Tipos infames

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Apostaron a la ruina de este país
y ganaron”
(De la película El Capital Humano)

Estos días hacer comparaciones entre aquel PSOE de la pana y los descamisados de Felipe González y Alfonso Guerra y este Podemos de Pablo Iglesias e Íñigo Torrejón supone casi un ejercicio de prácticas de tiro. Personalmente, después de haber apostado por semejante simbiosis (ver el capítulo “Podemos # trending topic” en el reciente libro colectivo “Hasta luego, Pablo”), tengo que dar un paso atrás. Nunca tan pronto González tiro por la borda sus promesas programáticas (derecho de autodeterminación, laicismo, republicanismo, salida de la OTAN, apoyo al pueblo saharaui; etc.) como lo está haciendo Podemos con las suyas. Apenas es nasciturus el nuevo partido de Iglesias (como la copla, su carisma tiene un color especial) y ya está hecho unos zorros (de la quita de la deuda a su reestructuración somera; la república no toca ahora; de la renta básica universal a la de inserción; la OTAN puede esperar; toros de entrada sí; frente a nacionalización de sectores estratégicos desprivatización parcial; jubilación a los 65 años y no a los 60; ítem más). Incluso al secretario general del PSOE la doma le costó un berrinche de congreso extraordinario y amagar con dejar huérfanos de liderazgo a sus seguidores.

Pero lo peor son los gestos de purpurina. Esa reluctancia paleta que los recién llegados a los salones demuestran cuando están a sus anchas. Aquel memorable “que pasen y coman”, que dijo la Duquesa de Alba cuando anunciaron la llegada de los periodistas. En esas ocasiones lucen lo mejor de sí mismos. Y eso precisamente es lo que acaba de perpetrar en el parlamento europeo Pablo Iglesias al acudir a saludar al rey Felipe VI con un pack de Juego de Tronos bajo el brazo. Apunta maneras, porque lo ha hecho un día después de 14 de abril, aniversario de la proclamación de la II República. De tamaña manera ha sido contraprogramado el histórico evento por el macho alfa de Podemos. Seguramente porque sabe que semejante osadía, desde la intimidad del sillón del psicoanalista, puede interpretarse como un gesto de maquiavelismo político. Al fin y al cabo, Santiago Carrillo, del que Iglesias se ha declarado profundo admirador, puso el listón muy alto cuando, rodeado de todo el Comité Central del PCE, convocó a la prensa nacional e internacional para declarar su inquebrantable adhesión la Monarquía del 18 de Julio un 14 de abril de 1977.

Sigue leyendo

Share

“Esfafurre” i les eleccions valencianes

La Veranda de Rafa Rius

veranda44Se’n recordeu d’aquelles regles mnemotècniques que féiem servir a l’escola per tal de recordar allò que no voliem que pegara a fugir del nostre cervell? Doncs, si voleu guanyar les properes eleccions a València, prengueu nota: “Es-fa-fu-rre”. La grolleria és lletja però útil. Conté les síl•labes inicials de : Esglessia, Falles, Futbol i Regionalisme (ben entés); eixes són les claus que obrin tots els panys electorals. Des de la meitat dels anys setanta, tots aquells que es dediquen a disenyar campanyes electorals ho saben ben bé.

És de sospitar que, a l’actual context polític, per a una bona part dels esforçats votants, l’elecció de la papereta adient està més relacionada amb qüestions sentimentals, emotives i més aviat inefables, que no pas en d’altres més lògiques i racionals. És més que probable que, tal com està el pati, si s’ho pensarem dues vegades, no aniriem a votar. Així que cal excitar les passions més profundes per tal de movilitzar el personal i fer-nos eixir de la mandra electoral provocada per uns partits que, amb cares noves, (no totes: ¡Siélos, Rita, perdona!) ens presenten els vells paranys de sempre.

