De ortodoxias y heterodoxias

La Veranda de Rafa Rius

imgres-1 … o uno de esos juegos/ donde la nada en la que
desemboca el tiempo/ es lo único que nos queda.
John Burnside

En todos los aspectos y momentos de la vida siempre suelen haber como poco y con todos sus matices, dos opciones de abordar una determinada cuestión: desde la convicción inquebrantable y el dogma o desde la relatividad y la duda. Hay quien necesita saber siempre el terreno que pisa y creerse constantemente seguro de cada paso que da y hay en cambio quien camina entre las brumas de lo incierto en la dirección que en ese momento considera correcta pero sin saber nunca donde irá a parar.

Esta dualidad de puntos de vista, afecta tanto a los múltiples aspectos de nuestra cotidianeidad como a nuestra concepción del mundo y a nuestra forma de afrontar el hecho de estar vivos. Frente a la convicción sin fisuras, habita la indeterminación y la sospecha acerca de las propias certidumbres. Frente a quien “lo tiene todo claro”, quien tiene sólo unas pocas cosas claras y aun éstas, de manera provisional y controvertible.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Cuba: más de medio siglo de Alta Fidel-idad

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Parecía grande, pero era la sombra que proyectaba”

(El Roto)

Los que en el mayo francés del 68 asimilábamos juventud, representamos a una generación que vio en el triunfo de la Revolución Cubana una esperanza humanista distinta a todo lo hasta entonces conocido. En aquella época cualquier sensibilidad política consecuente no podía ignorar las atrocidades cometidas por el colonialismo rampante. Asesinatos alevosos como los del congoleño Patricio Lumumba, el marroquí Ben Barka, el portugués Humberto Delgado o argelino Mohamed Khider evidenciaban la necesidad de posicionarse frente a los regímenes despóticos que pretendían para el reloj de los pueblos hacia su autodeterminación. Por eso, la sublevación liderada por Castro, Guevara, Cienfuegos y Matos, entre otros, para liquidar la dictadura de Batista fue sentida con general alborozo. De hecho, aquel “sí se puede” de los sublevados de Sierra Maestra, mentalizó al español Frente de Liberación Popular (FELIPE) para tratar de reproducir su modelo insurreccional en la Sierra de Segura, con la ayuda de la Yugoslavia no alineada de Tito.

Pero mientras nos movilizábamos y protestábamos contra las agresiones del Tío Sam en el Tercer Mundo, en Europa otro imperio también intervenía por la fuerza en “su patío trasero” ante la indiferencia de muchos los que solo tenían ojos para “los yanquis”. Primero fue el levantamiento obrero en Berlín (1953), luego la revolución de Hungría (1958) y finalmente la ocupación de Checoslovaquia (1969), uno tras otro los peones de la URSS que osaron enfrentarse al estalinismo fueron cayendo a manos del Ejército Rojo. Solo los anarquistas y el movimiento libertario, los mismos que apoyaron a los revolucionarios cubanos desde sus balbuceos, osaron denunciar los atropellos cometidos en las “democracias populares”.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Cuba, una experiencia insólita

La Veranda de Rafa Rius

imgres-3Con la muerte de Fidel, ha caído el telón sobre el primer acto de más de medio siglo de castrismo, una experiencia insólita, manifiestamente diferenciada de todas las revoluciones de intención socialista que en el mundo han sido. El triunfo de la insurrección de un pequeño grupo de guerrilleros sobre una dictadura tan corrupta y mafiosa como la de Batista así como el hecho de producirse a pocos kilómetros de las costas de EEUU, el gran gendarme del capitalismo, le confiere una singularidad merecedora de un estudio pormenorizado de sus vicisitudes.

