la sombra, cuando dejo el cargo pasó a ocupar el puesto de presidente de SEOPAN, la patronal de obras públicas ahora beneficiada por el rescate.

Sigue leyendo

¿De qué demonios estamos hablando cuando decimos populismo?

La Veranda de Rafa Rius

018 “Un filósofo dijo: el populismo se combate con menos populismo. Y yo me pregunto ¿El boludismo, con qué se combate?
– Anónimo argentino-

En cada contexto sociohistórico existen palabras contaminadas por la ambigüedad y la moda. En nuestras sociedades la palabra “populismo” es una de ellas. Su indefinición y su polivalencia, la hacen útil tanto para un roto como para un descosido. Su vaguedad y su imprecisión llegan hasta tal punto que mantiene un alto grado de sinonimia con el término “demagogia”, dentro de un tono escasamente descriptivo y sí claramente despectivo y descalificativo, y al parecer eso no sirve para advertir a quienes la utilizan que ellos mismos caen con su uso en una actitud claramente manipuladora y por tanto demagógica y populista.

Según estos finos analistas, el discurso (¿?) de Trump o el de Le Pen son populistas en la misma medida que los de Podemos o Shiriza. De Beppe Grillo ya, ni hablemos. ¿Qué tienen en común todos ellos?, ¿Qué pretenden explicarnos al designarlos a todos con tan inabarcable concepto? Al parecer no se detienen en cuestiones nimias como el hecho de que unos estén por mantener el statu quo social imperante, defendiendo los intereses del poder financiero, o, por el contrario, otros aspiren a cambiar radicalmente el Sistema social vigente. En el caso de eso que llaman España, lo único que parece obvio es que todo lo que no sea PP o PSOE, es populismo.

Sigue leyendo

Purga habemus

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Podría haber sido como el campechano abogado que protagonizaba la serie de televisión Ironside allá por los pasados setenta, el sabueso y orondo Perry Mason. O como el científico Stephen Hawking, con su galáctica aureola sapiencial. Pero está resultando ser un émulo de Beria, curtido en las técnicas y chanchullos del “paso corto, vista larga y mala intención” que recomendara el Duque de Ahumada a la no siempre bien llamada Benemérita. Porque el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en otra etapa en el disenso ideológico con Pablo Iglesias, parece haber asumido el papel de gran inquisidor del partido emergente. Y con ese cometido, y con la atención puesta en allanar a su jefe en maniobras venideras, ha empezado a planificar la purga de los principales referentes del ala crítica de la formación. Aunque canónicamente el “purgatorio” ya no existe.

Con disimulo pero sin que tiemble el pulso, como corresponde a políticos practicantes de la obediencia debida, Echenique y su cachirulo han puesto proa a los errejonistas díscolos, para que cunda el ejemplo. No sólo está en peligro la cabeza del portavoz en la Comunidad de Madrid, José Manuel López, por destacar en el grupo enfrentado a Espinar, el candidato del secretario general. También ha señalado el camino de salida al mismísimo Íñigo Errejón, portavoz a su vez en el Congreso de los Diputados y hasta hace poco uno de los emblemas de la bicefalia asimétrica de Podemos.

Sigue leyendo

RNtv 17. Represión

RojoyNegro TV

En Rojo y Negro TV queremos hablar de prisión, prisión preventiva, multas, detenciones y cazas de brujas. De policía, guardia civil, jueces, fiscales y también de la clase política y sus leyes mordaza. Hablamos de represión y de cómo la ejercen.

Participan en este programa:
– Ermengol Gassiot de CGT Catalunya
– Elena Ortega de Madres Contra la Represión
– Arantxa Flores de Comisión Legal Sol
– Oscar Reina del SAT.

Renzi como Tsipras

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Referendos vendo que para mí no tengo. Ese podría ser el lema del momento político. Fuera de las tradiciones democráticas británicas, donde sendas consultas se han llevado hasta sus últimas consecuencias, la de Escocia y la del Brexit, la práctica entre la clase política en la Unión Europea parece dictada por el oportunismo puro y duro. Primero fue Alexis Tsipras, convocando un referéndum que ganó por goleada para luego ser el primero en boicotearlo. Y ahora es Matteo Renzi, con otro corte de mangas parecido, al pasar de verbalizar su renuncia la noche electoral a demorarla hasta la aprobación de los presupuesto en 2017. Esperpéntico: un cadáver político condicionando social y económicamente desde ultratumba a todo un país con la herencia recibida. Atado y bien atado.