Sigue leyendo

Share

El extraño caso de los espeleólogos despeñados

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

Desde que allá en los albores de la transición, Felipe González, entonces flamante líder del PSOE renovado, se hiciera la foto de la victoria en el campamento saharaui de Tinduf, en Argelia, hasta la última y estrafalaria prohibición de la presidenta de la Junta de Andalucía a su número dos, Diego Valderas de Izquierda Unida, para visitar los asentamientos del Frente Polisario, las relaciones con Rabat han estado dominadas por el chantaje y la represalia. La democracia española, gobernaran los socialistas o los conservadores, siempre ha sido complaciente con los deseos de los soberanos marroquíes. El arranque de esta sumisión está en aquella “marcha verde” de 1975 que humilló al feroz ejército franquista y cuya imprevisible coz se utilizaría luego como “botón de pánico” para eliminar la ruptura política de la hoja de ruta de la oposición de izquierdas.

Por eso, la inexplicable tardanza en auxiliar a los espeleólogos españoles atrapados en el Alto Atlas, con el resultado de dos muertes posiblemente anunciadas, debe ponerse bajo sospecha a la luz del tradicional comportamiento mafioso de las autoridades marroquíes. Solamente la tutela preferencial que Estados Unidos otorga a Mohamed VI, como antes hiciera con su padre Hassan II, debido a la situación estratégica de ese país en la boca del Mediterráneo, explicaría la actitud disciplinada de Madrid ante los reiterados gestos de hostilidad de su vecino del sur, Perejil aparte. Eso y el hecho de mantener en su territorio las ciudades de Ceuta y Melilla, de facto dos enclaves-militares que cuestionan el derecho internacional.

Sigue leyendo

Share

Operación Piñata: apatrullando la ciudad

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz.

Periódico Diagonal

El subsecretario cuñado descuelga el teléfono naranja, volamos sobre Castellón, y pregunta monótono al asesor mamandurria sobre detenciones, registros y redadas. Hoy toca anarquistas. Los anarquistas funcionan como un cañón a la hora de asustar a las gentes de orden, dentro de un orden. Vienen de serie con una bomba incorporada, negra, redonda y con la mecha humeante.

El subsecretario se saca la chorra frente al espejo del vestidor.

–Mira, mamá, estoy en la cima del mundo. Persigo anarquistas que aterrorizan la patria. La tía Enriqueta se equivocaba. No era cierto que me faltara una patatina para el kilo. Aquí estoy. Tengo chofer, asiento en el palco del Bernabéu, tarjetas de colores, cuatro trajes de nada y un bonobús Madrid-Andorra. Y, mira Luisito, el del cuarto, tanto que estudiaba. Interino de griego en un instituto de las Hurdes.

El becario de la universidad de Navarra recita el informe somnoliento y, aún así, sobreactuando. Material incautado, acusaciones, notas de prensa. El terrorismo anarquista se vende solo, oiga, nos lo quitan de las manos.

Sigue leyendo

Share

Del bipartidismo imperfecto al duopolio asimétrico

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Las batallas hay que darlas. Se ganan o se pierden.
Pero hay que darlas. Eso nos significa”
(José Luis Sampedro)

Cuando las calles echaban pestes de la clase dominante, los cálculos más exigentes daban por hecho que la revuelta ciudadana se llevaría por delante al bipartidismo dinástico reinante, tal era la identificación entre las políticas austericidas y el régimen del 78. Pero a día de hoy, con un activismo social que en buena medida ha sido represado hacia expectativas institucionales golosinado por los “partidos de la gente”, aquel veredicto parece exagerado. Ahora todo indica que vamos a pasar de un tablero político exclusivo de dos en raya (PP-PSOE), con afluentes por los lados (CiU-PNV), a otro con idénticos comodines sistémicos pero auxiliados por las formaciones emergentes (Podemos-Ciudadanos). Cambiar algo.…

Descartada la ruptura por imperativo legal, lo que viene a continuación es un continuo cambio de cromos (te doy para que me des) entre los agentes implicados, en un escarceo que se anticipa de concurrencia ideológica moderada a dos bandas. El cada vez más declinante Partido Popular necesitará la ayuda de los nuevos conservadores que lidera Albert Rivera y, por el flanco opuesto, el balbuceante PSOE requerirá la colaboración de los progresistas de última generación que apadrina Pablo Iglesias, ahondando estos últimos en la vía ya abierta durante la reunión secreta entre los dirigentes de Podemos y el tándem Zapatero- Bono. Mal comparado, sería pasar de lo que supone la integración vertical a nivel empresarial a una integración horizontal. La competencia, tanto en el mercado económico como en el político, es tan solo un eslogan. A su manera, el oligopolio representa un endemismo del sistema.