Su resistencia de tantos años a un acoso asfixiante no podría entenderse sin profundizar, tanto en el análisis de la idiosincrasia del pueblo cubano como en la singularidad de un sistema sociopolítico mediatizado por su necesidad de supervivencia en un entorno manifiestamente hostil. En una primera hora, el castrismo se caracterizó por la evolución del sustrato ideológico de un régimen que empezó dentro del marco de un socialismo heterodoxo y pronto derivó en un acercamiento a la URSS como búsqueda de un equilibrio frente a la presión insostenible del poderoso vecino del Norte, dentro de la lógica de una política mundial de bloques en el contexto de una guerra fría que a la sazón se desarrollaba con su máxima virulencia. Aquello que inicialmente el régimen cubano conjeturó como necesidad ineludible, fue pervirtiendo y socavando los presupuestos iniciales de la Revolución (1) hasta convertirlos en reos de los intereses soviéticos. El Partido Comunista Cubano comenzó a ejercer un férreo control sobre el conjunto de la sociedad, priorizando ostensiblemente la seguridad frente a la libertad.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Bochorno

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

La democracia representativa configura su particular imago mundi. Con dos patas fundamentales: la política y la mediática. Una escarba en la dominación personal vía delegación electoral. La otra utiliza su panóptico audiovisual como arma de comunicación de masas. Por eso, cuando una estornuda la otra se resfría. Acaba de ocurrir en el rifirrafe del “caso Barberá”, derrochando despropósitos diestra y siniestra.

Al margen del tema “escrache sí, escrache no” de Podemos sobre el polémico legado de la ex alcaldesa, los medios se han sentido interpelados por las acusaciones de los funcionarios del PP sobre la cobertura dada sobre su horizonte procesal. Ante tamaña andanada (Rita Barberá falleció por sí misma, y no a causa de ninguna alevosa persecución), nuestros voceros han optado por reclamar el apoyo la opinión pública aduciendo ser conspicuos notarios de la actualidad.

Y como se coge antes a un mentiroso que a un cojo, ha bastado monitorizar a esas teles cuando lo noticiaban para demostrar su tongo. Quien tenga criterio lo habrá visto y oído en muchas emisoras privadas, cuando después de descalificar con tintes de honorabilidad ofendida la última chanza de los Rajoy boys (“linchamiento” ha dicho el portavoz Rafael Hernando), pasaron a oficiar su sagrado deber de informar.

Dicho y hecho. Lo que en ese momento tocaba era ofrecer a los espectadores una de esas exclusivas regurgitadas capaces de hacer que la gente clame por restablecer la pena de muerte para los malos. En concreto se trataba de una cinta sobre la reconstrucción judicial del asesinato de Marta del Castillo en 2009. Telecinco y Antena 3 TV, en sus informativos del mediodía y de la noche, se explayaron con las explicaciones de los jóvenes, entonces menores de edad, presuntamente implicados en el horrendo crimen.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Rita irrita

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Los seres humanos que tratamos de vivir en sociedad (zoon politikon) experimentamos la convivencia en tres ámbitos presenciales: el oikos, la esfera privada; el ágora, la esfera pública, y la ecclesia, la esfera política. Entender esta distinción es fundamental para el ejercicio de una democracia cuyo punto de partida sea reconocer la genuina dignidad de todas las personas. De ahí que la espantada del grupo Unidos-Podemos-En Comú Podem en el Congreso, durante el minuto de silencio por el súbito fallecimiento de Rita Barberá, tenga una dimensión que supera el cálculo de legítimos gestos partidarios.

Vaya por delante que la senadora y ex alcaldesa de Valencia ha muerto por causas naturales y que no ha existido ninguna “cacería injusta” que haya propiciado ese funesto desenlace. Ni por activa ni por pasiva. Ni siquiera como denuncia José María Aznar intentando sacar provecho del lío. Como prueba el hecho de que Rajoy hubiera hablado con Barberá pocos días antes de su receso. Es notorio y evidente que la “piel de elefante” del presidente del gobierno para temas de Estado suele trocarse en “piel de mariposa” cuando afecta a gente próxima. La pifia del “sé fuerte, Luis”, como mensaje de cercanía a Bárcenas, va en una línea. Por lo demás, los casos de corrupción que afectan por los cuatros puntos cardinales al Partido Popular (PP) tienen su epicentro en la “era Aznar”.