En ambos casos se ha hecho un uso ilegítimo de la voluntad general buscando el atenuante de “causa de fuerza mayor”, vulgo razón de Estado. El primer ministro griego habló cínicamente de golpe de mano dado por Bruselas para cubrir su traición, milonga que fue repicada religiosamente por una izquierda que veía en el líder de Syriza al nuevo mesías antisistema. Su homólogo italiano ha sido menos chusco pero igualmente taimado, porque se ha desdicho en veinticuatro horas aplazando su salida para “evitar el caos en el país”. En ningún caso se ha tenido en cuenta el criterio expresado con rotundidad por los ciudadanos llamados a decidir. Como Juan Palomo, ellos se los guisan y ellos se lo comen.

Sigue leyendo

Una caja de cenizas, el Estado y la próxima revolución en Cuba.

fidel

Marcelo “Liberato” Salinas

Cuba sin Fidel Castro. El hecho que venían cocinando en su imaginación adeptos y enemigos durante años ya es una realidad consumada. Sin hacer mucho esfuerzo para sentirlo, se ha percibido un intenso silencio público que ha tenido relativa vida propia frente a la imponente maquinaria estatal de duelo nacional. Los voceros oficiales insistieron en que ese silencio fue una expresión palpable de consternación de masas. Los opositores anti-castristas recalcar que ese mutismo fue otra muestra del temor a las represalias que pudieran sufrir aquellos que celebraran el hecho en medio del luto oficial.

Pero ni la consternación, ni el júbilo reprimido fueron los únicos ingredientes que se pudieron percibir en ese momento en Cuba. En el dialogo cotidiano con vecinos, amigos, familiares y personas comunes en la calle, tuvimos la certeza de que la muerte de Fidel Castro pudo ser un hecho trascendente para Cuba, para el mundo y hasta para la llamada Historia Universal, pero a la misma vez no dejó de ser una noticia de escasas consecuencias prácticas para la agobiante cotidianidad sin esperanzas que, como en todos lados, vivimos los que dependemos de la salud de la dictadura salarial.

Tampoco había mucho que festejar, teniendo a la vista el incierto panorama que deja tras de sí Fidel Castro, con un hermano que en diez años gobernando ha tenido los grandes méritos de aflojar las tensiones autoritarias que dejó Fidel Castro para que lo esencial del sistema siga igual y crear las condiciones generales para que vuelva a parecer novedoso el razonamiento de aquel otro general-presidente proveniente de Holguín:

(…) es que hay dos tipos de socialismo. Uno significa anarquía y el otro funciona bajo la disciplina del gobierno. Uno debe ser realista (…) queremos enseñar al pueblo que los obreros y el capital son necesarios y deben cooperar. Queremos desterrar las ideas utópicas que no funcionarán, pero en las cuales nuestro pueblo cree”1

Sigue leyendo

De ortodoxias y heterodoxias

La Veranda de Rafa Rius

imgres-1 … o uno de esos juegos/ donde la nada en la que
desemboca el tiempo/ es lo único que nos queda.
John Burnside

En todos los aspectos y momentos de la vida siempre suelen haber como poco y con todos sus matices, dos opciones de abordar una determinada cuestión: desde la convicción inquebrantable y el dogma o desde la relatividad y la duda. Hay quien necesita saber siempre el terreno que pisa y creerse constantemente seguro de cada paso que da y hay en cambio quien camina entre las brumas de lo incierto en la dirección que en ese momento considera correcta pero sin saber nunca donde irá a parar.

Esta dualidad de puntos de vista, afecta tanto a los múltiples aspectos de nuestra cotidianeidad como a nuestra concepción del mundo y a nuestra forma de afrontar el hecho de estar vivos. Frente a la convicción sin fisuras, habita la indeterminación y la sospecha acerca de las propias certidumbres. Frente a quien “lo tiene todo claro”, quien tiene sólo unas pocas cosas claras y aun éstas, de manera provisional y controvertible.