Sigue leyendo

Share

La realitat de l’atur i la desprotecció social

CGT València

Des del poder polític i des del poder econòmic, en aquests temps d’emergència social i desprotecció jurídica dels drets i les llibertats de la majoria social, retorcen la realitat de manera menyspreable i, qualsevol resultat quantitatiu en les xifres de l’atur, és “manipulat mediàticament “com un” fita històrica “. Així succeeix des de fa ja més de 6 mesos, quan es va declarar “oficialment que … la crisi s’ha acabat ….”

Al març, segons les xifres oficials dels serveis públics d’ocupació, crea ocupació en “160.579” persones afiliades més que el mes anterior i va baixar l’atur a “60.214” persones.

Amaguen no només les xifres globals i interrelacionades (llocs de treball, tipus de llocs de treball, persones aturades inscrites i persones aturades que s’esborren, desafiliadas del sistema, hores que es treballa -a milions- i no es paguen, contractes escombraries i jornades escombraries, etc. ), sinó que alhora menteixen respecte a la realitat ia la percepció de la mateixa que té la majoria de la societat.

Sigue leyendo

Share

Escuela de negocios: la carcoma

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Hay dos culturas empresariales. Una es casta, la otra quiere contribuir al bienestar social, como la familia Botín en el Banco de Santander”
(Jesús Montero, líder de Podemos-Madrid)

España, que es un páramo académico, científico e intelectual, como recuerdan todos los años los rankings universitarios, descuella sin parangón en el ámbito de las escuelas de negocios. En el tramo de las elitistas Business School (IESE, ESADE, EADA, etc.), esa fábrica de presuntos delincuentes de cuello blanco, donde se foguearon Iñaki Urdangarín y Diego Torres rompemos el molde. Por eso ahora, bajo el patrocinio de la gran banca, autoridades académicas e institucionales, han decidido hacer de todos los campus un inmenso tablero de Monopoly.

Estamos imitando el modelo educacional americano a pasos agigantados bajo el palio de una presunta modernización para la competitividad. Y no solo en lo referente a la comida basura. La saga es ambiciosa: vivienda basura, trabajo basura, sanidad basura y ahora universidad basura. Para las clases bajas, porque los sectores más acomodados pueden permitirse el lujo de comprar los servicios y prestaciones que deseen. Tanto tienes, tanto vales. De esta manera se consigue que la tan cacareada movilidad social sea en realidad un coto para la inmunidad de las elites en el poder.

Sigue leyendo

Share

Unidad de acción electoral de la izquierda

La Veranda de Rafa Rius

verandaurnaHace ya meses que se vienen oyendo voces diversas que desde distintos ámbitos resaltan lo imprescindible que resulta, en estos momentos quizás más que nunca, la generosidad, en todos aquellos grupos que se postulan de izquierdas. El dejar de mirarse el ombligo y consensuar entre todos un programa de mínimos que permita presentarse a las dichosas elecciones con una sola papeleta. Como era de temer y de esperar, una vez más no va a poder ser.

Y cuando digo todos, quiero decir todos. No valen explicaciones que suenan a excusas acerca de lo enriquecedor de la diversidad o de lo negativo de formar parte de una sopa de letras. Eso podemos dejarlo para más adelante. Si de lo que se trata es de neutralizar las políticas depredadoras de la derecha mediante unas elecciones, sólo vale la unidad total.

Sigue leyendo

Share

Calen noves institucions municipalistes

Procés Embat

Un article d’Ivan Miró // Sociologia urbana, moviments socials, economia cooperativa // Publicat al núm. 135 – març 2015, de la revista Carrer (Federació d’Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona), dins el Dossier: Moviments socials i política.

Si volem transformar substancialment l’estructura política i econòmica de la ciutat, és un error pensar que un canvi de correlació de forces partidistes en el sí de les institucions municipals podrà, per si sol, fer front a les resistències que oferiran els gestors del capitalisme metropolità a la democratització urbana. Per tant, la tasca actual dels moviments socials barcelonins, i sobretot la tasca de les classes populars urbanes, no és delegar la seva potència política a les candidatures, sinó acompanyar l’actual procés de canvi amb la constitució de noves institucions sociopolítiques municipalistes.