En ese contexto, necesario es reconocer que Rita Barberá, como suele ocurrir con el voluble devocionario de las masas rebeladas, tuvo un trato preconcebido a nivel político y mediático. Veinticuatro años como regidora de la tercera ciudad más importante de España, con cinco mayorías absolutas fruto de un indiscutible apoyo popular, no impidieron que cuando cambiaron las tornas su figura se convirtiera en epítome de la corrupción pepera con epicentro en la capital del Turia. Con esas credenciales fue recusada por gran parte de los que hasta entonces le habían aupado al pedestal de los incunables.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Cara al sol que más calienta

La Veranda de Rafa Rius

th-2Ahora que parece que la pesadilla del fascismo recorre de nuevo Europa -y no sólo- y que el huevo de la serpiente nazi ha eclosionado con fuerza en numerosos países, quizás sería interesante, dar algún apunte sobre el estado de la cuestión en eso que han dado en llamar España y cual ha sido su devenir histórico, aprovechando que se cumplen 80 años del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera en la cárcel de Alacant.

José Antonio -hijo primogénito de Miguel, el militar cuya dictadura gobernó el Estado durante buena parte de los años veinte, con la aquiescencia del venal y corrupto Rey Alfonso XIII- fue el fundador de Falange Española y el introductor del ideario fascista de Mussolini en España, junto con Onésimo Redondo y Ramiro Ledesma, fundadores a su vez de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista, el embrión de lo que luego fue el sindicato vertical franquista.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Somos moros en la niebla

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

¿Cómo vas a hablar acerca del mar con una rana,

si ella no ha salido nunca de la charca ?”

(Zhuan Zi)

(La súbita reaparición del escritor vasco Joseba Sarrionandia en una entrevista (http://www.naiz.eus/es/actualidad/noticia/20161119/el-proceso-de-paz-sera-como-andar-con-una-pierna), tras treinta años de forzada clandestinidad, propicia la reproducción del artículo que sigue. Fue publicado en 2013 con motivo de la aparición en castellano de su monumental estudio sobre colonización y lingüística “¿Somos moros entre la niebla?”, ante la obscena indiferencia de los clanes culturales del país y sus patrióticos púlpitos).

Mientras la industria cultural y la propaganda institucional promocionan libros de y sobre los caciques políticos que coronaron la transición (Felipe González y Suarez), o hagiografías de sus continuadores en el negociado (Solbes y Zapatero), para tratar de recuperar a la escaldada ciudadanía, ese mismo macizo de la raza silencia y desprecia olímpicamente uno de los trabajos más complejos, sugerentes y ambiciosos publicados en los últimos años porque detrás de su autor, el filólogo Joseba Sarrionandia, hay un independentista vasco prófugo de la cárcel donde cumplía condena por pertenecer a la primera ETA antifranquista.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

La rojinegra

En el aniversario de la muerte de Fernando Fernán Gómez el Ayuntamiento de Madrid ha decidido quitar al teatro el nombre del pelirrojo. Desde Ràdio Klara recuperarmos este artículo de nuestro compañero Abel Ortiz escrito el viernes 23 de noviembre de 2007.

El parlamento, donde reside la soberanía popular según los textos legales, puesto en pie, aplaude a Fernando Fernán Gómez, el anarquista. El presidente del gobierno socialista, el alcalde conservador de Madrid, el ministro de cultura. El estado, y el país, delante de la bandera roja y negra. La misma que muchos pretenden criminalizar hoy como hace un siglo. El último acto del actor más genial.

Demuestra, a quien quiera entender, que el amor libre, el apoyo mutuo, la fraternidad, el internacionalismo, el pacifismo, la justicia social, la emancipación de los explotados y otras aspiraciones libertarias, no son ideas de violentos grupúsculos radicales antisistema afines a la extrema izquierda con oscuras conexiones en montañas no muy lejanas.

Igualar a los fascistas, presentes en la calle con asesinatos recientes y continuados, como se está haciendo, más o menos solapadamente, con los anarquistas, utilizando el sobado argumento de que los extremos se tocan, es absurdo y, sobre todo, muy mal intencionado. No es cierto ahora ni lo fue nunca. Fernando Fernán Gómez no era un extremista ni nada que se le parezca. Cómico de profesión, persona razonable, tipo cabal, equilibrado, culto, cercano, valleinclanesco, renacentista, eterno perseguidor de los misterios del libre albedrío, obrero del escenario y académico. Intachable ciudadano.