Sigue leyendo

Cuba: más de medio siglo de Alta Fidel-idad

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Parecía grande, pero era la sombra que proyectaba”

(El Roto)

Los que en el mayo francés del 68 asimilábamos juventud, representamos a una generación que vio en el triunfo de la Revolución Cubana una esperanza humanista distinta a todo lo hasta entonces conocido. En aquella época cualquier sensibilidad política consecuente no podía ignorar las atrocidades cometidas por el colonialismo rampante. Asesinatos alevosos como los del congoleño Patricio Lumumba, el marroquí Ben Barka, el portugués Humberto Delgado o argelino Mohamed Khider evidenciaban la necesidad de posicionarse frente a los regímenes despóticos que pretendían para el reloj de los pueblos hacia su autodeterminación. Por eso, la sublevación liderada por Castro, Guevara, Cienfuegos y Matos, entre otros, para liquidar la dictadura de Batista fue sentida con general alborozo. De hecho, aquel “sí se puede” de los sublevados de Sierra Maestra, mentalizó al español Frente de Liberación Popular (FELIPE) para tratar de reproducir su modelo insurreccional en la Sierra de Segura, con la ayuda de la Yugoslavia no alineada de Tito.

Pero mientras nos movilizábamos y protestábamos contra las agresiones del Tío Sam en el Tercer Mundo, en Europa otro imperio también intervenía por la fuerza en “su patío trasero” ante la indiferencia de muchos los que solo tenían ojos para “los yanquis”. Primero fue el levantamiento obrero en Berlín (1953), luego la revolución de Hungría (1958) y finalmente la ocupación de Checoslovaquia (1969), uno tras otro los peones de la URSS que osaron enfrentarse al estalinismo fueron cayendo a manos del Ejército Rojo. Solo los anarquistas y el movimiento libertario, los mismos que apoyaron a los revolucionarios cubanos desde sus balbuceos, osaron denunciar los atropellos cometidos en las “democracias populares”.

Sigue leyendo

Cuba, una experiencia insólita

La Veranda de Rafa Rius

imgres-3Con la muerte de Fidel, ha caído el telón sobre el primer acto de más de medio siglo de castrismo, una experiencia insólita, manifiestamente diferenciada de todas las revoluciones de intención socialista que en el mundo han sido. El triunfo de la insurrección de un pequeño grupo de guerrilleros sobre una dictadura tan corrupta y mafiosa como la de Batista así como el hecho de producirse a pocos kilómetros de las costas de EEUU, el gran gendarme del capitalismo, le confiere una singularidad merecedora de un estudio pormenorizado de sus vicisitudes.

Su resistencia de tantos años a un acoso asfixiante no podría entenderse sin profundizar, tanto en el análisis de la idiosincrasia del pueblo cubano como en la singularidad de un sistema sociopolítico mediatizado por su necesidad de supervivencia en un entorno manifiestamente hostil. En una primera hora, el castrismo se caracterizó por la evolución del sustrato ideológico de un régimen que empezó dentro del marco de un socialismo heterodoxo y pronto derivó en un acercamiento a la URSS como búsqueda de un equilibrio frente a la presión insostenible del poderoso vecino del Norte, dentro de la lógica de una política mundial de bloques en el contexto de una guerra fría que a la sazón se desarrollaba con su máxima virulencia. Aquello que inicialmente el régimen cubano conjeturó como necesidad ineludible, fue pervirtiendo y socavando los presupuestos iniciales de la Revolución (1) hasta convertirlos en reos de los intereses soviéticos. El Partido Comunista Cubano comenzó a ejercer un férreo control sobre el conjunto de la sociedad, priorizando ostensiblemente la seguridad frente a la libertad.

Sigue leyendo

Bochorno

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

La democracia representativa configura su particular imago mundi. Con dos patas fundamentales: la política y la mediática. Una escarba en la dominación personal vía delegación electoral. La otra utiliza su panóptico audiovisual como arma de comunicación de masas. Por eso, cuando una estornuda la otra se resfría. Acaba de ocurrir en el rifirrafe del “caso Barberá”, derrochando despropósitos diestra y siniestra.