Sigue leyendo

Share

Pistoleros públicos

La Veranda de Rafa Rius

verandapoliEn Cataluña, desde principios del siglo XX y especialmente tras el final de la 1ª Guerra Mundial y el conato de Revolución Industrial que se vivió en aquellos años, se desarrolló una autentica guerra social entre los obreros organizados en la CNT y el llamado Sindicato Libre de la patronal. Ésta, aunque contó con la inestimable y entusiasta colaboración de los aparatos represivos del Estado, encabezados por el criminal Gobernador Militar Martínez Anido, tuvo que pagarse de su bolsillo las bandas de sicarios que asesinaban sindicalistas por las calles de Barcelona.

Demos un salto en el tiempo. En nuestros días está rebrotando el conflicto social en multitud de iniciativas de resistencia y lucha popular frente al ataque frontal a nuestra dignidad. La diferencia es que ahora la patronal no tiene que gastarse un céntimo contratando sicarios. Los esbirros que nos agraden a cambio de un salario manchado de mierda, los pagamos entre todos nosotros. Apoyados en leyes a la medida, son las propias fuerzas represivas del Estado las que, in situ, asaltan, golpean, juzgan y condenan. Y si por un improbable azar, el incidente llegara al terreno judicial, siempre pueden mentir impunemente porque ante el juez, el valor de su palabra siempre será superior al de cualquier ciudadano de a pie.

Sigue leyendo

Share

Ya somos delito: los juegos del hambre

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

A punto de entrar en el cuerpo a cuerpo electoral que dibujara el nuevo mapa político nacional, regional y municipal de los próximos cuatro años, el Partido Popular en el gobierno acaba de lanzar un órdago para contentar a los halcones de la formación. Pero no se trata solo de una concesión para consumo interno. Con la aprobación de las “leyes mordaza” (son tres en esencia y una en persona) el ejecutivo manda también un mensaje a los poderes fácticos compinchados (económicos, financieros, mediáticos, empresariales e institucionales) que sentían amenazados sus privilegios. El relanzamiento del activismo social, la disidencia pública y las movilizaciones ciudadanas de rechazo por los ajustes y recortes impuestos por la Troika inquietaban su statu quo. De esta forma culmina el ciclo que caracteriza a todos los periodos reaccionarios: a las involuciones sociales y económicas siguen graves afrentas en derechos y libertades.

Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, la última reforma del Código Penal y la modificación del Pacto Antiterrorista (este último en comandita con el PSOE), los tres rejonazos aprobados a iniciativa del rodillo popular, constituyen la herencia que dejará Mariano Rajoy a las nuevas generaciones. Seguramente en penitencia por haber vivido por encima de sus posibilidades, a decir de los grandes figurantes. A partir de ahora el Estado de Derecho estará a lo que mande el Estado Policial que lleva dentro, confirmando que lo “llaman democracia y no lo es”.

Sigue leyendo

Share

Mediaset; La dictadura perfecta

Desde la franja de Mieres. Abel Ortiz.

Dice Mediaset, o alguno de sus bien pagados fontaneros, que ellos quieren informar y no formar. Es una soplapollez muy del gusto Mariano. Cuanto más inverosímil es una excusa de tahúr, más explicaciones cantinflescas permite. Si quisieran informar no habrían anunciado Bankia, que pagaba su publicidad con dinero público para engañar a sus clientes, ni habrían hecho el ridículo haciendo la pelota a los simpáticos corruptos que han paseado su infecto culo por los lodazales de la dictadura perfecta berlusconiana o florentina. Ni habrían permitido a los legionarios patibularios de la mierda de los medios de comunicación disparar armas toxicas, maruhendina o cualquier variante de los mormones patrios, contra la población indefensa. Por eso han despedido a Cintora.