Sigue leyendo

Durruti en delantal

Nodo50

 

cortoveranoRecopilación de Nodo50 al hilo de una entrada de Espejismos Digitales

“Cuando iban a visitarnos salía a menudo con un delantal puesto, porque estaba pelando patatas. Su mujer trabajaba. A él no le importaba; no conocía el machismo y no se sentía herido en su orgullo al hacer las labores domésticas” (recogido por Hans Magnus Enzensberger).

“Durruti me habló de su preocupación por los difíciles problemas que atravesaban los hombres cuando salían de permiso precisamente en los momentos en los que más falta hacían en el frente. Los hombres, evidentemente, conocían bien a su líder, conocían su determinación, su voluntad de hierro. Pero también conocían la comprensión y compasión escondidas tras una austera vida exterior. ¿Cómo podía soportarlo cuando los hombres regresaban de haber estado de permiso en casa con su familia, sus mujeres, sus hijos?” (Emma Goldman).

“A principios de 1936 Durruti vivía justo al lado de mi casa, en un pequeño piso en el barrio de Sans. Los empresarios lo habían puesto en la lista negra. No encontraba trabajo en ninguna parte. Su compañera Émilienne trabajaba como acomodadora en un cine para mantener a la familia.

Una tarde fuimos a visitarle y lo encontramos en la cocina. Llevaba un delantal, fregaba los platos y preparaba la cena para su hijita Colette y su mujer. El amigo con quien había ido trató de bromear: “Pero oye, Durruti, ésos son trabajos femeninos.” Durruti le contestó rudamente:

“Toma este ejemplo: cuando mi mujer va a trabajar yo limpio la casa, hago las camas y preparo la comida. Además baño a la niña y la visto. Si crees que un anarquista tiene que estar metido en un bar o un café mientras su mujer trabaja, quiere decir que no has comprendido nada.”

“Para mí, su heroísmo no estaba tanto en lo que dicen los diarios sino, sobre todo, en su vida cotidiana. Claro, eso lo sabe muy poca gente, lo saben los que lo conocieron en el café de la esquina, en su casa o en la cárcel.

Por las manos de Durruti han pasado millones, y sin embargo le he visto remedándose las plantillas de los zapatos porque no tenía dinero para llevados al zapatero. A veces, cuando nos encontrábamos en un bar, no tenía siquiera el dinero para pedir un café.

Cuando iban a visitarnos salía a menudo con un delantal puesto, porque estaba pelando patatas. Su mujer trabajaba. A él no le importaba; no conocía el machismo y no se sentía herido en su orgullo al hacer las labores domésticas.

Al día siguiente tomaba la pistola y se echaba a la calle para enfrentarse a un mundo de represión social. Lo hacía con la misma naturalidad con que la noche anterior había cambiado los pañales a su hijita Colette”.

Testimonios recogido en Hans Magnus Enzensberger, El corto verano de la anarquía, (Barcelona, Anagrama, 2002)

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Durruti ha muerto, pero está vivo todavía. Por Emma Goldman

Emma Goldman. Traducción Fanny Tardío

Traducción de la compañera Fanny Tardío de la carta “Durruti is dead, yet living” escrita por Emma Goldman en 1936 tras el asesinato de Buenaventura Durruti.

Durruti, con quien estuve hace nada más que un mes, perdió su vida en los combates de las calles de Madrid.

Conocía a este rebelde del movimiento revolucionario y anarquista español solamente por mis lecturas sobre él. Desde mi llegada a Barcelona pude conocer muchas historias tan fascinantes sobre Durruti y su columna que me animaron a ir al frente de Aragón donde era el espíritu que guiaba a las bravas y valientes milicias que luchaban allí contra el fascismo.