Al margen del tema “escrache sí, escrache no” de Podemos sobre el polémico legado de la ex alcaldesa, los medios se han sentido interpelados por las acusaciones de los funcionarios del PP sobre la cobertura dada sobre su horizonte procesal. Ante tamaña andanada (Rita Barberá falleció por sí misma, y no a causa de ninguna alevosa persecución), nuestros voceros han optado por reclamar el apoyo la opinión pública aduciendo ser conspicuos notarios de la actualidad.

Y como se coge antes a un mentiroso que a un cojo, ha bastado monitorizar a esas teles cuando lo noticiaban para demostrar su tongo. Quien tenga criterio lo habrá visto y oído en muchas emisoras privadas, cuando después de descalificar con tintes de honorabilidad ofendida la última chanza de los Rajoy boys (“linchamiento” ha dicho el portavoz Rafael Hernando), pasaron a oficiar su sagrado deber de informar.

Dicho y hecho. Lo que en ese momento tocaba era ofrecer a los espectadores una de esas exclusivas regurgitadas capaces de hacer que la gente clame por restablecer la pena de muerte para los malos. En concreto se trataba de una cinta sobre la reconstrucción judicial del asesinato de Marta del Castillo en 2009. Telecinco y Antena 3 TV, en sus informativos del mediodía y de la noche, se explayaron con las explicaciones de los jóvenes, entonces menores de edad, presuntamente implicados en el horrendo crimen.

Sigue leyendo

Rita irrita

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Los seres humanos que tratamos de vivir en sociedad (zoon politikon) experimentamos la convivencia en tres ámbitos presenciales: el oikos, la esfera privada; el ágora, la esfera pública, y la ecclesia, la esfera política. Entender esta distinción es fundamental para el ejercicio de una democracia cuyo punto de partida sea reconocer la genuina dignidad de todas las personas. De ahí que la espantada del grupo Unidos-Podemos-En Comú Podem en el Congreso, durante el minuto de silencio por el súbito fallecimiento de Rita Barberá, tenga una dimensión que supera el cálculo de legítimos gestos partidarios.

Vaya por delante que la senadora y ex alcaldesa de Valencia ha muerto por causas naturales y que no ha existido ninguna “cacería injusta” que haya propiciado ese funesto desenlace. Ni por activa ni por pasiva. Ni siquiera como denuncia José María Aznar intentando sacar provecho del lío. Como prueba el hecho de que Rajoy hubiera hablado con Barberá pocos días antes de su receso. Es notorio y evidente que la “piel de elefante” del presidente del gobierno para temas de Estado suele trocarse en “piel de mariposa” cuando afecta a gente próxima. La pifia del “sé fuerte, Luis”, como mensaje de cercanía a Bárcenas, va en una línea. Por lo demás, los casos de corrupción que afectan por los cuatros puntos cardinales al Partido Popular (PP) tienen su epicentro en la “era Aznar”.

En ese contexto, necesario es reconocer que Rita Barberá, como suele ocurrir con el voluble devocionario de las masas rebeladas, tuvo un trato preconcebido a nivel político y mediático. Veinticuatro años como regidora de la tercera ciudad más importante de España, con cinco mayorías absolutas fruto de un indiscutible apoyo popular, no impidieron que cuando cambiaron las tornas su figura se convirtiera en epítome de la corrupción pepera con epicentro en la capital del Turia. Con esas credenciales fue recusada por gran parte de los que hasta entonces le habían aupado al pedestal de los incunables.

Sigue leyendo

Cara al sol que más calienta

La Veranda de Rafa Rius

th-2Ahora que parece que la pesadilla del fascismo recorre de nuevo Europa -y no sólo- y que el huevo de la serpiente nazi ha eclosionado con fuerza en numerosos países, quizás sería interesante, dar algún apunte sobre el estado de la cuestión en eso que han dado en llamar España y cual ha sido su devenir histórico, aprovechando que se cumplen 80 años del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en la cárcel de Alacant.

José Antonio -hijo primogénito de Miguel, el militar cuya dictadura gobernó el Estado durante buena parte de los años veinte, con la aquiescencia del venal y corrupto Rey Alfonso XIII- fue el fundador de Falange Española y el introductor del ideario fascista de Mussolini en España, junto con Onésimo Redondo y Ramiro Ledesma, fundadores a su vez de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, el embrión de lo que luego fue el sindicato vertical franquista.

Sigue leyendo