Sigue leyendo

Share

El péndulo, la urna y el nacional-andalucismo

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Y así pasan los días, y yo desesperando,
y tú, tu contestando; quizás, quizás, quizás”
(Canción popular)

¡Qué fastidio! ¡Qué hartazgo! Otra vez al molino la burra vuelve y la cebada al rabo. Pasan los años y las generaciones; los equinoccios y los solsticios; se suceden las mareas y los plenilunios, y parece que no aquí madura no es de recibo. Faltos de experiencia propia, huérfanos de responsabilidad directa, otra vez el personal descubre el ritual electoral como única dispensa. El péndulo político recobra su tradicional ritmo como marcapasos de nuestra dependencia, mientras las urnas resplandecen sublimando afanes y expectativas.

El resultado de las recientes elecciones andaluzas tiene un sesgo decepcionante que evidencia la dificultad para cambiar las creencias de la gente sencilla. Como señala en un sagaz artículo Pedro Antonio Honrubia “ni Eres, ni cursos de formación, ni Chaves, ni Griñán, ni 34% de paro, ni recortes en sanidad, educación, ni ser el pueblo con las peores condiciones socioeconómicas del Estado, ni nada de nada de los muchos argumentos similares que se podrían añadir, a la hora de la verdad, el PSOE se mantiene como fuerza hegemónica de la izquierda -y, por ende, de la política- andaluza”.

Sigue leyendo

Share

Apuntes sobre las elecciones Andaluzas

La Veranda de Rafa Rius

veranda vota(Recordando a Moncho Alpuente)

• Según Schopenhauer, la risa se produce ante la constatación de la incongruencia entre el pensamiento y la realidad.

• Según Humberto Eco el humor nos libera del miedo y la ausencia de
miedo nos libera de la Religión.

• El humor es el afán por comprender y nos invita a mirar el otro lado de las cosas.

• El humor nos ancla a la realidad inmediata y nos hace ver la nobleza de lo ridículo y la ridiculez de lo noble.

• La persona seria está convencida de que piensa las cosas tal como son y que las cosas son tal como las piensa.

Sigue leyendo

Share

Principios versus corrupción

Enric Tarrida

El sindicalismo más necesario que nunca

Cualquier organización o colectivo humano esta expuesta a que uno o varios de sus miembros tengan un comportamiento ilícito, ilegal, deshonesto. Y siendo así, no es justo ni procedente responsabilizar y/o culpabilizar al resto de personas de dicha asociación, ni tampoco a la organización a la que pertenecen.

Esto tiene poca discusión, pero acto seguido hay que dejar claro que los casos de corrupción que estamos contemplando cada día no tiene nada que ver con esto.

Las actuaciones deshonestas de partidos políticos, sindicatos mayoritarios, patronales, empresarios, banqueros, etc. nos evidencian que estamos ante algo que esta enraizado en nuestra sociedad, estamos ante una realidad que no responde a actuaciones espontaneas, individuales y esporádicas, sino de prácticas habituales que han podrido de arriba a abajo todas las instituciones, y han calado de modo profundo en nuestro modelo social.

Sigue leyendo

Share

Telegrama de Andalucía: la ilusión de todos los días

El Vaivén de Rafael Cid

Rafael Cid

Rafael Cid

“El electorado se está desplazando, llega la trashumancia”
(El Roto)

Si el éxito de unos consiste en el fracaso de otros, entonces sí, Susana Díaz ha ganado las elecciones autonómicas en Andalucía. Pero si lo que queremos reflejar es un cómputo neto, independiente y objetivo, con referencia a un punto de partida, el veredicto es diferente. Y solo se puede calificar aquel de victoria desde la óptica errática de cuanto peor mejor. Veamos.

El PSOE-A ha logrado 47 escaños en los comicios del 22-M, los mismos que ya tenía y había sacado en los comicios de 2012, los peores resultados de todo a su historia en esa comunidad, o sea en los 33 años que lleva gobernando allí en régimen de monopolio (la última experiencia con IU es la excepción que confirma la regla).

Pero esos 47 diputados, constantes y sonantes, tienen un ligero lastre en cuanto a porcentaje de votos y número de votantes. El partido liderado por Susana Días se ha desangrado en 161.791 votos respecto a 2012 (de 1.570.833 a 1.409.042), lo que en términos relativos representa una bajada de 4,03% (del 39,46% al 35,43%).