Llegué al cuartel general de Durruti al atardecer, absolutamente agotada por el largo trayecto por una carretera accidentada. Unos minutos con Durruti fueron como una poderosa bebida estimulante, refrescante y tonificante. Con un cuerpo poderoso que parecía esculpido en las rocas de Montserrat, Durruti encarnaba sin dificultad a la personalidad más brillante entre los anarquistas con la que me había encontrado desde mi llegada a España. Su potente energía me electrificó como parecía afectar a todo aquel que permaneciese dentro de su radio.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Trumputinlogía

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Donald Trump y Vladimir Putín han hablado largo y tendido por el “teléfono rojo”. Y cosa insólita en los anales de la reciente historia de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, se han puesto de acuerdo en buscar “una cooperación constructiva”. Lo que resulta ya más difícil es desentrañar el significado exacto de esos dos términos ensamblados. Entre el cúmulo de interpretaciones que dicha entente admite sobresalen dos. Una, la realmente positiva, sería que ambas potencias derogaran su presente belicista y depredador y sacaran las armas de destrucción masiva de Siria; que ratificaran los acuerdos de la Cumbre del Clima; que acordaran el total desmantelamiento del arsenal nuclear y bacteriológico como reclama insistentemente Naciones Unidas; que caminaran hacia una Justicia Universal (ni Estados Unidos ni Rusia han suscrito el pacto del Tribunal Penal Internacional); y que cesara definitivamente el embargo a Cuba (Trump) y la anexión forzada de Crimea (Putin). Esa sería una “cooperación constructiva” que el mundo sin duda agradecería.

La otra posibilidad, anclada en la turbia trayectoria de ambos mandatarios, nos situaría en un reparto de los beneficios de la globalización capitalista, de la que ambos autócratas son eximios representantes, a costa de los países que orbitan en su área de influencia. Esa salida endogámica supondría un mazazo para cualquier proyecto internacionalista que pivote sobre la justicia, la libertad, la solidaridad y los bienes comunes. Y podría iniciarse con mutuas y dolosas concesiones en esa esfera. Por ejemplo, que el imperio norteamericano se lavara las manos respecto a la ocupación violenta de una parte del territorio soberano de Ucrania, sanciones inclusive; y que el mastodonte ruso hiciera otro tanto respecto al pueblo de Cuba, dejándole al socaire de cualquier ególatra. El propio Edward Snowden no descarta que Trump y Putin se pongan de acuerdo para extraditarle. Entonces el Eje de la Trumputinlogia imitaría al que en los años veinte del pasado siglo sellaron Mussolini y Hitler, y sólo nos quedaría Europa para reinventar una sociedad civilizada que realmente merezca tal nombre.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter2Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Ni con los Clinton, ni mucho menos con Trump

antonio

Artículos Perecederos.

Antonio Pérez Collado.

Aunque nunca la globalización había sido tan global, resulta muy significativo que las contadas agencias que controlan la información planetaria sólo nos repitan machaconamente las noticias que al poder le interesa que conozcamos y ayudemos a difundir hasta la saturación. Y qué tema más propicio para convertirlo en noticia universal que las recientes elecciones de los USA, la todavía primera potencia militar, económica y cultural del mundo.

En nuestro país ha venido muy bien ese desplazamiento de las noticias hacia la metrópolis americana para no tener que abordar el caos (no la Anarquía) que vive la cosa política autóctona. Salvando las distancias que sin duda hay entre las realidades española y estadounidense, no se puede negar que las reacciones de los medios y expertos situados en esa ambigua posición que llamamos izquierda, ha sido muy parecida: en lugar de analizar las razones que ambos electorados pueden haber tenido para no dar su apoyo a las candidaturas teóricamente más progresistas, se han limitado a reprochar a los votantes naturales de la izquierda (trabajadores, inmigrantes, minorías étnicas y culturales, etc.) su falta de coherencia y su “traición” a los valores que, se supone, encarnan los partidos derrotados en ambos procesos electorales.

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Música y represión

Nota previa: Justo cuando estaba corrigiendo y a punto de terminar este artículo, me entero de un nuevo episodio represivo. En este caso contra las trece personas del grupo de rap La Insurgencia, en un marco de acción policial más amplia y que afecta también al colectivo Bukaneros de Vallekas. Quiero manifestar mi solidaridad con las personas afectadas, familiares y amig@s. Os envío ánimos y mi apoyo. Hoy más que nunca me siento insurgente.