Sigue leyendo

Share

Los anarquistas

Moncho Alpuente. CNT

Los anarquistas son como las chinches, viven agazapados en las costuras de la sociedad, son prácticamenter invisibles hasta que un día, mejor una noche, abandonan sus madrigueras y atacan a los indefensos humanos que están a su alcance, saltan de los colchones y con sus picaduras soliviantan el merecido descanso de los trabajadores.

Sigue leyendo

Share

Corral

La Veranda de Rafa Rius

veranda20Nunca he entendido por qué le llamaban “corralito” a lo de Argentina, no sé a que viene el diminutivo cuando dejó a medio país en la ruina. Cuando un banco bloquea sus depósitos porque se desata el pánico entre los clientes y no puede hacer frente a los reintegros solicitados, eso es un corral en toda regla, con sus animales convenientemente estabulados, sin poder salir y rodeados de mierda, mucha mierda.

El penúltimo corral nos lo ha proporcionado el Banco Madrid, filial de la Banca Privada d’Andorra. Al parecer existían fundadas sospechas de que -¡Oh sorpresa!- se estaba utilizando para blanquear fortunas procedentes de actividades delictivas. Lo que sigue es de manual: en cuanto se divulgó la noticia de la investigación, los clientes acudieron en masa a por su dinero y el banco, de acuerdo con la autoridad monetaria, se vio obligado a bloquear las cuentas, limitando los reintegros a los consabidos 100 000€. Y no es que uno sienta precisamente empatía y compasión por los usuarios de un banco que no te abría una cuenta por menos de 300. 000€, cantidad estratosférica para la inmensa mayoría de habitantes de un país hundido en múltiples precariedades.

Sigue leyendo

Share

Cárcel para los representados, impunidad para los representantes

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Sin la justicia, ¿qué son los reinos sino bandas de ladrones?”
Agustín de Hipona

La condena a 3 años de cárcel impuesta a ocho de los activistas que entre una multitud protestaron ante el Parlament por las políticas antisociales promulgadas para sufragar la crisis provocada por el sistema financiero es un prueba del modelo de justicia reversible imperante en el reino de España. Una nueva expresión de la “ley del embudo”, ancha para los poderosos y estrecha para el pueblo, que ha alcanzado su máximo exponente en esta vergonzosa sentencia del Tribunal Supremo (TS) que rectifica de plano el anterior fallo absolutorio emitido por la Audiencia Nacional. Ni Hacienda somos todos ni la Justicia es igual para todos; hay paraísos fiscales, atajos judiciales, pasadizos secretos y puertas giratorias.

Se trata de una justicia de parte, justiciera, que reprime la legítima indignación de los representados ante un acto de traición institucional y democrática por parte de una clase política que ha obtenido su status representativo con promesas programáticas luego violadas olímpicamente “por imperativo legal”. Pero lo sucedido también pone de manifiesto la vigencia de una justicia oportunista al servicio de los poderes fácticos, como demuestra el hecho de que en un lapso de pocas semanas el más alto tribunal de la nación se haya pronunciado en dos casos sucesivos en sentidos totalmente opuestos. Por un lado, anulando la libertad de los manifestantes decretada por la AN, y por otro desmintiéndose a sí mismo al rechazar a posteriori una denuncia sobre paternidad atribuida al Rey Juan Carlos I, anteriormente admitida a trámite. El hecho de que ambos asuntos fueran debatidos en salas distintas no quita venalidad al disparate.

Sigue leyendo

Share

“El rechazo de las fallas y de la cultura popular fue un error grave de la izquierda”

Entrevista al sociólogo Gil-Manuel Hernández

Enric Llopis. Rebelión

Entre el 15 y el 19 de marzo se celebra en Valencia la fiesta de las fallas, de remotos orígenes (probablemente a mediados del siglo XVIII) cuando el gremio de carpinteros quemaba los “trastos” en una hoguera, en vísperas de la festividad de San José (19 de marzo). Han pasado centurias y la burguesía local (a finales del XIX), la dictadura franquista, los gobiernos de la Transición y el PP (en los últimos 25 años) han domesticado la fiesta y cercenado buena parte de su punta satírica y transgresora. Aunque también la izquierda autóctona, sobre todo la de cariz nacionalista, rechazó durante mucho tiempo el acercamiento a esta fiesta popular, recuerda Gil-Manuel Hernández, profesor del departamento de Sociología de la Universitat de València.

Hoy las fallas se enfrentan al reto de recuperar su esencia, lo que intentan algunas comisiones (con formas innovadoras en los monumentos, teatro o “llibrets”), y sobre todo algunas iniciativas como la “Intifalla”, las “Falles Populars i Combatives”, y otras en los barrios de Benimaclet y el Cabanyal. Gil-Manuel Hernández se muestra crítico con la “corrección política” de las fallas actuales, en las que la gracia y el ingenio han sustituido a la sátira. Habla de una “crítica evaporada”. El sociólogo es autor de “Focs de falla. Articles per al combat festiu”, “Falles i Franquismo a València” y “La festa reinventada. Calendari, Política i Ideología en la València franquista”. Al margen de la temática fallera, es autor de “Ante el derrumbe. La crisis y nosotros”, uno de los autores de “La cultura como trinchera. La política cultural en el País Valenciano (1975-2013)” y ha participado en el libro colectivo “La ciudad pervertida. Una mirada sobre la Valencia global”.

Sigue leyendo

Share

Más allá del comisario Villarejo

Rafael Cid

Rafael Cid

El Vaivén de Rafael Cid

“Teníamos razón, pero por motivos equivocadas”
(Arthur Koestler)

El comisario Villarejo no es el literario detective Carvalho de Vázquez Montalbán, ni mucho menos el rudimentario Plinio de García Pavón. No está solo ante el peligro ni ante su conciencia. Su reino es el Estado y actúa a la orden de sus superiores jerárquicos. Por eso lo pertinente no es debatir sobre “el caso Villarejo”, héroe o villano según las ópticas e intereses, sino sobre si en España actúa a la sombra de las instituciones una policía política. Algo sé de lo que hablo. Conocí al hoy comisario Villarejo, y a otros Villarejos parecidos, durante mis años de actividad profesional como periodista de investigación. E insisto, hay que dejar de mirar al dedo y poner la atención donde el índice señala el butrón. ¿Cabe en una democracia una policía política que, como argumentó en errática ocasión Felipe González, defienda a la sociedad desde las cloacas del Estado?

En el ADN de la transición, una democracia legada por una dictadura, es donde hay que indagar la causa de muchos de los quebrantos que nos asolan hoy. Entonces se aceptó como “mal menor” el continuismo de un régimen que era la corrupción químicamente pura, y disponía de la vida, la dignidad y la libertad de las personas como una “unidad de destino en la universal”, En ese sistema, ni la policía ni la ley estaban al servicio de los ciudadanos sino al del partido único. Suponía, pues, un modelo autoritario-totalitario (según las tornas) de convivencia todo por la patria.

Sigue leyendo

Share

Vileza

La Veranda de Rafa Rius

veranda20Las flaquezas humanas son innumerables. Entre las más miserables, entre las más imperdonables, se encuentra sin duda la delación. En las más diversas culturas, en los tiempos más distantes, el chivatazo siempre ha sido denigrado y considerado entre las prácticas sociales más execrables. Su rechazo ha sido unánime no sólo entre los perjudicados sino incluso entre los supuestos beneficiarios de la información.

Sin embargo, desde que el cónsul romano Quinto Servilio Cipión mandó ejecutar a los asesinos de Viriato pronunciando la famosa y seguramente apócrifa frase “Roma no paga traidores” hasta ahora mismo con nuestro bienamado ministro Montoro y su lucha denodada por dignificar la hacienda pública, las cosas han cambiado significativamente. Hasta no hace mucho, la revelación de secretos ajenos era socialmente considerada como una práctica repugnante y vergonzosa. Ahora, en cambio, tal parece que no. En el año 2014 el Ministerio de Hacienda recibió hasta 5 000 denuncias de particulares referidas a presuntos delitos fiscales de las que se derivaron 1000 sanciones. Huelga decir que entre los sancionados no se encontraba ninguna de las grandes constructoras benefactoras del PP, empresas del IBEX 35 o propietarios de SICAV.

Sigue leyendo

Share