 

Jesús Arteaga “Jipy” excantante de Skaparápid y cantante de Kanas Free ( Ulldtro)

jipy
Como decía el poeta:

“es amarga la verdad, quiero echarla de la boca”.

La música, la danza y el canto llevan milenios canalizando nuestras alegrías y esperanzas, liberando nuestras amarguras y penurias, dando rienda suelta a nuestras fantasías y utopías, contribuyendo a dar vida a las luchas liberadoras de todos los pueblos. Es a veces tan vital como el aire que respiramos 13 veces por minuto. El pueblo siempre canta: cuando trabaja, de fiesta, en la lucha.

Por otra parte, siempre hay quien ha puesto sus habilidades artísticas al servicio de las grandes fortunas y las diversas formas de poder que hoy tienen en nomina a grandes ídolos prefabricados babeando romanticismo y sumisión, cuando no, escupiendo ponzoña ideológica para contaminar los sentimientos y las emociones, vaya. Dos formas distintas de entender la vida y sus contenidos que a veces chocan, otras se rozan y muchas se confunden.

Pero no me voy a centrar en quienes endulzan o reverdecen unos valores que sirven para apuntalar de una forma u otra la desigualdad y la injusticia. Los hacedores del miedo, que se dedican a distribuir los palos y las hostias, no suelen tener como preferencia el dedicarse a cantar y bailar, excepto en las fiestas de las bodas o los himnos de los cuarteles,cuando rezan cantando o desfilan al ritmo de marchas militares

Al reflexionar sobre estos dos conceptos, música y represión, en principio me surgen distintos enfoques: ¿son antagónicos? o son perfectamente complementarios? ¿puede que las dos cosas a la vez?¿o puede que ninguna?

Sigue leyendo

ComparteShare on Facebook4.1kShare on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someonePrint this page

Ahora si que si….¡Viva quien vence¡

franjademieres

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz.

Con Pedro Sánchez en la Moncloa y Hillary Clinton en la Casa Blanca dormiría más tranquilo. Eso me convierte en un social-demócrata de mierda, de esos que son iguales que los peperos. Po bueno, po fale, po malegro. Las ruedas de molino para el que tenga estómago de hierro.

En Mieres del Camino, año 1934, ochobre, murió mucha gente en la revolución. Salieron hacía el futuro con armas precarias en las manos; el cargamento de Indalecio Prieto, escopetas y dinamita. En la mayor parte del país no pasó nada y hasta los más bocazas desaparecieron.

La alianza obrera se levantó contra un gobierno republicano dispuesto a nombrar ministros de la CEDA, lo más parecido al fascismo antes del nacimiento de la falange. Nótese que falange es una formación militar romana y que el “fascio” original, el musoliniano, era “di combattimento”. Armas de guerra. Preparando el 36.

Pocos años después millones de personas pasaron por debajo de las palabras mágicas forjadas en hierro del Ruhr. “Arbeit macht frei”;
El trabajo os hará libres. Libres como el humo. Trabajo para todos.

Sigue leyendo

El Portugal de Carlos Taibo

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

…barcos que pasan por la noche y ni se saludan ni conocen”
(Libro del desasosiego. Fernando Pessoa).

portugalQue un profesor de Ciencia Política, reconocido experto en la ex repúblicas soviéticas, consumado activista de los movimientos sociales, prominente divulgador de las amenazas del desarrollismo incontrolado y acérrimo defensor del decrecentismo, con más de cincuenta libros a sus espaldas traducidos a varios idiomas, publique un manual sobre el país vecino, a medio camino entre la guía sentimental, la crónica político-cultural y el ensayo histórico, resulta un gozoso acontecimiento que se calibra adecuadamente si aceptamos que nuestro maratoniano escritor aborda la tarea desde su talante de gallego comprometido, cosmopolita y nómada.

No es la primera vez en que Taibo dirige su atención a temas relacionados con la idiosincracia lusa, ese vecino a trasmano. De atrás vienen sus aportaciones en torno a la obra de Fernando Pessoa (Como si no pisase el suelo y Poesía de Fernando Pessoa) y otras cuestiones relacionadas con su cartografía (Galego, português, galego-portugês?). Pero lo notable de “Comprender Portugal” (Libros de la Catarata, 2015) reside en su empeño de hacer pedagogía ilustrada sobre un territorio humano que ha desarrollado su existencia entre el desdén español y la empatía galaica. Mérito de un agudo analista de la problemática de nuestro tiempo que, desde el extrarradio de lo académicamente correcto, lleva años socializando opiniones y consideraciones disidentes para mejor interpretar el mundo que habitamos.

Sigue leyendo

RNtv17. Represión

RojoyNegro TV

En Rojo y Negro TV queremos hablar de prisión, prisión preventiva, multas, detenciones y cazas de brujas. De policía, guardia civil, jueces, fiscales y también de la clase política y sus leyes mordaza. Hablamos de represión y de cómo la ejercen.

Participan en este programa:

– Ermengol Gassiot de CGT Catalunya
– Elena Ortega de Madres Contra la Represión
– Arantxa Flores de Comisión Legal Sol
– Oscar Reina del SAT.

Trump, porque tú lo has querido

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Un hombre es un voto, y una boina también”

(El portero de mi casa)

Para empezar dejemos claro que hablamos de votocracia, la versión espuria pero dominante de la democracia vigente, y de que el “tú” del título de este artículo es alegórico, como equivalente descriptivo del “nosotros”. Porque lo que ha ocurrido en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos hace tiempo que viene pasando en áreas más próximas. En la Hungría de Viktor Orbán; la Rusia de Vladimir Putin y con el referéndum del Brexit planificado en modo visceral, aparte de estar en la agenda del próximo año 2017 bajo el palio de las siglas del Frente Nacional Francés de Marine le Pen.

Pero no es el “retorno de los brujos”, ni hay una conspiración judeo-masónica, y mal haríamos en no verlo así. Los nuevos salvadores no llevan pistola al cinto, ni visten camisas pardas con correajes, ni siquiera levantan a la romana. Al contrario, son “unos de los nuestros”. Quieren privilegiar a los de casa frente a los extraños; denuncian las tropelías del sector financiero (las bolsas descontaron la victoria de Hillary Clinton); prometen seguridad en tiempos de zozobra, y compiten en las urnas con todas las de la ley. Abanderan, en fin, programas de corte nalcionalsocialista (¿le suena?), aunque en el lenguaje de moda se proclaman “patriotas” y representantes de “la gente” (¿le suena?).

Sigue leyendo

Everybody for Trump!

La Veranda de Rafa Rius

unnamed¿Por qué la gente que vota, vota lo que vota? He ahí la pregunta del millón que, tras muchos resultados electorales aparentemente insólitos, echa por tierra tantas veces y contradice sin piedad los más sesudos análisis demoscópicos previos. Y, por otra parte, ¿Qué importancia tiene en la práctica el que la gente que vota, vote lo que vota? He ahí la segunda pregunta que, siguiendo una secuencia lógica nos llevaría al premio de los dos millones, por lo menos.

En referencia a la primera cuestión, y hablando de las recientes elecciones estadounidenses -de resultado menos sorprendente de lo que algunos piensan- cabría señalar que muy probablemente resulte estéril el intentar dilucidar por qué tantos millones de minorías étnicas o mujeres, tan denodada y gravemente insultadas por el candidato, lo han apoyado con su voto ( ¿Women for Trump cuando saben de su confianza en que con su dinero ”les puede tocar el coño a las que quiera, cuando quiera”? , ¿Chicanos for Trump cuando los quiere echar a patadas?) Las razones últimas del apoyo electoral van mucho más allá de la lógica más elemental y se adentran en los inciertos campos de lo aleatorio, de lo difícilmente explicable con argumentos al uso. Pero, como de algo han de vivir los analistas políticos, se enzarzan en tan prolijas como inútiles disquisiciones acerca de las razones últimas de lo inexplicable. En una sociedad tan compleja como la estadounidense, los motivos son presumiblemente tan diversos y de tan difícil catalogación y verificación que sería perderse en especulaciones gratuitas el intentar desentrañarlos. Así que, seguramente sería preferible dar por buena la evidencia incontestable y pasar a la segunda cuestión que es la que en realidad nos implica.

Sigue leyendo

¡A buenas horas mangas verdes!

La Veranda de Rafa Rius

unnamedAhora que ¡Por fin! contamos con un “nuevo” y flamante gobierno de nuestro querido e inefable presidente Mariano Rajoy, parece que algunos de los más significados líderes de la autodenominada izquierda, han coincidido en una discreta autocrítica, señalando que en tiempos históricos muy recientes, esas autoproclamadas izquierdas se lo podían haber hecho algo mejor… Pues eso: ¡A buenas horas mangas verdes!

Siempre caen del guindo de sus estupideces cuando ya no hay remedio. Entretanto, se dedican afanosamente a descalificarse con las mayores burradas y a cerrar el paso a cualquier forma de posible entendimiento. Pedro Sánchez, hasta que fue descabalgado de la secretaría general, se había dedicado a repetir hasta el aburrimiento, el mantra del populismo de Podemos y su inaceptable filiación chavista y bolivariana; ahora Pablo Iglesias es su amigüito del alma y lamenta en entrevista famosa, no haberse dado cuenta cuando aún estaba a tiempo. Por su parte, Podemos, no había querido saber nada de un partido de la “casta” como el PSOE hasta que vislumbró la posibilidad de formar parte de un posible gobierno; desde entonces, no para de ofrecerse desinteresadamente para formar una coalición “de progreso”. Tal vez, las personas que se consideran de izquierdas no sean tan tontas y maleables como algunos quieren creer y bastantes de ellas, empiezan a estar más que hartas de tanto mamoneo.

Sigue leyendo

Añorando otro Suresnes desesperadamente

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Adiós Susana Díaz. Agur barones. Adeus diario El País. El muerto que vos matáis goza de buena salud. La pantomima e finita. El cadáver que la cúpula del PSOE velaba con rechifla desde el pasado primero de octubre se ha hecho carne y habita entre sus matarifes. Lejos de acabar con Pedro Sánchez utilizando todos los peores trucos del gremio (vulnerando los estatutos del partido e ignorando las firmas de la mayor parte de la militancia en favor de un Congreso Extraordinario), lo que los conspiradores han logrado es cebar en algunas mentes motivadas el despegue de un nuevo Suresnes.

La nueva conciencia popular despertada por la crisis inducida de arriba-abajo; el rotundo cambio de mentalidad generacional; y el hartazgo ciudadano ante una clase política endógena y caníbal, pueden ofrecer al extinto secretario general socialista la oportunidad de liderar el partido en la revancha. Aunque para anunciar algo nuevo, no basta con haber sido el primer secretario general del PSOE elegido mediante primarias. Hasta que no se demuestre lo contrario, Sánchez no ha remontado por sus méritos sino por los errores de bulto de sus adversarios dentro del partido y entre los emboscados de la Marca España, rey Felipe VI incluido.

Sigue leyendo

Jálogüin

La Veranda de Rafa Rius

th-2La transmisión de la cultura popular a través de las sucesivas generaciones se estructura en torno a una serie de condicionantes pocas veces inocentes. El hecho de que nazcan unas tradiciones, otras desaparezcan y otras aún se conserven durante siglos, tiene que ver en bastantes ocasiones con elementos azarosos pero en muchas otras está relacionado con una serie de factores que determinan su suerte. Entre estos factores, cada vez más, los de tipo socioeconómico se imponen sobre los de carácter puramente cultural. De la misma manera que la lengua inglesa se ha convertido en lengua vehicular universal por una serie de características intrínsecas del propio idioma (es relativamente sencillo de chapurrear aunque tan difícil de hablar bien como cualquier otro) pero sobretodo por su difusión a través del Imperialismo británico en el siglo XIX y del estadounidense en el XX, así también la cultura popular anglosajona se ha globalizado de tal manera a partir de la colonización económico-comercial de las grandes empresas transnacionales que en la actualidad, tal parece que forme parte de los ancestros culturales de cualquier lugar. En los próximos días vamos a poder disfrutar de una buena muestra de ello: se trata, como no, de la celebración de Halloween.

Sigue leyendo